21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este sábado fallecía a los 77 años la que fuera presentadora de 'Aplauso' y según reveló su agente Tony Aliaga "víctima de una larga enfermedad"

La muerte de Silvia Tortosa recuerda al misterio de las 'Musas de la Transición': Nadiuska, Ágata Lys o Norma Duval

El Cierre Digital en Montaje sobre Susana Estrada, Silvia Tortosa, Bárbara Rey y Norma Duval.
Montaje sobre Susana Estrada, Silvia Tortosa, Bárbara Rey y Norma Duval.
El fallecimiento de la actriz catalana Silvia Tortosa ha teñido de negro el ámbito de la interpretación. La intérprete era uno de los rostros femeninas que formaron parte del icónico grupo conocido como 'Musas de la Transición'. Actrices, cantantes o modelos de la talla de Bárbara Rey, Nadiuska, María José Cantudo, Susana Estrada o Norma Duval fueron algunas de las muchas mujeres que abrieron paso a una nueva era en el mundo del espectáculo.

La muerte de la actriz catalana Silvia Tortosa este pasado sábado ha teñido de luto el ámbito de la interpretación. La que fuera presentadora del histórico programa de TVE 'Aplauso' falleció a los 77 años, y según reveló su agente Tony Aliaga, "víctima de un cáncer que llevó en la máxima discreción". Diversos rostros han querido homenajear a la actriz como los productores teatrales Enrique Cornejo, Maribel Mesón, la escritora Valeria Vegas o el actor Luis Merlo. 

Tortosa, que comenzó su andadura a finales de la década de los sesenta, se convirtió en todo un icono y, al igual que coetáneas como Norma Duval, Ágata Lys, Nadiuska, María José Cantudo, Susana Estrada o Bárbara Rey, formó parte del conocido grupo como 'Musas de la Transición'.

Actrices, vedettes, cantantes, modelos...todas ellas versátiles y polifacéticas que ocupaban portadas, protagonizaban los espacios televisivos, marquesinas en los principales teatros y cines de nuestro país y que hoy han despedido a la que fue toda una 'joya' de la interpretación. 

Silvia Tortosa, una 'joya' de la interpretación

Silvia Eulalia Tortosa López, conocida en el mundo del espectáculo como Silvia Tortosa, nació el 8 de marzo de 1947 en Barcelona, España. Los inicios de Tortosa en el mundo del espectáculo fueron tempranos y, por supuesto, prometedores. Después de estudiar artes en la Escuela Massana e interpretación en el Instituto del Teatro de Barcelona, debutó sobre las tablas a los quince años con el papel de Dorita en "El Mago de Oz". Su incursión en el mundo del cine llegó a los diecinueve años de dad con la película "El Último Sábado" dirigida por del cineasta Pedro Balañá.

Silvia Tortosa ve la serie sobre Tita Cervera ”equilibrada e imparcial”

Silvia Tortosa como Tita Cervera. 

A lo largo de su carrera ha participado en obras como las cintas 'Pánico en el Transiberiano, donde compartió créditos con estrellas internacionales como Christopher Lee y Peter Cushing "Asignatura Pendiente" dirigida por José Luis Garci, "Tobi" de Antonio Mercero y "La Chica del Molino Rojo" junto a Marisol. En la pequeña pantalla ha actuado en series como 'Farmacia de Guardia', 'Hostal Royal Manzanares' o uno de sus trabajos más recordados como Carmen Cervera en la miniserie 'La Baronesa'. También fue uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla en la década de los ochenta como presentadora del histórico programa de TVE 'Aplauso'. 

Sobre las tablas, Tortosa también actúo en obras como "Los de la Mesa 10", "Cara de Plata" y "Las Cítaras Colgadas de los Árboles". La actriz catalana también se atrevió como directora en la cinta 'Muñequitas Lindas' e incluso como cantante. En 2007 publicó 'La vida oculta', un libro en el que realizó una retrospectiva por toda su vida así como su carrera y un año después, protagonizó uno de los momentos más recordadas de su carrera al desnudarse para la revista Interviú. 

Barbara Rey, de los platós a Zarzuela

Bárbara Rey, María García para el DNI, 'Marita la totanera' para los amigos, nació en Totana (Murcia) el 2 de febrero de 1950. Desde pequeña destacó por su afición al mundo del espectáculo y tras su llegada a Madrid, empezó a aparecer como extra en películas como La vida sigue igual (1969) a mayor gloria de Julio Iglesias. En 1970 fue Miss Madrid y quedó segunda en Miss España.

Barbara Rey - Murcia única

Barbara Rey.

Al igual que Silvia, Barbara se convirtió en todo un icono del destape. Además de desnudarse en revistas como InterviúParty o Lib, exhibió su anatomía en filmes como La muerte ronda a Mónica, La viuda andaluza o Las delicias de los verdes años. En 1980 se alejó del cine para unirse a Ángel Cristo, un exitoso domador. La actriz cambió los escenarios por las carpas circenses. Juntos recorrieron el país y tuvieron dos hijos, Sofía y ÁngelEl matrimonio entre la actriz y el domador acabó en 1989 entre acusaciones de malos tratos por parte de Ángel.

Después de Ángel apenas se le han conocido relaciones, entre ellas con el futbolista Pedro de Felipe o Frank Francés. Este último, un atractivo jugador de paddle marroquí varios años más joven que ella y quien le hizo protagonizar sonadas polémicas en la prensa rosa. Previamente a su enlace con Ángel Cristo, fueron célebres sus relaciones con Carles Rexach y con Paquirri. Sin embargo, de entre todas sus historias personales, ha habido una que ha generado más comentarios que otras: la que la vincula a Juan Carlos I.

La relación con Juan Carlos I había comenzado a principios de la Transición. Se hicieron amigos a través de Adolfo Suárez, íntimo de la actriz durante la etapa en la que ella apoyaba al líder de UCD. La relación se inició a comienzos de los 80 y continuó de manera intermitente a lo largo del tiempo hasta que en junio de 1994 el rey Emérito de manera sutil, le hizo saber que la historia había acabado. Sin embargo, no iba a ser todo tan fácil. Según algunas fuentes, la murciana había supuestamente grabado varias conversaciones con el monarca. 

La historia se hizo pública en 1997 cuando la actriz anunció a bombo y platillo que habían entrado a robar en su casa. Según declaró, habían entrado buscando material sensible que afectaría a la consabida “alta personalidad del Estado”. Una historia que, en última instancia, ha vuelto a saltar a la palestra mediática.

Y no solo por la serie 'Cristo y Rey' que protagonizaron los actores Belén Cuesta y Jaime Lorente sino que ha sido el propio Ángel Cristo Jr. quien en un plató de televisión ha revelado que él era el presunto responsable, a petición de su madre, de las fotografías y grabaciones realizadas al hoy rey Emérito en el chalé donde vivían, en Boadilla del Monte (Madrid). Quizá con la idea de un posible chantaje. “Mi madre toma la decisión de hacerle unas fotos al Rey. Yo voy a hacer las fotos”, destapa sin contemplaciones en la entrevista el primogénito de la vedette.

INÉDITO! Las crisis del matrimonio entre Bárbara Rey y Ángel Cristo a raíz  de trabajar en el circo

Ángel Cristo y Bárbara Rey.

Y Ángel Cristo Jr. también hizo alusión a los malos tratos que su padre ejercía contra su madre. El hijo de Bárbara afirmó que “la verdadera pesadilla no era mi padre, era mi madre. Yo he visto a mi madre gastarse mucho, mucho dinero en el casino.... desde cien euros a treinta mil euros en una noche”, señalaba. En la actualidad, la vedette vive alejada del foco mediático en su casa ubicada en el municipio malagueño de Marbella. 

Susana Estrada, la protagonista de la 'foto de la Transición'

A diferencia de sus coetáneas, Susana Estrada nunca buscó excusas. Lo de que "me desnudo por exigencias del guion" con ella no iba. Nunca se sintió una mujer sexualizada por la industria. Tal vez porque fue casi la única en ser productora de sus espectáculos y en controlar su carrera y su exposición en los medios, en lo que fue una maestra. Nació en La Felguera (Asturias) el 18 de junio de 1949 y se educó en un colegio de monjas. Como tantas mujeres de su generación se casó para salir de la casa familiar. Tenía 16 años, tuvo dos hijos y antes de los veinte ya se había separado. Todo un escándalo en la pacata sociedad de la época y más en una ciudad de provincias.

Susana Estrada, rompiendo tabúes y techos de cristal

Susana Estrada en su juventud.

En 1971 Susana se instaló en Madrid y empezó a trabajar como modelo: "Trabajaba mucho, tanto en España como en el extranjero. A los 15 días de llegar a Madrid ya me cogieron para hacer la campaña primavera-verano de El Corte Inglés". Poco a poco llegaron los papeles en el cine, con títulos como Las tres perfectas casadas, La noche de las gaviotas y, sobre todo, La Trastienda, que convirtió en estrella a María José Cantudo, protagonizando el primer desnudo integral del cine español. A Susana lo que le convirtió en estrella fue un espectáculo, Historias del Striptease, donde mostraba su cuerpo desnudo. La asturiana fue todo un fenómeno sociológico. Grabó discos, posó en infinidad de portadas, editó fotonovelas subidas de tono y llegó a tener un consultorio sexológico en la revista Playlady.

No tener pelos en la lengua y ser una adelantada a su tiempo se paga y Susana pagó, aunque nunca haya querido ser victimista. Sin embargo, se la mantuvo sin derecho al voto y sin pasaporte hasta 1989 por escribir un consultorio sexual en la revista Playlady, año en el que desaparece el delito de escándalo público de nuestro Código Penal. 

No sólo las leyes anticuadas estaban en su contra. En uno de sus espectáculos un fanático la apuntó con una pistola, recibía amenazas de grupos de extrema derecha e incluso Interviú destapó, tras el 23-F que ella estaba en la lista de nombres a "purgar" de haber triunfado el golpe de Estado.

Susana Estrada junto a Enrique Tierno Galván.

Sin embargo, fue precisamente con un político con quien protagonizó una imagen que ocuparía portadas de diarios e incluso del libro de Manuel Vázquez Montalbán Crónica sentimental de la Transición (Planeta, 1985). Se trata de la famosa foto en la que aparece con un pecho al aire junto a Enrique Tierno Galván. La imagen, captada por Marisa Flórez, fue tomada en febrero de 1978 en la entrega de los premios del diario Pueblo, cuando el 'viejo profesor' era líder del PSP (Partido Socialista Popular) y aún faltaba un año para que ocupara la alcaldía de Madrid.

La pantalla grande no le ha dado muchas oportunidades de volver a actuar aunque se vengó de algunas feministas que la criticaban en un papel paródico en la cinta  Clasificada S (2008), de Félix Sabroso y Dunia Ayaso. La actriz vive hoy retirada en el municipio alicantino de Benidorm de aquella vida, lejos de la fama y el éxito que le reportaron los años dorados de aquel cine en el que reinaba la apertura a lo sexual.

Norma Duval, la vedette que triunfaba en Paris

Purificación Martín Aguilera, verdadero nombre de la vedette, nació en Barcelona en 1956, hija de un militar y una ama de casa. A su padre lo destinaron en Madrid en 1962 y se trasladó con toda la familia a la capital. Puri, como la llamaban sus padres y sus dos hermanos, no era una buena estudiante y pronto dejó el instituto y contra la voluntad paterna comenzó su aprendizaje en una escuela de modelaje.

Norma Duval: de Miss al 'Folies Bergère' y a ser una de las mujeres más  deseadas

Norma Duval. 

Su salto a la popularidad se lo dio Valerio Lazarov a través del programa televisivo Señoras y señores. De ahí pasó a debutar como vedette primero con su amiga Carmen Sevilla y luego, durante cinco años, en la compañía de Fernando Esteso. Es en esa época cuando comienza a llamarse Norma Duval. En Barcelona se fija en ella uno de los responsables del mítico cabaret Follies Bergès y Norma se convirtió en la primera española en ser primera vedette de este lugar desde los tiempos de la Bella Otero. La que fuera Miss Madrid se paseó por el mismo escenario en el que en su día se lucieron Josephine Baker o Mata Hari

Además de grandes trabajos y haberse labrado una carrera llena de éxitos, Norma también ha protagonizado portadas y exclusivas en la prensa del corazón debido a su vida amorosa. Durante su etapa en Paris se anunció su boda con el empresario Jorge García Lago. Este sufría una enfermedad degenerativa que afectaba a su movilidad. Norma decidió trasladarse a la casa del empresario en Madrid, pero pronto comenzaron las tiranteces con la madre de su novio.

Todo se complicó en 1981 cuando Norma fue denunciada y detenida en la casa acusada de robar joyas. Ella por su parte acusó a su suegra de tenerla secuestrada y no dejarla salir a la calle. Durante semanas se cruzaron todo tipo de acusaciones. Sin embargo, el asunto acabó cuando en enero de 1982 Jorge García Lago, a los 32 años, fallecía.

Norma siguió entonces su carrera en París donde conocería a un exjugador de balonmano, Marc Ostarcevic de origen yugoslavo. Con él Norma se decidió a fundar una familia y tendría tres hijos. Se trasladó a España y se dedicó a producir espectáculos teatrales con gran éxito.Años más tarde Norma se divorció de Marc para iniciar el romance con un antiguo amor con el productor de cine José Frade con el que se casó, tras perder un bebé, en 2004.

Norma Duval y Matthias Kühn, primer acto como matrimonio en un lugar  significativo

Norma Duval y Mathias Kühn.

Esos son los años más oscuros de la vedette en los que se negaba a tener ningún tipo de relación con los medios de comunicación. El matrimonio acabó en divorcio en 2009. Un año más tarde Norma viviría un momento muy duro con el fallecimiento de su hermana Carla a los 47 años víctima de un cáncer. Desde entonces ha vivido una relación de idas y venidas con el empresario alemán Matthias Kühn, dueño de la isla de Tagomago y con quien se casó en 2022. 

Nadiuska, el ocaso de un mito

Una vida de altibajos, de escándalo y misterios por resolver. El pasado 29 de octubre atresplayer estrenó El enigma Nadiuska, su nueva serie documental original inspirada en la historia de la famosa actriz del destape y sex symbol de los años 70 que desapareció súbitamente de la escena pública. Este proyecto contó  con la participación de Juan Luis Galiacho, director de elcierredigital.com,  y devolvió a la pequeña pantalla al que fue todo un mito erótico de la Transición Española.

La caída de Nadiuska, el mito erótico de la España posfranquista: vive con  esquizofrenia en un psiquiátrico con monjas

Nadiuska.

Nadiuska, de nombre real Roswicha Bertasha Smid Honczar, nació el 19 de enero de 1952 en Schirierling (Alemania). De ascendencia rusa por parte de padre y polaca por parte de madre, pasó su infancia y adolescencia a caballo entre Polonia, Rusia y Alemania. Estudió ballet antes de trabajar como maquilladora y bailarina. 

En 1971 viajó de vacaciones a España y decidió fijar su residencia en Cataluña, participando en Sitges en el negocio de una discoteca. Poco después le propusieron rodar Timanfaya (1972), su debut como actriz que fue dirigido por José Antonio de la Loma. Ese año entró en su vida Damián Rabal. Fue el quien organizó una boda por interés con Fernando Montalbán, oligofrénico que no descubrió que su mujer era famosa hasta años después.

A finales de los años 70 la boda fue anulada. Nadiuska inició una relación sentimental con Damián y éste la lanzó al estrellato. No obstante, la actriz alemana llegó a acusar a Damián de su caída, pues rompieron su relación extramatrimonial e incluso, según la versión de la actriz, Damián castigo su alejamiento con el veto e hizo valer su influencia en el cine español para que nadie la contratara.

Algunas de sus protagonistas ya habían dado el salto a otro tipo de producciones y pudieron seguir con su carrera. Otra, como Nadiuska, no recibieron ofertas de ningún tipo y las que recibían eran de producciones de baja calidad como La loca historia de los tres mosqueteros con Martes y Trece. Tuvo la oportunidad de recuperar su popularidad con dos trabajos. Por un lado, debutó como vedette de revista en 1986 a las órdenes de Matías Colsada. 

Poco después comenzó a invertir en diversos negocios como las joyas o las puertas blindadas. Sin embargo, lo que más llamó la atención a las revistas fue su conversión al catolicismo que incluyo le hizo ser protagonista de algún programa religioso en la televisión pública donde explicaba que había visto la luz para sorpresa de muchos que pensaban que esto era lo más llamativo para la otrora sex symbol

Alejada del cine, las revistas del corazón encontraron en Nadiuska todo un filón. A través de ellas la actriz contaba sus inversiones ruinosas en empresas cosméticas, sus fallidas relaciones y su conversión al catolicismo, sin que eso la ayudase a mejorar su pronunciación en castellano. En todas sus entrevistas hablaba de que sus amigos la habían abandonado y que no recordaba con agrado sus cintas de corte erótico.

Así es el día a día de Nadiuska, la diva de los años 70 que permanece  ingresada en un centro psiquiátrico

Nadiuska. 

En los 90, los programas nostálgicos en las nuevas televisiones privadas y autonómicas contaron con su presencia. Ya entonces se hacía evidente que la actriz no estaba en su mejor momento. En 1999 se publicaron unas imágenes de la artista deambulando por las calles de Madrid con un chándal y con un aspecto demacrado. La diva del destape aseguraba estar siendo perseguida por un hombre muy poderoso. Durante años se le perdió la pista, sin embargo vive ahora atendida por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús en Cienpozuelos (Madrid). Tras un periplo por varias instituciones mentales, alternado con periodos de dormir en la calle.

'El pubis de oro' del cine español

María José Cantudo habría sido otra de no haber protagonizado La Trastienda (1975) de Jordi Grau. No sabemos si mejor o peor, pero desde luego distinta. La Cantudo ya llevaba tiempo abriéndose camino en el mundo del espectáculo. Había llegado a Madrid a principios de los 70 desde su Andújar natal y empezó en las fotonovelas luciendo su palmito de adolescente andaluza. Ella ponía su fotogenia al servicio de las historias de Sautier Casaseca o Corín Tellado.

Y poco a poco llegó al cine. Sobre todo hizo mucho cine de terror, destacando la cinta Autopsia. Y luego ya, la televisión y la fama. Fue Valerio Lazarov quien se la llevó a TVE para formar parte de su escudería de azafatas/presentadoras de Señoras y señores. De ahí saldrían también Norma Duval, Ángela Carrasco o Marcia Bell.

María José Cantudo en 'La Trastienda'.

La Trastienda es historia en el cine porque fue la primera vez, desde que llegara la dictadura en 1936, que se veía un desnudo integral. Apenas dos segundos sirvieron para que la película hiciera una taquilla de 180 millones de pesetas. En la calle se hablaba del 'felpudo de la Cantudo' pero los exhibidores embellecieron el alias popular con otro totalmente veraz: 'el pubis de oro'. A partir de ese momento se desató la fiebre por el destape y Cantudo pasó a ser una de sus exponentes. La actriz, debido a la opresión social de la época, se vio obligada a justificar su participación en el fenómeno e hizo popular la frase "por exigencia del guion", que utilizaba en cada ocasión que lo requería, convirtiéndose en pasto de los humoristas patrios durante años.

Aunque ella no quiere hablar del destape, lo cierto es que su filmografía pertenece en su mayoría al género aunque, haciéndose valer de su estatus de estrella, incluyó números musicales en las películas o exigió cambios de guion. En los años 80 y 90 protagonizó y produjo obras como Doña Mariquita de mi corazón, Ya tenemos chica, Mariquilla Terremoto, Ventolera o El baile. Desde 2004 no se ha vuelto a subir a un escenario a pesar de que, en ocasiones, se ha especulado con su vuelta. Cantudo, que ha sufrido severos problemas de salud, ha sabido invertir bien su dinero y vive con su perrita en el centro de Madrid en un retiro dorado. 

La Marilyn de Valladolid

Otra de las actrices que triunfaba en aquella época fue Ágata Lys. Su muerte, muy discreta, tuvo lugar el 12 de noviembre de 2021. Y es que, aunque fue una de las estrellas más populares del cine español a mediados de los ochenta, su fallecimiento no apareció en los medios de comunicación hasta más de un mes después, el 23 de diciembre. La noticia sorprendió a todo el mundo, primero, porque aún era joven, tenía 67 años, y segundo, porque llevaba más de diez años retirada del mundo del espectáculo.

Nació en Valladolid el 3 de diciembre de 1953 y, siendo una adolescente, acudió al teatro en su ciudad natal y vio un Don Juan Tenorio con Armando Calvo. En ese momento se despertó su vocación, y Margarita, que iba para licenciada en Filosofía y Letras, carrera que empezó, peleó porque la dejaran viajar a Madrid para estudiar Arte Dramático. En la capital, Margarita dio paso a Ágata Lys, una rubicunda hembra de formas definidas que acabaría encumbrada como una Marilyn castellana. Dio sus primeros pasos en el primitivo Un, dos, tres de Chicho Ibáñez Serrador y pronto el cine le abrió sus puertas con papeles secundarios en cintas como Un, dos, tres, dispara otra vez, Ella o Los fríos senderos del crimen.

En 1976 protagoniza el taquillazo de José Antonio de la Loma La nueva Marilyn (1976). Un film sobre las veleidades de una sex-symbol que hizo que su comparación con la rubia americana se convirtiese en un tópico recurrente.

Muere Ágata Lys, musa del destape y actriz de 'Amar en tiempos revueltos' -  El Periódico

Ágata Lys.

A partir de ahí llegaron papeles en títulos como Sexy, amor y fantasía, Fango, Las camareras o Deseo. En esos años era una habitual de la lista de las actrices más deseadas pero también de las mejor pagadas e, incluso, ocupó los comentarios de la prensa por sus enfrentamientos con otras estrellas. Paul Naschy aseguró que en  El huerto del francés (1977) acabó a tortas con María José Cantudo y durante el rodaje de Deseo carnal (1977) se las vio con Marujita Díaz.

Tras diversos papeles en la década de los ochenta, hizo mucho teatro. Especialmente comentada fue su intervención en el megalómano musical La reina de Egipto, un ambicioso proyecto de Moncho Alpuente. También fue reseñado su papel de Porcia en El mercader de Venecia. En cine rodó con directores como Carlos Saura en Taxi o Fernando León de Aranoa en Familia.

También trabajó en una producción internacional, El regreso de los mosqueteros con, entre otros, Richard Chamberlain. Tras su intervención en Amar en tiempos revueltos en 2007 se retiró del mundo del espectáculo y se instaló definitivamente en su casa de Benalmádena. No volvió a conceder entrevistas ni a aparecer en actos públicos. Por este motivo, su muerte con tan sólo 67 años sorprendió a todos. 

COMPARTIR: