01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Están bajo sospecha la vicesecretaria jurídica de la formación Marta Castro y el excoordinador del grupo parlamentario en Andalucía Nicolás Gutiérrez

Más líos en Vox: La Justicia investiga a miembros del partido de Abascal por falsificación de documento público

Vox se enfrenta a una alta disidencia y a causas judiciales.
Vox se enfrenta a una alta disidencia y a causas judiciales. / Facebook de Vox España
Vox acumula numerosos problemas internos repartidos a lo largo de su estructura territorial. Las denuncias de la falta de democracia interna en el partido son numerosas y los ceses y dimisiones una constante. La justicia también investiga a la vicesecretaria jurídica de la formación de ultraderecha, Marta Castro, y al excoordinador del grupo parlamentario en Andalucía, Nicolás Gutiérrez, por un presunto delito de falsificación de documento público.

La inestabilidad interna de Vox va en aumento cada día. El rotundo fracaso en la moción de censura contra el Gobierno, que dejó a la formación aislada en el Congreso de los Diputados, ha sido el revés más mediático para el partido de ultraderecha, pero los problemas no dejan de acumularse por toda su estructura territorial. Queda patente con las cada vez más habituales polémicas a la hora de celebrar primarias, hasta el punto de que en Alicante, Jaén y Málaga el comité electoral de Vox ordenó anular el resultado y repetirlas.

Lo cierto es que el control desde Madrid es total y destituye a cualquier cargo provincial que amenace con desviarse de la línea marcada en la capital. Según ha adelantado El Español, Vox planea destituir en los próximos días a Antonio Corrales, concejal y líder de la formación en Valdemoro. De hecho, el político se encontraría bajo presiones para que también deje su acta de concejal y renuncie a continuar como ‘no adscrito’.

Otra de las provincias donde la estructura ultra se encuentra en ebullición es Alicante. Allí se impuso como líder Ana Vega después de que el comité electoral de Vox mandara a repetir las primarias tras las denuncias de un ‘pucherazo’. El fraude fue denunciado por Pascual Moxica, a la par que se daba de baja del partido por no lograr los avales necesarios para liderar una candidatura para la dirección provincial. Vega fue nombrada a dedo por Madrid como presidenta de la gestora y se impuso también en el proceso de primarias antes de que se debiera de repetir. Sin embargo, se descubrió que empleó cargos orgánicos e institucionales en la recogida de avales y usó la sede el partido para su propia campaña, por lo que el comité electoral no tuvo otro remedio que actuar.

Pepe Bonet. 

Ahora, ha trascendido la absoluta falta de apoyos por parte del partido que está sufriendo en Alicante Pepe Bonet, segundo concejal de Vox en la provincia. El político acudió el pasado viernes a una manifestación contra el vertedero ilegal de Fontcalent y estuvo completamente solo. No contó con ningún apoyo institucional de Vox ni tampoco apareció el portavoz del grupo, marido de Ana Vega. De hecho, Bonet se sacó una foto con un disidente de la formación en Alicante, Guillermo Trancón, quien dejó Vox Alicante por oponerse a la línea de Vega. La escena escenificó una brecha completa en la formación.

Catarata de dimisiones por desacuerdos internos

La dimisión de Trancón no es un hecho aislado. En otras provincias, numerosos cargos de Vox han decidido dejar el partido ante el desacuerdo con las decisiones provenientes de Madrid. Lo hizo Alba Peña, de la gestora del partido en Murcia. También el coordinador del partido en Fuerteventura, Álvaro Sanz del Campo, denunciando el desprecio a la militancia. En Sevilla dimitió la presidenta, María José Piñero, lamentando, como otros dimisionarios, la actitud de Vox a nivel estatal. Son solo algunos nombres que se suman a numerosas dimisiones que protagonizaron importantes cargos de la formación el año pasado, como la de los presidentes provinciales de Zamora y Albacete.

La situación ha llegado a tal punto que, tal y como adelantamos hace semanas en Elcierredigital.com, algunos miembros de Vox, entre los que se encuentran Sayde Chaling Chong, de la formación en Barcelona; Alfonso Galdón, y Julio Bueno, de Vox Murcia; Ignacio Pozo García, de Vox Granada; María Isabel Moreno Carvajal, de Vox Toledo; Manuel Pérez Paniagua, de Vox Sevilla; Pascual Mónica Pruneda, de Vox Alicante y Juan García Santandreu, de Vox Valencia, presentaron un documento para denunciar una serie de presuntas irregularidades en aquellas provincias que se ha abierto un proceso de selección de candidato.

En el manifiesto acusaban al partido ultraderechista de falta de principios democráticos. En estos procesos de elección no se ha respetado la independencia y neutralidad de las diversas candidaturas y tampoco se ha contemplado la reserva del contenido de sus resoluciones y la confidencialidad de los datos personales del censo electoral y sus votaciones. Con esta forma de actuación la formación verde ha decidido silenciar las voces críticas que emergían en su seno, tal y como apunta el escrito de denuncia al que este medio ha tenido acceso.

La máxima responsable jurídica del partido, investigada

Otro de los flancos en los que Vox tiene serios problemas es el judicial. La vicesecretaria jurídica de Vox, Marta Castro, y el excoordinador del grupo parlamentario en el Parlamento de Andalucía, Nicolás Gutiérrez, están siendo investigados por un juzgado de Sevilla. El motivo es un presunto delito de falsedad en documento público. Ambos tendrán que acudir a declarar el viernes 13 de noviembre. Se trata de otro mazazo para el partido, sobre todo en relación con Castro, la máxima responsable jurídica de la formación y quien se encarga de las querellas contra Vox.

Marta Castro | VOX

Marta Castro.

Todo empezó por una denuncia de un exasesor legal del partido, quien exigía el pago de una cantidad de dinero por sus servicios. No obstante, Vox le informó de que esa cuantía no le correspondía ya que había sido despedido previamente. Cuando la formación aportó el burofax con la carta de despido, el denunciante aseguró que dicho documento había sido creado en el acto.

Y si no eran pocos los problemas para Vox, uno de sus miembros más controvertidos sigue dando de qué hablar. Rafa Lomana, diputado del partido en el congreso, acostumbra a realizar declaraciones incendiarias en estos tiempos de pandemia. Los textos que acompañan a sus últimas publicaciones son bastante llamativos. Alegando a la falta de libertad por el virus, hace comentarios fuera de lugar: “Los fuertes sobreviven, los débiles no” se convierte en un lema sobre el que Rafa considera que se rige la “vida real”.

Texto de una de las polémicas publicaciones de Lomana en Instagram.

A sus espaldas quedan ya otras polémicas en época de crisis, como lo fue la venta de productos antioxidantes durante el Estado de Alarma o su escaño en la provincia albaceteña, tierra desconocida para su persona, que no le privó de renunciar a su sueldo oficial.

COMPARTIR: