23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los supuestos descendientes de Etoo, Julio Iglesias, el marido de la 'Duquesa Roja', Camilo Sesto y Paco Gento buscan en grupo su filiación

Hijos no reconocidos de famosos se unen para movilizarse jurídicamente

El Exfutbolista Eto'o
El Exfutbolista Eto'o
Los clientes del abogado Fernando Osuna se han unido para defender sus derechos como supuestos hijos de personajes célebres y modificar las normas en defensa de este colectivo, personas que no han crecido con la figura del padre y han tenido problemas psicológicos. Entre los famosos conocidos se encuentran el cantante Julio Iglesias, los exfutbolistas Eto´o y Gento, el compositor Camilo Sesto o el marido de la 'duquesa Roja', entre otros.

Los hijos de famosos no reconocidos como es el caso de Leonardo, hijo del cantante Rafael Ruiz de Los del Río, que fue reconocido en 2019 tras dar positivo en una prueba de ADN, se unen al movimiento junto a otras personas que se encuentran en la misma situación. El cantante Julio Iglesias, los  exfutbolistas Eto´o y Gento, el compositor Camilo Sesto, el marido de la 'duquesa Roja' y el productor musical Juan Carlos Calderón son los nombres de los personajes más conocidos que se encuentran involucrados. 

Este grupo de personas se han unido bajo el asesoramiento de Fernando Osuna, abogado que lleva el caso y que ha elaborado un plan de actuación para el colectivo. Se trata de un proyecto dedicado a comunicar a la sociedad los sentimientos y emociones que sufren estas personas por el abandono de la figura paterna. "Los niños, que crecen sin una figura paterna, generalmente evidencian trastornos en la adolescencia porque no encuentran una identidad,  sufren de inseguridad, soledad y depresión, que pueden plasmarse en el fracaso escolar, consumo de drogas y vagancia. En definitiva, no tienen la capacidad para controlar sus impulsos y no pueden autorregularse", afirman estudios sobre este problema.

El cantante Julio Iglesias

Estos mismos estudios demuestran que la ausencia del padre, física o simplemente psíquica, puede tener efectos sobre los hijos, incluyendo problemas de salud serios. Su sistema inmunológico se ve afectado por el estrés que genera tal situación de desamparo, y ello a pesar de los esfuerzos de las madres para compensar las carencias afectivo-educativas desde el ángulo paterno.

Una sentencia del Tribunal Supremo, dictada el 22 de febrero de 2001, aludía al daño moral que se produce en estos casos: “cualquier frustración, quebranto, ruptura de los sentimientos, lazos o afectos, por naturaleza o sangre que se dan entre personas allegadas, fundamentalmente por vínculos parentales, cuando a consecuencia del hecho ilícito, se ve uno de ellos privado temporal o definitivamente de la presencia o convivencia con la persona directamente dañada”, refiriéndose a aquellos supuestos en los que un padre, a sabiendas de ser el padre biológico de su hijo, lo deja totalmente desprotegido y reniega del mismo.

Jóvenes violentos, agresivos y asociales

Como señala el influyente psicólogo Dobson, existe una relación directa entre la ausencia del padre y determinados problemas sociales de carácter muy grave. Sin la guía y dirección de un padre, la frustración de los niños les conduce a variadas formas de violencia y comportamiento asocial, afirma el doctor. 

Según las teorías de Dobson, "la ausencia de padre está en la base de la inmensa mayoría de estas actitudes asociales El padre, habiéndose ausentado, física o psíquicamente, no juega ya su papel de separador” que es el que, precisamente, permite al niño diferenciarse de la madre. Esto produce una insana mutua interdependencia, siendo probable que en la adolescencia el niño utilice la violencia-transgresión para afirmar su propia existencia. Las madres no logran hacerse obedecer e incluso en ocasiones llegan a ser agredidas por un hijo al que no han puesto límites".

Las normas de justicia no cubren los honorarios de detective

El plan de movilización elaborado por el abogado Fernando Osuna, trata de conseguir que las normas de justicia gratuita cubran los honorarios del detective. Y es que, según las palabras del abogado, en numerosas ocasiones estos casos no llegan al juzgado por el alto coste que tiene contratar a un detective. 

En el procedimiento especial de determinación judicial de la filiación, el  procedimiento judicial para determinar la paternidad exige el llamado “principio de prueba”, según se establece en el Código Civil, quiere decir que se necesita una prueba mínima de veracidad de la paternidad que se aduce en la demanda.

Fernando Osuna explica que en la práctica profesional habitual, se contrata a un detective privado para obtener un desecho del pretendido padre con su ADN y el mismo se remite a laboratorios forenses para su cotejo con el ADN del hijo. "Todas las demandas que se presentan con una prueba de estas características son admitidas a trámite, mientras que otro tipo de pruebas, por ejemplo una carta manuscrita, llamadas telefónicas, testigos, y otras pruebas indirectas, son vistas con sumo recelo y a veces excesiva cautela en los Tribunales, llegándose a veces a inadmitirse sin valoración del fondo del asunto", explica el abogado.

Y es por ello, por lo que es tan importante hacerse con una prueba de estas características como requisito de admisibilidad de la misma. Fernando Osuna asegura que "la obtención de estas pruebas para clientes de economía humilde se vuelve absolutamente imposible a causa de que no pueden pagar los honorarios de los detectives, desistiendo en muchos casos de su pretensión". 

COMPARTIR: