10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En este ruedo vasco, inaugurado en 1903, han lidiado importantes figuras del toreo como el Cocherito de Bilbao, Paco Ojeda, Ortega Cano o El Litri

Otra plaza de toros con 'luz verde' para su derribo: El histórico coso de Éibar se convertirá en parque recreativo

Plaza de toros de Eibar.
Plaza de toros de Eibar.
La infraestructura taurina más importante de la localidad de Éibar, que se inauguró un 24 de junio de 1903, tras años de inactividad ahora será destruida para dar lugar a un nuevo proyecto de mejora urbanística de la ciudad. La plaza cuenta con 5.000 metros cuadrados situados en superficie llana y amplia que serán transformados en un nuevo parque con instalaciones deportivas.

La plaza de toros situada en la localidad de Éibar, en el País Vasco, celebra el próximo 24 de junio los 119 años desde que se inauguró, en las fiestas patronales de  San Juan. 

Ahora, esta emblemática infraestructura que lleva en desuso durante varios años, será derribada para afrontar un nuevo proyecto presidido por personal del gobierno municipal, con la colaboración del alcalde Jon Iraola, un espacio recreativo con el fin de mejorar la calidad de los contextos urbanos de la ciudad.

Antes que esta, plazas de toros como las de Alcudia o Gijón anunciaban que dejarán de acoger festivales taurinos. El consistorio del coso mallorquín, el más antiguo de la isla balear, esperó a tomar esta decisión cuando terminó la cesión de su gestión a una asociación. El ruedo asturiano, El Bibio, también ha corrido la misma suerte "debido al riesgo existente de hundimiento", según expresó la alcaldesa de la ciudad Ana González.

En octubre de 2021 elciererdigital.com también publicaba la situación de abandono en la que está sumida la plaza de Utiel, que permanece en pie desde el año 1858 y ahora pasa por su peor momento. En las mismas está la histórica de Ciudad Real, en pie desde 1843. El deterioro por falta de cuidados también ataca a otros cosos como el de la Monumental de las Ventas o la de Benidorm –esta última ya ha desaparecido dejando paso a la edificación de un centro multicultural–.

El Ayuntamiento de Éibar comunica su propósito de dar luz verde a una demolición definitiva del emblemático edificio para levantar un espacioso parque, equiparado con zonas para el esparcimiento y para diferentes actividades deportivas.

El alcalde de Éibar, Jon Iraola, señala que este proyecto pretende mejorar el entorno urbano de la ciudad, “esta es una de las principales necesidades que nos viene manifestando la ciudadanía. Nos encontramos, sin duda, ante un proyecto transformador del espacio urbano. Las costumbres están cambiando, y cada vez son más demandados espacios amplios y de calidad para estar y disfrutar con nuestra familia y amigos, algo que podemos conseguir sin lugar a dudas liberando el espacio ocupado por la actual plaza de toros, que se encuentra en desuso, y generar una zona de estancia en pleno centro de la ciudad”.

El proyecto urbanístico dará servicio público a los ciudadanos a través de espacios deportivos y de amplias zonas verdes para pasear, con una excepcional extensión y diversidad.

Iraola añade que “este nuevo proyecto complementa a otros que también hemos puesto en marcha en los últimos meses en otras partes de la ciudad como, por ejemplo, la cobertura de la vía del tren desde Estaziño hasta Azitain, y la nueva zona de esparcimiento de Julián Etxeberria que resultará del proyecto recientemente presentado públicamente para peatonalizar de manera permanente la zona centro de la ciudad. Se trata de dar pasos que sirvan para configurar el nuevo Eibar que la ciudadanía viene demandando”.

La plaza de toros de Eibar, desde 1903

Según los archivos históricos y el documental "Toros en Éibar", la tradición taurina en la localidad se remonta a la Edad Media, cuando se corrían toros en los montes con motivo de la visita de los reyes navarros y del Príncipe de Viana. Con el tiempo, y dada la intensa afición de los armeros, se acabó construyendo la plaza de toros en el mismo lugar que hoy se encuentra. 

Son días de fiesta taurina los de San Juan, San Pedro, San Blas y San Andrés. La inauguración de la plaza, el 24 de junio de 1903, contó con la buena faena del Cocherito de Bilbao, Castor Jauregibeitia Ibarra, una figura de gran importancia en el toreo de aquel momento. Posteriormente, según la plaza iba ganando gran admiración por el pueblo, empezaron a participar en la feria de San Juan nombres tan importantes como Machaquito y Rodolfo Gaona.

"Corrida de toros en Éibar", 1899. Por Ignacio Zuloaga y Zabaleta (óleo sobre lienzo). Colección del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza de Málaga.

Con paso del tiempo esta plaza presenció las faenas de otros toreros admirados como el diestro eibarrés, Pedro Basauri, popularmente conocido como 'Pedrucho', acompañado de una multitud de actividades conmemorativas.

En el año 2009, el ayuntamiento de Éibar hace pública el final de esta versátil infraestructura, que tantos años estuvo al servicio del sector taurino, para convertirse en un espacio dedicado principalmente al deporte al aire libre. 

El 17 de mayo de ese mismo se celebraba su última corrida, con el apoyo de grandes de figuras del toreo como El Niño de la Capea, Paco Ojeda, José Ortega Cano, Juan Antonio Ruiz Espartaco y El Litri.

COMPARTIR: