15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los BIRIS, FRENTE ATLÉTICO, BOIXOS NOIS, ULTRA SUR, SKIN O BUKANEROS son bandas capaces de traspasar la barrera deportiva como se ha visto estos días

Mapa ultras fútbol español: Descubrimos los 20 grupos más peligrosos y fichados por la policía

El Cierre Digital en
/ Mapa
La radicalización de una parte de los aficionados al fútbol se ha llevado también a la política en España, como se ha visto estos días. Lo más preocupante de esta situación es que muchos de estos grupos ni siquiera se interesan por el deporte y su único afán es pelearse según su ideología. Las principales capitales de estos grupos ultras en España son Andalucía, Cataluña y Comunidad de Madrid, con los Biris Norte, Boixos Nois o Frente Atlético, aunque según la policía existen hasta 20 hinchadas.

Los grupos ultras radicales del fútbol español continúan dejando tristes escenas que realmente poco tienen que ver con el fútbol y sus aficionados. La violencia en el fútbol prácticamente ha existido desde que nació el deporte. Desde un perfil psicológico aparece el fenómeno de la categorización social, donde las personas basadas en su propia identidad social actúan en función de como percibe o representan a los otros. 

En el fútbol los grupos surgen en función de conductas que son similares entre los miembros y cuyos pensamientos son bastante parecidos. En este punto aparece también el fenómeno de polarización grupal, que es definido como una serie de pensamientos existentes entre los miembros de un grupo, que se llevan al extremo debido a una ilusión de invulnerabilidad.

Este mismo fin de semana miembros de la facción de ultras del Real Betis Balompié, United Family, una sección escindida de los Supporters, se encontraron en la calle Esperanza del barrio sevillano de Triana para celebrar el cumpleaños de un miembro de este grupo ultra. A la convocatoria del cumpleaños también se unieron otros grupos ultras de ultraderecha. Se trataba de radicales que pertenecían al Frente Atlético (ultras del Atlético de Madrid) y de miembros de los Boixos Nois (grupo ultra del FC Barcelona). 

Al enterarse de la celebración, varios miembros de los Biris Norte, grupo de ultras radicales del Sevilla FC, se presentaron en el lugar y se desató una reyerta en la que se lanzaron todo tipo de objetos y acabaron a patadas y puñetazos. Finalmente, la Policía Nacional detuvo a cuatro individuos, uno de ellos 'un ultra biri' que acabó hospitalizado. En los últimos años, la Policía Nacional ha desarrollado más de una veintena de operaciones contra los grupos ultras del fútbol en la ciudad de Sevilla. 

Elcierredigital.com desvela hoy el mapa en España de los grupos ultras del fútbol español.

Andalucía, cuna del movimiento ultra en España


Desglosando los grupos ultras involucrados en esta reyerta se encuentra el grupo Biris Norte, que es el más antiguo de todos, fundado en 1975. Este grupo se autodefine como un grupo ideológico de izquierdas antifascista y sus miembros son seguidores del Sevilla FC. Se ubican en la parte norte del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, más específicamente en la Grada Baja Gol Norte. Se trata de la segunda afición radical más temida en España y, al menos, hasta 2020 su líder era José María Aguilar.

Aguilar nació en Sevilla, es empresario y lleva más de media vida vinculado al grupo Ultra del Sevilla Biris Norte. De hecho, Aguilar publicó el libro ‘Mi vida ultra, ultras en la vida, no solo en el partido’. Algunos miembros de los Biris Norte, la facción ultra del Sevilla, mostraron su apoyo a José Ángel ‘El Prenda’, uno de los integrantes de ‘La Manada’ el grupo acusado de agredir sexualmente a una chica en Pamplona durante los Sanfermines de 2016. José María Aguilar definió al Prenda como "un tipo supergracioso, el típico amigo que te quieres llevar a cualquier viaje".

image_7

José María Aguilar.

Es relevante destacar que en 2015 se aprobó la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte. La aprobación de la norma supuso para el grupo ultra Biris Norte un golpe, ya que fue clasificado de grupo violento y dejaron de tener un espacio reservado para guardar material en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. En 2017 el Sevilla vetó cualquier pancarta, bandera o elemento de animación que tuviese la terminología ‘Biris’, ‘Biris Norte’, sus siglas o símbolos identificativos.

Sin movernos de Sevilla aparecen los Supporters Gol Sur, radicales del Real Betis, que fueron fundados en 1986. Sin embargo, sus orígenes se remontan a 1969, cuando se creó el grupo de animación escindido de la peña ‘El Chupe’. Desde su creación los Supporters Gol Sur han participado en numerosos incidentes violentos. Este grupo ultra se sitúa en el Fondo Sur del Benito Villamarín. 

Supporters Gol Sur (@SGS86Oficial) / X

Supporters Gol Sur, ultras del Betis.

En sus orígenes el grupo era de extrema izquierda, pero en 1991 surgió la facción 'Skin Betis' que cambió la ideología a extrema derecha. En este grupo ultra las banderas británicas se convierten en todo un símbolo, como "culto" al modelo hooligan.

El líder hasta hace poco era Manuel Herrera Perejón, que en 2017 propinó una brutal agresión a un hombre en la Plaza Nueva de Bilbao. En su largo historial delictivo hay peleas, agresiones, persecuciones y enfrentamientos con los agentes. Ha estado vinculado con el tráfico de drogas y pertenecía a un grupo llamado Brutal Band, colectivo integrado dentro de los Supporters Gol Sur y hermanado con los Suburbios del Atlético de Madrid y con Outlaw Madrid del Real Madrid.

Manuel_Herrera_de_los_Supporters_Gol_Sur

Manuel Herrera Perejón, líder ultra del Betis.

Herrera Perejón ya estuvo en prisión por una brutal agresión de carácter homófobo a un individuo. La policía siempre ha destacado su extrema violencia. En marzo de este año fue condenado a tres años y tres meses de prisión por embestir con su coche a un guardia civil que lo perseguía en moto en 2017. 

Hay consenso entre la policía española en que la hinchada del Betis podría considerarse la más conflictiva de España. Esto se debe a que el equipo bético cuenta con dos grupos independientes que están enfrentados entre sí: los Supporters Gol Sur y la United Family, que fue una escisión de los primeros fundada en 2011. 

El grupo ultra del Betis United Family.

Cabe destacar que ambos grupos se sitúan en la misma zona del Estadio Benito Villamarín y en varias ocasiones han tenido violentas peleas. La United Family está hermanada con los Boixos Nois del FC Barcelona y, junto con el anterior grupo ultra, fue incluido por Antiviolencia en la lista de grupos radicales y violentos.

También en Andalucía se encuentran los Brigadas Amarillas, grupo ultra del Cádiz, que tienen también el nivel de alerta ultra más alto. Este grupo está caracterizado por su ideología de extrema izquierda. De hecho, en uno de los logos de las Brigadas Amarillas aparece la cara de Che Guevara, uno de los ideólogos y comandantes de la Revolución cubana. Basado en la influencia de los hooligans ingleses, este grupo ultra se fundó en 1982 y está hermanado con los Bukaneros, el conocido grupo ultra del Rayo Vallecano. En su lista de enemigos se encuentran los ultras del Sevilla o del Betis.

Los grupos ultras de la capital de España

La capital de España también alberga a tres de los grupos ultras más conflictivos y peligrosos según la policía. Entre ellos destaca el Frente Atlético, grupo ultra radical del Atlético de Madrid. La fundación del Frente Atlético tuvo lugar en 1982. Este grupo ultra fue clasificado por los medios como una organización de extrema derecha y ha sido criticado recientemente por la inacción de la cúpula del club –formada por Gil Marín y Enrique Cerezo– ante las muestras de racismo de sus radicales.

En 2014 el club colchonero les expulsó como peña y prohibió exhibir su simbología, de carácter neonazi y ultranacionalista, en el estadio por entonces del Vicente Calderón. En enero de 2018, tras una pelea entre ultras del Atlético de Madrid y del Sevilla, un chico fue apuñalado. En la agresión se vio involucrado Ignacio Racionero, un veterano del Frente Atlético de 40 años que recientemente había salido de prisión y que contaba con un amplio historial delictivo. 

Ignacio_Racionero_del_Frente_Atletico

Ignacio Racionero, ultra del Frente Atlético.

Desde que el 30 de noviembre de 2015 un grupo del Frente Atlético matara a Francisco Javier Romero Taboada, alias ‘Jimmy’, un conocido ultra de los Riazor Blues del Deportivo de La Coruña en la zona de Madrid-Río, junto al Estadio del Manzanares, muchos de ellos no volvieron a pisar ese mítico estadio. Posteriormente, los dirigentes del club colchonero les acondicionaron una amplia zona en uno de los goles del nuevo Wanda Metropolitano.

La policía confirmó que uno de los líderes del Frente Atlético era Juan María López Sánchez, alias ‘Barri’, un veterano de más de 40 años y también miembro de la sección denominada Bastión, una de las más duras de la facción ultra del Atlético de Madrid. Pese a su liderazgo, actualmente la grada de animación del Metropolitano la rellenan fundamentalmente jóvenes llamados en el argot como ‘cachorros’.

LaLiga Santander 2019 - 20: La RFEF llevará el saludo nazi del 'Frente  Atlético' en Vallecas a Competición, y LaLiga lo denunciará también a  Antiviolencia | Marca.com

Ultras del Frente Atlético haciendo el saludo nazi.

Precisamente, en diciembre de 2019, Ricardo Guerra, el asesino de Aitor Zabaleta, el hincha de la Real Sociedad muerto en los aledaños del Vicente Calderón en 1998, fue detenido en Bélgica antes del partido del Atlético de Madrid frente al Brujas por realizar el saludo nazi junto a otros miembros del grupo ultra Suburbios Firm, otra peligrosa escisión del Frente Atlético. En el asesinato de Zabaleta también estuvieron involucrados miembros del grupo Bastión, otra sección aún más peligrosa del Frente Atlético.

Y sin salir de la capital de España nos encontramos con los Ultras Sur, grupo ultra radical asociado al Real Madrid. Los Ultras Sur nacieron en 1980 y es un grupo radical de extrema derecha vinculado al equipo merengue y al movimiento Hogar Social Madrid. Fueron disueltos en 2013 por el presidente Florentino Pérez, algo que acarreó más de un disgusto todavía presidente del club blanco porque llegaron a profanar la tumba de la que fue su mujer, María Ángeles Sándoval Pitina.

Imagen de los Ultras Sur en el Santiago Bernabéu mostrando simbología franquista

Ultras Sur.

Uno de los líderes históricos más famosos de los Ultras Sur del Real Madrid fue José Luis Ochaíta. Un hombre muy admirado por miembros de la sección más radical del conjunto blanco debido a sus pericias en las peleas callejeras y por querer llevar a lo más alto a los Ultras Sur en el mundo ultra español. A Ochaíta se le vetó la entrada en el campo del Bernabéu.

Por ello, se colocó al frente de los ultras a Antonio Menéndez Mories, conocido como 'el niño Skin'. Un peligroso sujeto, con graves antecedentes, identificado por la policía como el líder de los jóvenes más radicales y violentos del club blanco. Una curiosidad sobre él es que antes ha sido hincha del Atlético de Madrid. Las informaciones policiales señalan que estaba unido a la vertiente política del movimiento neonazi, con grupos como Outlaw Madrid y Madrid City Firm.

El 'niño' tiene a sus espaldas tres intentos de homicidio, uno en 2014 en Valencia, otro en Vigo en 2013 y otro en Madrid en 2003. Además, en su historial delictivo acumula 30 antecedentes. Antonio Menéndez Mories estuvo en prisión entre 2015 y 2016, y en agosto de 2021 fue detenido en la Operación Águila-Frazen por liderar una organización criminal que dispensaba grandes cantidades de cocaína en España. En mayo de 2022 volvió a ser detenido e ingresado en prisión.

Antonio_Menendez_Mories_de_los_Ultras_Sur

Antonio Menéndez, alías 'niño Skin', ultra del Real Madrid.

También en la ciudad de Madrid se encuentran los Bukaneros, el grupo ultra vinculado al Rayo Vallecano. Sus orígenes se remontan a finales de la temporada 91/92, cuando un grupo de siete jóvenes, fieles seguidores del Rayo Vallecano, decidieron crear un foco de animación antifascista en el Estadio de Vallecas para la temporada siguiente. El desarrollo y la consolidación de los "Bukaneros" como grupo ultra principal del Rayo Vallecano tuvo lugar durante los éxitos que el equipo de la popular barriada madrileña logró siendo propiedad de la familia Ruiz Mateos

Los "Bukaneros" son conocidos por ser una de las aficiones deportivas futbolísticas con más masa social de España y por ser firmes "defensores de la izquierda antifascista", al menos en la Comunidad de Madrid. Son uno de los grupos ultras más conocidos de España. Pero todo comenzó a finales de la temporada 91/92, cuando un grupo de siete jóvenes, fieles seguidores del Rayo Vallecano, decidió crear un foco de animación antifascista en el Estadio de Vallecas para la temporada siguiente.

Estos jóvenes eran una escisión de la histórica "Peña los Petas", cuyo nombre venía referido a su afición por el consumo de hachís y marihuana. La "Peña los Petas" fue una de las más consolidadas y tradicionales del Rayo Vallecano durante la década de los 80. Se situaba en la grada, enfrente de la Tribuna de Preferencia del Estadio. La edad, cada vez más avanzada de los líderes de los Petas, hizo que estos jóvenes quisieran independizarse y crear un grupo ultra con el nombre de los "Bukaneros". Eligieron este nombre como referencia a la tradicional Batalla Naval que todos los años celebran los vecinos de Vallecas para celebrar las Fiestas del Carmen, patrona de este popular barrio madrileño.

Fue en la temporada de 1992, ya con la familia Ruiz Mateos al frente de la propiedad del club franjirrojo, cuando los 'Bukaneros' deciden dar el paso definitivo y cambiar su ubicación, y se sitúan en el fondo del Estadio de Vallecas que da a la calle Payaso Fofó. Toman esta decisión para intentar minar la fuerza de otro grupo de ultras que por entonces dominaba el campo de Vallecas vinculado a la ultraderecha y que se denominaba "Brigadas Franjirrojas" que, compuesto aproximadamente por un centenar de miembros, tomaron el relevo del extinto “Komando Vallekas”.

Iñaki Jiménez 'el Pirrakas', ultra del Rayo Vallecano. 

Incialmente, en las temporadas 93 y 94, este grupo de ultras bautizado como hinchas antifascistas de los "Bukaneros" no lograron tener mucha aceptación ni éxito en el Estadio de Vallecas. Sin embargo, en la temporada 95/96 el grupo empieza a crecer ya que algunos miembros de las recién creadas "Brigadas Amarillas Sección Madrid" se introducen en este grupo de aficionados ultras de Vallecas, que pasa de 15 a 40 miembros, lo que supone un aliento esperanzador en el colectivo. Además, ese año comienza su conflicto con las "Brigadas Franjirrojas" de la ultraderecha y empiezan a viajar en más ocasiones que en las temporadas pasadas siempre acompañados y amparados por los "Petas".

Poco a poco, este grupo ultra continúa evolucionando apoyados por ultras de conocidos equipos de países sudamericanos radicados en Madrid, perpetuando hitos novedosos en las aficiones deportivas en España, como los mosaicos en rollos de papel higiénico, los grandes banderones, las pancartas, los bombos y los altavoces, lo que hace que el grupo se consolide ya con más de 60 participantes. Además, se producen algunos incidentes con grupos rivales de mayor historia y el nombre "Bukaneros" empieza a conocerse en el panorama deportivo estatal.

El grupo se siente a sus anchas y comienza el "boom Bukanero" en el Estadio de Vallecas, momento en el que se confirma la desaparición de las Brigadas en la temporada de 1997. Los "Bukaneros" consiguen el apoyo de la familia Ruiz Mateos que les sufragan los viajes durante su estancia en Segunda División

También son el grupo más activo en cuanto a actos celebrados y propaganda vendida para financiarse. Y es el grupo ultra con mayor predicamento entre el resto de aficionados del club vallekano. Están enfrentados con la directiva que lidera  Martin Presa y hermanados con las Brigadas Amarillas del Cádiz CF. También tienen buena relación con todos los grupos antifascistas, como los Riazor Blues. Sus enemigos más acérrimos son los Ultras Sur y el Frente Atlético. 

El movimiento ultra en Cataluña

En el territorio catalán, uno de los grupos ultra que ha tenido mayor repercusión es el de los Boixos Nois, que apoyan al FC Barcelona. El grupo nació en 1991 y tienen una ideología de extrema derecha nacionalista. En el año 2003, cuando llegó por primera vez a la presidencia del FC Barcelona Joan Laporta se les prohibió a los Boixos Nois la entrada al Nou Camp y que se desplazasen con el equipo blaugrana por toda España.

Este grupo fue responsable de la muerte de un seguidor del Espanyol en 1991. En 2014 dos seguidores del PSG francés también fueron apuñalados por los Boixos Nois tras el partido de Champions que enfrentó al FC Barcelona y al PSG parisino.

Su gran enemigo son los ultras del RCD Espanyol, que están hermanados con los Ultras Sur del Rela Madrid. Así en la temporada pasada, tras la invasión del campo  del Espanyol en el derbi catalán por parte de los ultras periquitos se hizo público un audio de un boixo del Barça que le decía a otro ultra del Espanyol “bórrate el tatuaje, porque si no te lo quitas te voy a apuñalar. Nos decís dónde y nos matamos. Tú saltaste al campo, atente a las consecuencias”. El autor de estos audios es Francisco P., conocido como Paco el Gordo, supuestamente uno de los líderes de los Boixos Nois. 

Paco el Gordo, miembro de los Casuals, y Ricardo Mateo, líder de la organización.

Paco el Gordo y Ricardo Mateo, ultras de los Boixos Nois del FC Barcelona.

Hace un año, Paco el Gordo fue detenido por los Mossos d’Esquadra tras ser acusado de destrozar un bar donde se concentraba la afición del Espanyol. También fue detenido en 2021 por la Policía Nacional por delitos contra la salud pública, explotación sexual, tenencia ilícita de armas y blanqueo de capitales. Desde joven acumula antecedentes por delitos de lesiones, hurtos, receptación, etc, y también fue uno de los condenados en la sentencia de la Audiencia de Barcelona contra los Casuals, la facción más violenta de los Boixos Nois liderada por Ricardo Mateo.

Esta facción violenta de ultras que poco tienen que ver con el fútbol comenzó su actividad delictiva en la década de los 90 de la mano de Ricardo Mateo, su actual líder. Durante dos décadas controlaron el ocio nocturno de Barcelona, realizaron vuelcos a narcos, participaron en multitud de batallas campales y presuntamente cometieron varios asesinatos. En 2018 volvieron a las andadas, aunque desde junio de 2023 los Mossos han realizado varios operativos para disolver la organización criminal.

Como contó elcierredigital.com, Ricardo Mateo, alias Lucho, el líder de los Casuals, la facción más violenta del grupo ultra Boixos Nois, fue condenado a prisión por extorsionar, traficar con drogas, dar palizas por encargo y hacer ‘vuelcos’ a narcotraficantes.

Los Boixos Nois pegan fuerte en la clandestinidad

Miembros de los Casuals, grupo más violento de los Boixos Nois.

Fuentes policiales señalan a elcierredigital.com que “Casuals es un grupo dedicado al crimen organizado que lleva más de 20 años en activo y que tiene un nivel de peligrosidad muy elevado. Son gente muy agresiva, cantera de los Boixos Nois, que posteriormente dan el salto al crimen organizado. Tienen un reguero de delitos muy amplio y grave, además, también cometen actividades criminales dentro de prisión”.

Este grupo ultra cuenta con un largo historial de crímenes. El 13 de enero de 1991 cinco miembros del grupo fueron responsables de la muerte del seguidor del RCD Español de Barcelona y miembro de Brigadas Blanquiazules, Frederic Rouquier, que murió a causa de las puñaladas que recibió en los alrededores del antiguo Estadio de Sarriá. Ese mismo día, otro miembro de las Brigadas Blanquiazules también fue apuñalado, pero consiguió sobrevivir.

Ultras España sur X :

Brigadas Blanquiazules, ultras del RCD Espanyol.

Precisamente su gran 'enemigo', el RCD Espanyol, como la mayoría de los clubes de España, tiene su propia grada de animación, la denominada Curva RCDE. En los partidos que se disputaban en el antiguo campo de Sarrià era habitual ver banderas nazis y con la cruz céltica.

Pero el grupo ultra por excelencia de este club barcelonés 'nacional' son las Brigadas Blanquiazules. Su grupo estrella. Uno de los hechos más penosos del fútbol español sucedió el 15 de marzo de 1992, cuando un niño murió a consecuencia de un lanzamiento de una bengala por parte de estos ultras durante el partido que el RCD Espanyol disputaba contra el Cádiz CF en el viejo Sarría.

El líder histórico de este grupo ultraderechista catalán, hermanado con los Ultras Sur merengues, es Fernando San Mamés, conocido como ‘Fredy'. Se trata de un histórico radical de la ultraderecha ampliamente conocido en España. De carácter neonazi, se dio a conocer hasta tal punto que cualquier futbolista podía reconocerlo en las décadas de los 80 y los 90. Además, fue cantante del grupo de rock nacionalista 'Torquemada1488'.

Otros grupos de ultras en España

También los ultras del fútbol español residen en otros lugares de España. Por ejemplo, en Valencia. Allí se encuentran los Yomus, facción ultra del Valencia CF. El origen de estos ultras se remonta a 1983, cuando se creó la Peña Yomus. A principios de la década de los noventa los fundadores y otros miembros decidieron desvincularse de la camarilla original, momento que aprovecharon varios grupos nazis para infiltrarse. El resultado fue el nacimiento de los Ultras Yomus

En 2013 la directiva ché decidió reubicarlos junto a las peñas de animación en la esquina fondo-norte del Estadio de Mestalla y se creó la Curva Nord, aunque una gran mayoría seguía perteneciendo a los Yomus. La directiva ché decidió prohibir la entrada a Mestalla a cuarenta miembros de los Yomus, aunque un año después volverían a ser readmitidos. Y, desgraciadamente, altercados similares continuaron ocurriendo en el campo de Mestalla y alrededores, ya bajo el pseudónimo de la Curva Nord Mario Kempes.

El 'cara al sol' de 'Levis', el fascista que reorganiza a los ultras del  Valencia para volver a Mestalla

Ramón Castro, uno de los lideres actuales de Ultras Yomus del Valencia CF.

No hay que olvidar que en 2017 varios ultras de los Yomus estuvieron involucrados en los altercados ocurridos el día 9 de octubre, el día oficial de la Comunidad Valenciana. Hasta 28 Yomus fueron investigados por agresiones a personas y se les imputaron delitos de odio, lesiones, daños y desórdenes públicos.

Estos mimebros ultras del Valencia CF se enfrentaron a penas de entre cinco y once años de prisión por las palizas a manifestantes y periodistas. Por los hechos ocurridos ese día de 2017 el entonces presidente de Curva Nord, Javier Cervera, se vio obligado a dimitir.

Según lapolicía, uno de los supuestos líderes actuales de Ultras Yomus es Ramón Castro, presunto impulsor del retorno de estos ultras a Mestalla. Ramón Castro, alias Levis, cuenta con un amplio historial fascista y fue condenado a dos años y medio de cárcel por agredir a policías en una invasión de campo en 2002. 

Y viajando al norte de España, otro importante grupo de ultras es el de Herri Norte, la sección ultra del Athletic Club de Bilbao. Comenzaron su andadura en 1981 y se definen como antifascistas y nacionalistas vascos. Presuntamente guardan simpatía con la banda terrorista Euskadi Ta Askatasuna (ETA)

En los años 90 estuvieron subdivididos en dos subgrupos: los ‘Rojos’ y los ‘Ultrillas’. Estos últimos fueron expulsados por querer erradicar elementos ideológicos del colectivo. Precisamente, en febrero de 2018 se vieron inmersos en una pelea ante los ultras del Spartak de Moscú, en la que murió un ertzaina.

También fueron protagonistas principales en otros altercados. Así en 2011 ante ultras del PSG; en 2014, ante los del Oporto en 2014; y luego contra los del APOEL de Nicosia en 2017. El caso más siniestro se dio en 2016, cuando protagonizaron un altercado contra los peligrosos ultras del Olympique de Marsella, que también son de carácter antifascista.

Herri_Norte_1

Herri Norte, la faccíón ultra del Athletic Bilbao.

A esta sección más extrema del Athletic se le ha visto alguna vez que otra hermanada con los ‘Bukaneros’ del Rayo y los ‘Biris’ del Sevilla, pero con los que tienen una conexión más fuerte es con los ‘Celtarras’ del club Celta de Vigo, los peligrosos ultras vigueses también de corte antifascista y nacionalista. Nacidos en 1987 con carácter de extrema izquierda y nacionalismo galego.

También en el País Vasco se encuentran grupos ultras como ‘Iraultza 1921’. Radicados en Vitoria son hinchas del Alavés (2012, extrema izquierda), que aunque son catalogados como peligrosos últimamente no se han visto involucrados en ningún altercado. O también la ‘Peña Mujika’ de la Real Sociedad de San Sebastián (1981, extrema izquierda y nacionalistas) y ‘Eskozia la Brava’ del Eibar (2001, sin ideología política).

Pero entre los grupos más peligrosos del fútbol español se encuentra Indar Gorri, perteneciente al Club Atlético Osasuna. Es un grupo de extrema izquierda, simpatizante con el movimiento abertzale, que ha protagonizado recientes incidentes como el de su último encuentro en Sevilla con los radicales del Betís. Ambos grupos ultras se enzarzaron en una reyerta en las inmediaciones del Estadio Benito Villamarín armados con palos de madera, barras de futbolín y cohetes en la zona próxima de Reina Mercedes. Este grupúsculo violento de hinchas del Osasuna suelen ir con apariciencia ultra y gritan siempre lemas y consignas a favor del Osasuna y del País Vasco.

Por ahora, este es el mapa de los ultras más peligrosos del fútbol español. Pero hay más y elcierredigital.com seguirá informando de ellos para erradicar esta violencia extradeportiva.

COMPARTIR: