23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La controvertida edil Ana González ya amenazó el año pasado con que no habría festejos taurinos en esta ciudad asturiana

La alcaldesa socialista de Gijón deja sin toros ni conciertos a la ciudad al cerrar la plaza de El Bibio

Plaza de toros de El Bibio.
Plaza de toros de El Bibio.
La plaza de toros de El Bibio de Gijón cerrará indefinidamente debido al riesgo existente de hundimiento. El Ayuntamiento solicitó un informe a un estudio privado de ingeniería que así lo ha certificado, por lo que no podrá haber ni eventos taurinos ni conciertos. La alcaldesa Ana González ya prohibió en 2021 la tauromaquia debido a una polémica con el nombre de dos toros.

La polémica taurina en Gijón continúa: la plaza de toros de El Bibio cierra indefinidamente. Una medida que se ha tomado debido al alto riesgo de hundimiento que existe en los tendidos del recinto, provocado por las filtraciones de agua en los asientos del graderío, que son de piedra. Así lo ha dado a conocer El Comercio de Gijón.

Según este diario, el Ayuntamiento habría pedido a un estudio de ingeniería de carácter privado un informe técnico para valorar la usabilidad del recinto. En este se ha certificado que “el relleno de los tendidos presenta zonas huecas y de muy baja resistencia (…). Eso no quiere decir que el terreno bajo los tendidos se vaya a hundir en general, pero sí que se pueden producir hundimientos localizados que pueden provocar situaciones de pánico”, explicaba el informe plasmado por el periódico.

Esta situación imposibilitaría la celebración de cualquier evento en la plaza, como los taurinos y los conciertos. El verano pasado, según indicaba Pablo González, presidente del Partido Popular en Gijón, otro informe confirmó que el recinto era apto para ser usado. El portavoz, además, ha defendido seguir usando la plaza mientras se repara, ya que en el informe se detallan las zonas más afectadas, según declaraciones recogidas por el diario ABC.

Otro de los puntos que los populares han expresado a la prensa es su opinión al respecto al informe, que consideran que apoya la decisión de la alcaldesa de Gijón, Ana González, de prohibir las actividades taurinas.

La alcaldesa Ana González y su prohibición de la tauromaquia

El pasado año el Consistorio asturiano, liderado por la socialista Ana González, decidió prohibir los festejos taurinos y la Feria de Begoña, algo que no gustó a los defensores de esta disciplina. Otras de las medidas que tomó en contra de los toros fue la negativa a conceder la prórroga a la empresa Circuitos Taurinos y la de evitar sacar la plaza a concurso público para que se celebrasen espectáculos taurinos. La Unión de Criadores de Toros de Lidia anunció entonces que tomaría medidas legales si el Ayuntamiento de Gijón no rectificaba su prohibición.

Ana González, alcaldesa de Gijón.

La criticada medida surgió a raíz de la polémica suscitada en torno a los nombres de dos de los toros lidiados en la feria de Begoña, de la ganadería de Daniel Ruiz, cuyos nombres eran Feminista y Nigeriano. Para Ana González la denominación de los animales cruzó “varias líneas. Una ciudad que cree en la integración, igualdad de hombres y mujeres, no puede permitir este tipo de cosas. Hay personas que querrían que continuara, y se les ha hecho caso, ahora hay que escuchar a esa otra parte de Gijón. Y encima utilizando los toros para desplegar una ideología contraria a los derechos humanos. Se acabó el contrato de los toros".

El ganadero Daniel Ruiz explicó en EFE que esta polémica "no hubiera tenido origen de haber conocido un poco la idiosincrasia de cómo funciona una ganadería de bravo". Y continuaba: “En nuestra ganadería tenemos 350 vientres y, en consecuencia, 350 nombres, que son los que heredan sus hijos”, por lo que los nombres de Feminista y Nigeriano "no corresponden a ningún tipo de provocación".

No obstante, el ganadero también fue objeto de las críticas de muchos de los aficionados taurinos, porque esta controversia "no hace más que perjudicar a un sector, el del toreo, que no necesita este tipo de escándalos que manchen su imagen", señalaban a elcierredigital.com. Incluso desde sectores animalistas rechazaban la controversia, "no tiene sentido la polémica levantada por el nombre de los toros, cuando la prohibición de los festejos debería responder a razones de bienestar animal, y no a este tipo de asuntos meramente accesorios".

Toro de Lidia.

El Centro de Asuntos Taurinos de Madrid se pronuncia

Tras la noticia de la decisión tomada por la Alcaldía de Gijón, el Centro de Asuntos Taurinos de Madrid hizo público un comunicado mediante el que manifestaban su preocupación por el toreo, una actividad “de la que depende todo un sector económico y miles de empleos". Además, se quejaban de la medida, que indicaban que presentaba “todas las trazas de una medida arbitraria, tomada sin ningún fundamento administrativo, ni ninguna razón institucional, apoyada solamente en lo que parecen torpes pretextos".

También alegaban que "presentar razones relacionadas con la igualdad de género es un completo error, porque en el mundo de la crianza del toro de lidia existe un sistema de denominación de las reses que no puede generar controversia alguna, como demuestran las actas de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que revelan que los nombres objeto de la falsa polémica datan de hace 38 años. Toros de nombre 'español', 'capitalista', 'obrero' y muchos otros han sido lidiados en un sistema nominativo que es ajeno a falsos debates de género o nacionalidad".

Con todo esto, planteaban su rechazo a la medida tomada por la alcaldesa de Gijón, previa al actual cierre indefinido de la plaza de toros de El Bibio.

COMPARTIR: