24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con un amplio historial de robos, miembros de la familia del joven han sido detenidos en más de una ocasión tras la muerte de la madrileña en 2003

El ocaso de la ‘banda del Lete’: Los aluniceros vinculados a ‘Rafita’, asesino de Sandra Palo

El Cierre Digital en Montaje de la detención de la banda del 'Lete', la fallecida Sandra Palo y el asesino de la joven 'Rafita'
Montaje de la detención de la banda del 'Lete', la fallecida Sandra Palo y el asesino de la joven 'Rafita'
A finales del pasado mes de noviembre se produjo la detención de los últimos miembros de la conocida como banda del ‘Lete’, que se dedicaba a los alunizajes y robos con fuerza en Madrid. Paradójicamente, el líder de la banda es primo de ‘Rafita’ uno de los asesinos y violadores de la joven Sandra Palo en 2003, cuando aún era menor de edad. El historial delictivo de la familia de ‘Rafita’ suma numerosos robos en establecimientos con mazas y varios alunizajes.

A finales del pasado mes de noviembre llegó a su fin la segunda fase de la conocida como 'Operación Tasca'. El Grupo XXI de agentes especializados en alunizajes logró capturar a todos los integrantes de una banda compuesta por ocho individuos que perpetraban hasta cinco robos en una sola noche en los alrededores de Madrid. Según informaron diversas fuentes policiales consultadas por medios de comunicación, el líder de la banda, conocido como Lete, tenía más de cien antecedentes y es familiar del 'Rafita' que violó y asesinó a Sandra Palo en 2003 cuando aún era menor de edad.

La investigación policial culminó a finales de noviembre con la detención de los últimos cuatro integrantes de la banda. El líder, Lete, es hijo del Roñas, un conocido delincuente de la Comunidad de Madrid. Todos los miembros de la banda tenían numerosos antecedentes por delitos similares. Fueron detenidos simultáneamente en Alcalá de Henares, Madrid y Getafe por el Grupo XXI. Asimismo, se descubrió, entre otros detalles, que desde niños conducían sin permiso, incluso en sus propios vehículos.

El ‘modus operandi’ de la banda

Las primeras investigaciones sobre esta banda comenzaron el pasado mes de julio, cuando se registraron una serie de robos en establecimientos de hostelería y salones de juego que utilizaban un método idéntico. Cuatro individuos, que llevaban el rostro cubierto y se movilizaban en vehículos robados de alto rendimiento, cometían estos actos delictivos. 

El ‘modus operandi’ consistía en irrumpir en los locales rompiendo ventanas y cierres con una maza. También utilizaban tres vehículos BMW de gran cilindrada. Una vez dentro de los establecimientos, empleaban la misma herramienta para forzar las cajas registradoras y las máquinas recreativas con el fin de hacerse con el dinero. Acto seguido, rápidamente escapaban en los mencionados vehículos para evitar ser capturados por la policía.

192124

Imágenes de la detención de los miembros de la banda del Lete.

Durante las diligencias de investigación, se determinó que muy probablemente se trataba de los mismos individuos, quienes tomaban diversas precauciones para no ser descubiertos. Una de estas medidas consistía en deshacerse del vehículo utilizado, ya sea mediante la acción de un extintor en el interior o prendiéndoles fuego, con el objetivo de eliminar cualquier rastro relacionado con los robos.

El responsable de estos robos, conocido como el "mazero", es el polémico Lete, que según las investigaciones presumía ser el mejor en este tipo de delitos en Madrid. Actualmente, estos individuos se encuentran en libertad después de comparecer ante la Justicia.

El Rafita y su relación con la banda de aluniceros

Uno de los detalles que más ha llamado la atención tras las detenciones es el parentesco familiar entre el Lete y el Rafita, uno de los asesinos y violadores de la joven Sandra Palo en 2003. Ambos son primos y tienen un historial delictivo de lo más extenso, especializados en los alunizajes y en los robos con fuerza. Además, hace pocos meses se produjo la detención de otro familiar de Rafita, su hermano Daniel G.F., por los mismos motivos que a su primo, los alunizajes y los robos con fuerza.

Rafael García Fernández, Rafita, tenía 14 años en 2003, cuando se produjo la violación y asesinato de Sandra Palo. Desde los 7 años era miembro de la 'banda del chupete'. Tras el asesinato de la joven, pasó cuatro años en un centro de menores y otros tres en libertad vigilada, aunque desde que fuera puesto en libertad, Rafael García ha sido detenido hasta en 25 ocasiones, con diversas entradas y salidas de prisión por su pertenencia a distintas organizaciones criminales.

15755_5fa43488c7f20

Fotografía del Rafita.

El joven, puesto en libertad en 2007 por la Comunidad de Madrid, nunca pidió perdón ni mostró arrepentimiento por lo ocurrido. Su historial delictivo no ha dejado de crecer tras el asesinato de la joven Sandra en 2003. En el año 2018 se le detuvo en una amplia operación a nivel mundial que tenía como objetivo la desarticulación de una red dedicada al hurto de automóviles con el fin de desmantelarlos y comercializar sus piezas. 

Además, tal y como informó este medio en 2021, el Rafita fue detenido de nuevo en Alcorcón acusado de, al menos, 25 alunizajes en naves de la Comunidad de Madrid. Agentes con destino en el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en la denominada operación "Cerbero Hostelero", desarticularon en junio de 2021 un grupo criminal liderado por el Rafita, especializado en robos con fuerza por el procedimiento del alunizaje y la maza. Fueron acusados de más de 20 robos cometidos en establecimientos de la Comunidad de Madrid con vehículos previamente sustraídos.

Sus objetivos eran principalmente bares y restaurantes, aunque también se investigó su participación en asaltos a salas de apuestas, farmacias y otro tipo de establecimientos en la Comunidad de Madrid.

Dos décadas del caso Sandra Palo

Como ya publicó elcierredigital.com el pasado mes de mayo, Sandra Palo Bermúdez, la joven con discapacidad que fue asesinada a manos de cuatro individuos, tendría ahora 42 años. El 17 de mayo de 2003 Sandra fue secuestrada, violada, atropellada y quemada viva cuando solo tenía 22 años. 

Un asesinato que se produjo de la forma “más vil” que se recuerda, tal y como lo describió el fiscal del caso durante el juicio contra el único mayor de edad condenado a cárcel. Un caso que se convirtió en bandera de aquellos que no estaban de acuerdo con las penas que imponía la Ley del Menor en España del año 2000

Sandra Palo

Fotografía de Sandra Palo, asesinada en 2003

Ahora, veinte años después, la madre de Sandra Palo sigue reclamando la reforma de la Ley del Menor para endurecer sus penas. Una lucha constante que la llevó en 2008, a ella y a su marido, hasta Estrasburgo, donde pidió un endurecimiento de las penas para los menores a nivel europeo

La madre de Sandra Palo solicitó ante el Parlamento europeo que los menores que hubieran cometido delitos graves cumplieran condena de cárcel al cumplir los 18 años, una cuestión que fue admitida a trámite por el Parlamento Europeo. 

Además de Rafita, entre los implicados en el asesinato y violación de Sandra Palo figura Ramón Santiago Jiménez, conocido por Ramón, vecino de la Cañada Real. En 2003 tenía 16 años y ya reunía otra veintena de reseñas. En la actualidad es padre de dos niños —al igual que Rafael García— y se dedica a la música urbana, ámbito donde es conocido como el Zuni. Tal y como informó este medio, el Zuni ha seguido manteniendo su actividad delictiva al igual que Rafita, siendo detenido en más de una ocasión por robo.

Ramón Santiago Jiménez

Imágenes de Ramón Santiago Jiménez

El último menor asesino de Sandra Palo fue Ramón Manzano Manzano, más conocido como  Ramoncín, también menor de edad en 2003, pues tenía 17 años. Manzano pasó ocho años en un centro hasta octubre de 2012. Hasta ahora, su vida ha estado alrededor del mundo criminal. Por su parte, Francisco Javier Astorga Luque Malaguita, era el único de los cuatro implicados que no era menor de edad en el momento del asesinato de la joven de 22 años en Getafe y fue condenado a 64 años de prisión, actualmente tiene 38 años y sigue cumpliendo condena en el centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

COMPARTIR: