22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La alcaldesa socialista Bárbara Rebassa ha tenido que esperar a tomar esta decisión a que terminase la cesión de la gestión del coso a una asociación

La plaza de toros de Alcudia, la más antigua de Mallorca, dejará de dar corridas por decisión del Ayuntamiento

Plaza de toros de Alcudia (Mallorca).
Plaza de toros de Alcudia (Mallorca).
La plaza de toros de Alcudia dejará de acoger festivales taurinos. Así lo ha decidido el consistorio de esta localidad mallorquina cuyo coso era el más antiguo de la isla balear. La alcaldesa socialista Bárbara Rebassa ha tenido que esperar a tomar esta decisión a que terminase la cesión de la gestión del coso a una asociación.

La plaza de toros de Alcudia en Mallorca dejará de albergar corridas de toros. Así lo manifestado el Ayuntamiento de la ciudad balear asegurando que el coso, el más antiguo de la isla, será usado a partir de ahora como espacio sociocultural "para el tejido cultural, asociativo y juvenil del municipio".

Según la alcaldesa de Alcudia, Bárbara Rebassa del PSOE, la decisión se tomó con anterioridad pero para ejecutarla han tenido que esperar a que terminase la concesión a la empresa que gestionaba desde hace unos años la plaza, la Asociación Alcúdia Taurina. 

Desde la Asociación han declarado en el diario Última Hora que, para ellos, "combinar las corridas de toros y los actos culturales sería lo más beneficioso y, de hecho, hay dos grupos de música locales que han utilizado las instalaciones para realizar sus ensayos y nosotros les habíamos adecuado el espacio". 

Por su parte, el Concejal de Vox en el Ayuntamiento, Juan José Sendín, ha afirmado que cuando su partido "tenga responsabilidad de gobierno, los toros volverán a Alcudia". 

Bárbara Rebassa. 

La alcaldesa explicaba en el diario mallorquín Última Hora que "aunque hay quien defiende que los toros son un bien cultural y que la ley obligará a mantener el uso taurino (nos entró un escrito en el registro el 12 de octubre), lo cierto es que la plaza no cumple la normativa".

El Consistorio de Alcudia sacó, por última vez a concurso la gestión de la plaza de toros en el año 2015, a cambio de 7.500 euros anuales. El compromiso del adjudicatario era celebrar de manera fija dos festejos al año: San Jaime, patrón de la isla, y la Virgen de agosto. Por su parte, el Ayuntamiento podía organizar otro tipo de eventos culturales con entrada gratuita. 

Esta plaza de toros, la más antigua de la isla de Mallorca, se construyó en el año 1892 en el baluarte de San Ferrán de la muralla del siglo XVII. En el interior de la misma aún se conserva el antiguo espacio de vigilancia militar de la muralla renacentista. En total, el coso taurino tiene 1.037 localidades.

La decisión del Consistorio de Alcudia llega después de que el pacto de Gobierno para acceder a la Generalitat balear entre PSOE, Unidas Podemos y Més incluyera, entre otros puntos, la prohibición de las corridas de toros en el archipiélago. No lo lograron, pero sí se aprobó una ley para regular los festejos taurinos en los que quedaba expresamente prohibida la muerte del animal. El Tribunal Constitucional, finalmente, suspendió esta ley de rango autonómico. 

COMPARTIR: