19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se presentó el 24 de septiembre por Fausto Garrido, administrador del edificio de la calle Castelló 9 de Madrid, en la Junta del barrio de Salamanca

Esta es la denuncia vecinal contra el restaurante de moda Floren Domezáin y que provocó la inspección sanitaria

Floren y su famoso restaurante.
Floren y su famoso restaurante.
El conocido restaurante Floren Domezáin vuelve a estar en el punto de mira de los vecinos. Los responsables del local han negado tener expediente abierto ni denuncia pendiente. Sin embargo, elcierredigital.com muestra la denuncia y las fotografías que dieron origen a la inspeccion sanitaria que logró sacar los utensilios de cocina del patio de luces de los vecinos.

Los responsables del conocido restaurante del famoseo madrileño, Floren Domezáin, conocido popularmente como el Rey de las Verduras, aseguraron ante las denuncias vecinales y las fotografías publicadas por elcierredigital.com, que no tenían conocimiento de la queja presentada en los servicios municipales. El conocido Rey de las Verduras sufrió una inspección sanitaria por mucho que lo hay negado.

Copia de la denuncia que según el restaurante no existe.

El escrito, presentado por el administrador del edificio, Fausto Garrido, recogía que "somos los administradores de la Comunidad de Propietarios de Castelló, número 9, de Madrid". El texto de la denuncia dice que "en el local izquierda donde ejerce su actividad de restaurante "Floren Domezain", se ha devuelto a su anterior estado el patio pequeño, en el que se había recrecido el forjado a la altura de la primera planta".

Foto presentada como prueba.

Hablaba el administrador de que el restaurante había cerrado el patio comunal, pero que "ante las quejas de los vecinos, y ahora el patio se encuentra a su altura normal, igual a la planta de calle, pero en el mismo, como se puede comprobar por las fotos que adjuntamos". Efectivamente, los vecinos adjuntaron cinco fotografías, que publica hoy el cierredigital.com, para justificar su denuncia.

Foto presentada como prueba.

El administrador sostenía que en el restaurante "se ejerce una actividad propia de cocina de restaurante, donde se elaboran y almacenan comidas, y porquerías, provocando fuertes olores al patio, que impiden que el mismo se puede usar para ventilar, o tender la ropa, siendo habitual la presencia de insectos".

Otra imagen adjuntada a la denuncia.

El escrito terminaba solicitando una visita de los servicios de Sanidad, que hicieron una inspección el pasado jueves y el local permaneció cerrado, hasta que se desalojó el patio comunal de luces. En este edificio viven 56 familias que aguantan los problemas derivados de la actividad del restaurador desde hace años cuando se instaló, como olores y ruidos excesivos por los horarios de cierre del local.

Las verduras se guardaban en el patio de luces.

Los responsables del restaurante aseguraron a elcierredigital.com que "hubo un problema en la cocina y por eso cerramos el jueves, pero el restaurante funciona ya con total normalidad y no tenemos ninguna denuncia pendiente ni expediente abierto".

Floren Domezáin es natural de la localidad navarra de Tudela y cursó estudios de técnico agrícola en Movera (Zaragoza) y Villava (Navarra) y fue proveedor oficial de la Expo’92, tal y como se presenta en su página web. Floren fue asesor gastronómico en el programa de TVE "Un país para comérselo", presentado por Juan Echanove, que precisamente escribió el prólogo de su libro "Del huerto al puchero".

Según su autobiografía fue el creador de la huerta urbana más grande del mundo en la azotea del hotel Wellington, entre sus reconocimientos destacan: El Premio Restauradores al mejor proveedor de España, la nominación al mejor empresario de Navarra, el Premio de la Orden del Volatín, la Alcachofa de Oro otorgada por el Ayuntamiento de Tudela, el primer premio a la mejor verdura de España en Baqueira Beret, el nombramiento como Caballero de Honor de la Asociación Gazterea y el primer premio a la mejor trayectoria profesional de la Cofradía del Aceite de Navarra.

Asi luce ahora el patio tras el paso de la inspección municipal.

Pero tras la etapa del hotel un tío suyo le prestó dinero a Floren Domezáin para montar el nuevo restaurante en pleno barrio de Salamanca, la mejor zona de Madrid. Pero el negocio se le quedaba pequeño a Floren y comenzó a ocupar una de las 15 plazas de garaje alquiladas en la calle Castelló 7, pero los vecinos y dueños de otras plazas de garaje protestaron y tuvo que sacar el género de allí, para meterlo en el patio de luces, donde instaló mesas para después cocinar.

Pero los vecinos del número 9 de la calle Castelló también se quejaron al administrador y entonces el restaurador cerró el patio con uralita, hasta que finalmente los vecinos se salieron con la suya y esa construcción fue retirada, dejando al descubierto lo evidente, que se cocina en el patio de luces.

Fiestas y famosos

La cocina de Floren es el sitio de reunión de la jet set madrileña, por allí pasan personajes del mundo del fútbol como Enrique Cerezo y Diego Pablo Simeone del Atlético de Madrid, politicos como Teodoro García Egea, Mariano Rajoy, Albert Rivera junto a su anterior pareja, gente del mundo del espectáculo como Diego el Cigala, los Ketama, la familia Carmona, otros como Vicky Martín Berrocal, los televisivos Kiko Matamoros y Makoke, las Campos y Arancha de Benito, escritores como Fernando Sánchez Dragó y figuras del show bussiness como María de Mora o Elena Tablada.

Floren es además un gran relaciones públicas, siempre vestido con camisas de Versace y una sonrisa regala a las señoras una lechuga y un tomate a la salida del restaurante y a los señores una navaja de gran tamaño para cortar verduras. En marzo de este año se separó de su mujer Mercedes.

Algunas noches Floren cerró el restaurante, como en la ocasión en que celebró su cumpleaños Ivonne Reyes, el aniversario de Alba Flores, o para algún evento de su "hermano" Diego el Cigala. A la salida siempre está el fotógrafo Pipe Valle, a la caza de algún famoso. En julio de este mismo año los vecinos tuvieron que llamar a la Policía municipal porque a las cuatro de la mañana un conocido cantaor flamenco gritaba en la calle.

COMPARTIR: