22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil, en la denominada operación 'Cerbero Hostelero', ha desarticulado en Alcorcón un grupo criminal liderado por el joven

Detenido 'El Rafita', asesino de Sandra Palo, acusado de al menos veinte alunizajes en la Comunidad de Madrid

'El Rafita'.
'El Rafita'.
Rafael García Fernández, alias El Rafita, condenado por el asesinato de Sandra Palo, ha sido detenido en Alcorcón acusado de al menos 25 alunizajes en naves de la Comunidad de Madrid. El asesino y violador de Sandra Palo ha sido arrestado por la Guardia Civil y se le imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, robos con fuerza y sustracción de vehículos a motor.

Rafael García Fernández, alias 'El Rafita',  ha sido detenido en Alcorcón acusado de al menos 25 alunizajes en naves de la Comunidad de Madrid. Agentes con destino en el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en la denominada operación "Cerbero Hostelero", han desarticulado un grupo criminal liderado por ‘El Rafita’, el asesino y violador de Sandra Palo, especializado en robos con fuerza por el procedimiento del alunizaje y la maza. Se les acusa de más de 20 robos cometidos en establecimientos de la Comunidad de Madrid con vehículos previamente sustraídos.

 Sus objetivos eran principalmente bares y restaurantes, aunque también se investiga su participación en asaltos a salas de apuestas, farmacias y otro tipo de establecimientos en la Comunidad de Madrid.

 ‘El Rafita’ suma ya más de una veintena de antecedentes desde que, hace ya 18 años, participara en la detención ilegal, violación múltiple y asesinato de Sandra, a la que quemaron viva, la madrugada del 17 de mayo de 2003. Apenas cumplió cuatro años de internamiento en un centro de menores, al contar con 14 años en el momento del vil crimen. Salió a la calle, pese al criterio contrario de los peritos, y, como era previsible, siguió delinquiendo.

18 años del asesinato de Sandra Palo

El asesinato de Sandra Palo cumplió en mayo su decimoctavo aniversario. La joven de la localidad madrileña de Getafe desapareció en la madrugada del 17 de mayo de 2003 cuando regresaba de tomar algo con unos compañeros de un taller ocupacional al que solía acudir.

La secuestraron a punta de navaja cuando esperaba el autobús junto a un amigo, en Madrid. Cuatro jóvenes, el mayor de 18 años, dos de 16 y uno de 14, la banda del chupete se hacían llamar, la violaron por turnos en un descampado. Cuando terminaron, mientras Sandra trataba de vestirse y huir, decidieron matarla para que no los pudiera delatar. Al volante de un Citroën ZX robado pocas horas antes en Alcorcón, atropellaron a la joven, empotrándola contra un muro. La muchacha cayó al suelo y pasaron por encima de su cuerpo, marcha adelante y marcha atrás, en reiteradas ocasiones, al menos diez veces, recordaron los asesinos.

Sandra Palo. 

Después decidieron quemarla para destruir cualquier huella que les pudiera incriminar. Se dirigieron los cuatro hasta una estación de servicio y allí compraron un euro de gasolina en una botella de plástico. Regresaron y pese a ver que Sandra seguía viva y movía los brazos despacio, la rociaron de combustible y le prendieron fuego. La autopsia determinó que a la joven, “la niña” como siempre la llamaba su madre, la quemaron viva.

COMPARTIR: