24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Sa Llagosta: La elegancia de la caldereta menorquina

El pueblo de Fornells, al norte de la isla de Menorca, se ha convertido, sin duda, en la capital gastronómica de la isla. Los pescados y mariscos forman parte de una tradición culinaria en la que destaca el trato que se da a la langosta del mediterráneo (Palinurus elephas): ese crustáceo de caparazón espinoso y punzante, de color rojo y de hábitos nocturnos, que vive en las costas rocosas. La langosta y especialmente su preparación en caldereta atrae a una legión de incondicionales que suspiran por tan delicioso manjar.

“La langosta y especialmente su preparación en caldereta atrae a una legión de incondicionales”

En el principal tratado de cocina menorquina escrito por Pedro Ballester en 1923, se define a la caldereta de langosta como un plato que no es ni la bullabesa de Marsella ni la caldereta de Gijón, sino como la comen los pescadores a diario, haciéndola con poco caldo en el que cada uno moja su trozo de pan.

Es un plato de temporada que coincide con el levantamiento de la veda de pesca de este crustáceo y que va del 1 de abril al 31 de agosto, siempre bajo el atento control de la cofradía de pescadores de Fornell.

Pasión por la caldereta de langosta

Mi pasión por la caldereta de langosta me ha hecho recorrer multitud de restaurantes en los que he probado recetas desde muy sencillas y deliciosas hasta algunas extrañamente sofisticadas. En Mallorca he disfrutado de algunas realmente extraordinarias como la que probé en el restaurante La Lonja del Puerto de Pollença hace años, la del desaparecido restaurante de Alfonso Robledo en Cala Nova, y el Celler Sa Sinia en Portocolom. En Ibiza es imprescindible la de Can Pujol en San Antonio. Ahora, en Menorca, fui directo a Fornells a degustar la que para mí es la mejor caldereta de langosta en España: la preparada en el restaurante Sa Llagosta.

Caldereta de Langosta

 

“Ocupa una antigua casa de pescadores de dos plantas situada frente a la preciosa bahía de Fornells”

El restaurante con casi 20 años de andadura ocupa una antigua casa de pescadores de dos plantas situada frente a la preciosa bahía de Fornells. El ambiente es muy acogedor, las salas están adornadas con motivos marineros y la estructura de los techos soportadas por vigas de madera, lo que le otorga un sabor especial.

Interior de SaLlagosta

También disponen de mesas en la calle, bajo entoldado, que permiten disfrutar de la brisa marina. 

 

Pescados de la isla

El Chef, David de Coca, presenta una carta corta de tradición marinera, basada en los pescados de la isla y especialmente la langosta en todas sus versiones: en caldereta, salteada, alioli, ceviche, con huevos, a la brasa, encebollada, a la andaluza, ...

Sepia con salsa Kimchi

Su creatividad, formada con cocineros como Arzak o los hermanos Roca, le permite ofrecer entrantes realmente sugerentes, como el delicioso salmorejo con aguacate y arenque ahumado, el empedrat de Quinoa y calamar con pesto o la asombrosa sepia con salsa de Kimchi. Esta famosa salsa coreana, de col fermentada, levemente picante, es un ejemplo de novedosa fusión con la cocina menorquina.

“Su creatividad, formada con cocineros como Arzak o los hermanos Roca, le permite ofrecer entrantes realmente sugerentes.”

Y por fin llegó la caldereta, la reina de la casa. Y ahí apareció, humeante y aromática, pidiendo bocas golosas que la disfrutarán. ¡¡Y tanto... que sabor!! Cada cucharada de caldo era un respiro de satisfacción. Acompañada de tostas de pan payes, su intenso sabor y su elegancia dejó imborrables recuerdos en el paladar.

“Y ahí apareció, humeante y aromática, pidiendo bocas golosas que la disfrutarán.”

La langosta, de punto de cocción intachable, resultó deliciosa, de carne tersa y yodada. Sin duda alguna, solo por probar esta joya de la cocina menorquina, merece la pena visitar esta casa.

Postres sugerentes

Los postres son realmente sugerentes como la tarta al whisky, realizada sobre una exquisita crema de tocinillo de cielo, un bizcocho suave y esponjoso de almendra y helado de Laphroaig, este último, falto de intensidad con respecto a la composición del plato.

Tarta al Whisky

La carta de vinos confeccionada por Mónica Cortassa no es extensa, pero ofrece referencias interesantes, sobre todo en blancos y espumosos, algunos a precios más que razonables.El servicio es joven, moderno, muy completo y atento a todas las mesas del restaurante.

“El servicio es joven, moderno, muy completo.”

Cuando dejábamos Sa Llagosta y paseábamos a orillas de la Bahía de Fornells, había entrado ya la noche. Veíamos llegar y salir barcos de sus pantalanes. Pensamos que seguramente alguno de ellos, traía en sus bodegas maravillosas langostas de su costa, para seguir haciendo felices a los visitantes de esta maravillosa isla.

 

 

Restaurante SA LLAGOSTA

Gabriel Gelabert, 12

07748 Fornells (MENORCA)

Tel. 971 376 566

 

Horario: 13 h a 15.30

               19.45 a 23 h

 

No cierra

Admite reservas. Sin servicio de aparcacoches.

COMPARTIR: