02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hincha de los Riazor Blues fallecía en 2014 tras ser arrojado el Manzanares en una pelea con el Frente Atlético y ahora su causa será reabierta

Muertes entre los radicales del fútbol español: El ‘caso Jimmy’ reaviva los crímenes de los ultras

El Cierre Digital en Homenaje a 'Jimmy' el ultra del Deportivo de La Coruña fallecido en 2014
Homenaje a 'Jimmy' el ultra del Deportivo de La Coruña fallecido en 2014
El pasado jueves la Audiencia Provincial de Madrid dio orden de reabrir la causa del polémico ‘caso Jimmy’, apenas un mes antes de cumplirse nueve años del fallecimiento de Francisco Javier Romero Taboada tras ser arrojado al Manzanares por ultras del Frente Atlético. La muerte de Jimmy se sumó en 2014 a una trágica lista de fallecidos en el fútbol español, que cuenta más de una docena desde 1982, contando solamente aficionados o personal ajeno al encuentro disputado.

La Audiencia Provincial de Madrid dio orden el pasado jueves para reabrir la causa del polémico y nacionalmente conocido 'caso Jimmy', apenas un mes antes de cumplirse nueve años del trágico suceso en el que Francisco Javier Romero Taboada perdió la vida. La Audiencia considera ahora que existen indicios suficientes para considerar que los autores de los hechos puedan ser las personas investigadas.

La causa del caso Jimmy llevaba archivada desde 2018 por decisión del juzgado de instrucción número 20 de Madrid, pero se ha vuelto a retomar ya que al parecer existen "evidentes indicios delictivos e igualmente indicios bastantes para reputar autores a los investigados identificados por las partes acusadoras", expresó la Audiencia. 

Es por ello que ahora, una de las historias más trágicas de la historia reciente del fútbol español, que parecía ya zanjada sin haber logrado identificar a los culpables, es de nuevo tema de actualidad. 

13 muertos desde 1982: la trágica lista del fútbol español 

La muerte de ‘Jimmy’ el 30 de noviembre de 2014 supuso la muerte número 12 del fútbol español desde 1982. La víctima número 13 fue Inocencio Arias García, un miembro del cuerpo de policía de la Ertzaintza fallecido en 2018 en el Hospital de Basurto de Bilbao tras sufrir un infarto durante los incidentes que se produjeron en las inmediaciones de San Mamés antes del encuentro de Europa League entre Athletic Club y el Spartak de Moscú. 

El 31 de octubre de 1982, José Gómez Rodríguez falleció como consecuencia de una trifulca entre aficionados en Pallejà (Barcelona). Un grupo de jugadores se abalanzaron sobre él tras una discusión con el portero rival. Rodríguez era vicecónsul de Suecia en Benidorm, según informaron diversos medios de comunicación en el momento de su deceso.

En 1984 falleció Manuel Luque Castillejo. Los golpes que recibió al mediar en una discusión en un partido de alevines en Córdoba causaron la muerte de Luque Castillejo, que formaba parte del cuerpo de la Policía Nacional. Un año después, en 1985, el impacto de una bengala acabó con la vida de Luis Montero Domínguez, de 56 años, durante el encuentro Cádiz-Castellón.

75030003x2700x467_opt

Pelea entre ultras españoles y turcos

Ya en 1990, Florentino Dueñas, un árbitro de categoría regional, murió cuando un policía jubilado abrió fuego contra él durante el partido Motril B-Calahonda. Un año después, en 1991, un grupo de skinheads de los Boioxos Nois, ultras del Barcelona, asesinaron de varios navajazos a Frédéric Rouquier, hincha francés del Espanyol. Ocurrió un 14 de enero después del partido Espanyol-Sporting.

El mismo año (1991) asesinaron a Eufrasio Alcázar. Al grito de "maldito indio", cuatro seguidores del Real Madrid lo rodearon en la boca de metro Santiago Bernabéu a Alcázar, de 23 años e hincha del Atlético, murió a causa de una herida de arma blanca de 15 centímetros de profundidad.

Un año después, en 1992, perdió la vida Guillermo Alfonso Lázaro. El muerto más joven de la lista negra del fútbol español tenía 13 años cuando perdió la vida. Le acompañaban sus padres y su hermano en Sarrià (Barcelona) para presenciar un encuentro entre el Espanyol y el Cádiz el 15 de marzo de 1992. Cuando los jugadores saltaron al campo, una bengala lanzada desde el otro lado del campo se incrustó en su pecho. Era la primera vez que acudía al barrio barcelonés.

8436_ultras_espana

Imagen de un grupo ultra

Emiliano López Prada, estudiante de segundo de Derecho y socio del Deportivo, fue al celebrar un gol del Atlético frente al Barça, lo que provocó que un cliente del bar en el que se encontraba le asestara dos puñaladas para posteriormente huir.

En 1998, Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad, falleció a los 28 años en los alrededores del Vicente Calderón apuñalado por un ultra del Atleti, Ricardo Guerra. El joven se convirtió entonces en un icono de la afición realista, de hecho el club nombró la grada de un fondo su con su nombre.

Ya en el nuevo milenio, concretamente en 2003, Manuel Ríos Suárez, de 31 años y aficionado del Deportivo, falleció después de una paliza tras el partido de Copa del Rey que enfrentó al Compostela y al Deportivo en el estadio San Lázaro. En 2012, Íñigo Cabacas, aficionado del Athletic, recibió el impacto de una pelota de goma lanzada por parte de la Ertzaintza en los enfrentamientos después del partido Athletic-Schalke de Liga de Campeones, lo que causó su muerte.

¿Quién era 'Jimmy'?

Conocido por sus amigos como ‘Jimmy’, Francisco Javier Romero Taboada, era un ciudadano coruñés de 41 años de edad. No figura que tuviera ningún tipo de empleo estable pero sí un pasado de coqueteo con las drogas, aunque era ya padre de un hijo y había conseguido rehabilitarse, inspirado por su responsabilidad como progenitor, según explicaron sus vecinos a diversos medios de comunicación durante la cobertura de su caso. 

Dentro de esa vida de excesos, 'Jimmy' estuvo presente en la fundación de los Riazor Blues, un colectivo ultra de seguidores del Real Club Deportivo de La Coruña, en 1987. De hecho, contribuyó a formar dentro del grupo una pequeña sección denominada 'Los Suaves', cuyas prácticas y comportamientos eran los más violentos y radicales de los hinchas blanquiazules.

200161

Francisco Javier Romero Taboada, alias 'Jimmy'

Con el paso de los años, ‘Jimmy’ fue perdiendo muchos de sus malos hábitos, sin embargo no se perdía un desplazamiento ni una pelea, por lo que contaba con antecedentes penales por violencia y tráfico de estupefacientes, por este y por otros motivos acabó siendo uno de los miembros más preciados de la agrupación. Tanto, que su veteranía en la formación ultra del Depor le valió el apodo de "El Abuelo". 

La fatídica pelea que acabó con ‘Jimmy’

Francisco Javier era un asistente permanente en los enfrentamientos violentos y pactados de los Riazor Blues con otros grupos ultra que se fueron sucediendo con los años. Así hasta llegar a ese 30 de noviembre de 2014, día en que se disputaba en el estadio Vicente Calderón de Madrid el choque entre Atlético de Madrid y Deportivo, correspondiente a la 13ª jornada de la Primera División 2014-15.

Como es habitual en el modus operandi de este tipo de bandas organizadas, miembros de los Riazor Blues y del Frente Atlético se habían citado a través de las redes sociales unas horas antes del encuentro, sobre las 8 de la mañana, con la única intención de iniciar una batalla campal entre ellos y agredirse mutuamente.

La pelea fue multitudinaria, caótica y tumultuosa. Mientras el Frente Atlético se considera afín a los postulados de la extrema derecha, los Riazor Blues se sitúan en sus antípodas junto a la extrema izquierda. El resultado era predecible: numerosos heridos, varios de ellos por arma blanca, y ningún 'ganador' al final del combate.

210357

Fotograma del vídeo que mostró el lanzamiento de 'Jimmy' desde un puente sobre el Manzanares

En medio del trajín de la pelea, y aturdidos por el humo de las numerosas bengalas encendidas durante la refriega, varios miembros de los Riazor Blues fueron incluso arrojados al río Manzanares, todos ellos ya con heridas serias, tal y como recogieron los informes. En ese grupo se encontraba 'Jimmy', cuyo cadáver presentaba horas después de ser encontrado diversos traumatismos en la cabeza y el abdomen. Sufrió lesiones encefálicas y abdominales, desgarro esplénico y hemorragia aguda, lo que terminó por causarle la muerte.

El juicio del ‘caso Jimmy’

La investigación judicial fue extensa y se realizó en profundidad, teniendo en cuenta que, además de tratarse de una vida humana, se trataba de un asunto que había conmocionado al mundo entero y proyectaba al exterior una imagen muy pobre del fútbol español. Sin embargo, pese a las pruebas que se intentaron aportar, el caso quedó sin resolver y no se llegó a identificar a los culpables de la muerte de ‘Jimmy’.

En concreto, el Juzgado de Instrucción N.º 20 de Madrid archivó en junio de 2018 la causa relacionada al "homicidio y lesiones" en la que se encontraba la investigación por la muerte de Jimmy y las lesiones sufridas por otro ultra del Deportivo de La Coruña, también arrojado al Manzanares.

Por aquel entonces, el magistrado argumentó que resultaba imposible determinar la identidad de los autores con las pruebas aportadas, entre ellas un vídeo de la pelea. No obstante, la Audiencia Provincial de Madrid ahora sí ha considerado la validez de esas pruebas, entre las que se incluye el testimonio de una mujer que afirmaba que su expareja había reconocido ser quien tiró al hincha del Dépor al río. 

pancarta_jimmy

Pancarta de homenaje a 'Jimmy' en Riazor

Según han recogido diversos medios de comunicación, las palabras que la testigo afirmó oír fueron: 'Yo tiré a Jimmy al río, yo lo tiré... mira ese soy yo... sí, yo lo tiré, yo me lo cargué'. Se trata de un testimonio no de referencia, sino directo, “al referirse a la percepción sensorial inmediata de una espontánea declaración autoinculpatoria", ha expuesto el auto de la Audiencia para contradecir al juzgado, que argumentó que tales expresiones no podían servir para atribuir el delito ninguno de los investigados.

En septiembre de 2018, el mismo juzgado sobreseyó las actuaciones contra 87 investigados en el caso en relación con el delito de riña tumultuaria, ya que "no resultaba debidamente acreditada la perpetración del delito que dio lugar a la causa". A día de hoy, esta causa por el delito de riña tumultuaria sí se mantenía contra ocho investigados y contra otros dos por los delitos de atentado a la autoridad y lesiones.

COMPARTIR: