02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LAS DOS GRANDES SOCIEDADES PÚBLICAS QUE MÁS PROBLEMAS DENUNCIAN SUS TRABAJADORES SERÁN PRESIDIDAS POR LA EXMINISTRA RAQUEL SÁNCHEZ Y PEDRO SAURA

Cambios en Paradores y Correos: Las empresas estatales de Sánchez con legados polémicos

El Cierre Digital en Raquel Sánchez y Pedro Saura.
Raquel Sánchez y Pedro Saura.
Este 27 de diciembre se han anunciado importantes cambios en las empresas públicas Correos y Paradores, las dos grandes sociedades estatales que más problemas acarrean con sus trabajadores y las condiciones laborales. La exministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha sido designada como nueva presidenta de Paradores. Por otro lado, Pedro Saura ha sido nombrado presidente de Correos para sustituir a Juan Manuel Serrano y tratar de encauzar la situación de la compañía.

Este miércoles 27 de diciembre ha tenido lugar el último Consejo de Ministros del año, en el que se ha aprobado un nuevo decreto de medidas anticrisis contra la guerra de Ucrania y la inflación. Tras concluir el Consejo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha nombrado a Raquel Sánchez como nueva presidenta de la red de Paradores de Turismo de España. 

Es relevante destacar que Raquel Sánchez fue nombrada ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana por Pedro Sánchez en 2021 en sustitución de José Luis Ábalos. La catalana ha permanecido en el puesto hasta que Óscar Puente pasó a ocupar su puesto en noviembre de 2023. En 2003 se afilió al Partido Socialista y fue alcaldesa de la población barcelonesa de Gavá desde 2014 hasta que en 2021 tomó el mando del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. 

Image

Raquel Sánchez // X.

El otro cambio conocido este 27 de diciembre ha sido la persona elegida para sustituir a Juan Manuel Serrano como presidente de Correos. Se trata de Pedro Saura, quien ocupaba la presidencia de la sociedad hotelera pública Paradores hasta ahora. Saura buscará resarcir el “cuestionable” mandato de Serrano en Correos, donde las críticas por la falta de personal han sido abrumadoras. 

Tampoco hay que olvidar que el propio Pedro Saura ha sido criticado en varias ocasiones por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Paradores se trata la sociedad hotelera pública española encargada de gestionar más de cien centros de hospedaje en nuestras fronteras. En 2022, arrojó los mejores resultados de su historia, con más de 300 millones de euros de ingresos. Pese a ello, el mandato de Saura ha estado marcado por muchas denuncias, como, por ejemplo, el no conceder jornadas continuas, pagar sueldos precarios o no realizar ofertas de empleo

Los 'líos' que ha tenido Paradores con Pedro Saura a la cabeza

El último de estos problemas salió a la luz en noviembre de 2023, cuando el sindicato CSIF presentó una denuncia contra el Parador de Cádiz, de la empresa pública Paradores. La denuncia se interponía contra el despido de una trabajadora del Parador de Cádiz (antiguo Hotel Atlántico) que acababa de obtener su plaza al aprobar las oposiciones de la última Oferta de Empleo Público.

La empresa pública alegó que la afectada no ha cumplido con los requisitos exigidos para el desempeño de sus funciones como recepcionista de noche y por ello, dieron por finalizado su contrato en mitad del periodo de prueba preceptivo.

Sin embargo, para CSIF el despido fue "totalmente arbitrario", ya que la propia empresa "ni siquiera ha dado la formación obligatoria a esta trabajadora para adquirir las competencias adecuadas sobre sus funciones". Además, la pública Paradores tampoco ha explicado en base a qué criterios de evaluación de las tareas a desarrollar se ha empleado en la valoración y toma de decisiones para su despido. “No se puede culpar a los trabajadores de que los temarios exigidos para aprobar las oposiciones no tengan nada que ver con las tareas posteriores a desarrollar en el puesto”, señalaban desde CSIF.

Parador de Cádiz.

También en noviembre de este año CSIF denunció la situación que viven 2.500 trabajadores de la empresa pública. La dirección de esta empresa se niega a conceder el turno continuo a los trabajadores, que en su mayoría están en comedor y cocina. 

Estos 2.500 trabajadores han de realizar la jornada con turno partido que impone la dirección de Paradores y por la que cobran un suplemento diario de 2,31 euros una vez aplicada la subida salarial del 3 por ciento de 2023. Desde el sindicato reclaman que se trata de una “cifra obsoleta”. CSIF lleva años demandando que se conceda la jornada continua para toda la plantilla sin excepción. 

Esta reivindicación del sindicato busca luchar contra “la discriminación que sufren los empleados de comedor y cocina, pues se perturba su derecho a la conciliación familiar. La exigencia de la jornada continua también es económica, pues los 2,31 euros, que Paradores paga por esta obligación, no compensan el gasto de repetir diariamente el trayecto al trabajo dado que la mayoría de Paradores están ubicados lejos de las ciudades, en plena naturaleza, lo que obliga al uso de vehículo particular”.

Pedro Saura, presidente de la empresa pública Paradores.

Pedro Saura.

CSIF insistía en que “los trabajadores de Paradores tienen las peores condiciones salariales del sector público y no se puede añadir una dificultad más como el turno partido, que ya ni tan siquiera se aplica en la hostelería privada. De hecho, el turno partido está ocasionando una fuga de trabajadores de comedor y cocina a otros establecimientos hoteleros, donde sí se fomenta su derecho a la conciliación laboral y familiar”.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ya denunció a Paradores al no haber anunciado ninguna oferta de empleo en el año 2022. El sindicato le pidió que convocara plazas para obedecer a la Ley contra la temporalidad que exige reducirla por debajo del 8 por ciento antes de finalizar 2024. Ante esta situación, el sindicato aseguró que la empresa sufriría la fuga de numerosos trabajadores.

La herencia de problemas que deja Juan Manuel Serrano en Correos

Por otro lado, Correos también ha sido fuertemente criticada por su escasez de personal y precariedad laboral. El 'sanchista' Juan Manuel Serrano ha tratado de encauzar las cuentas de Correos, que suma pérdidas de alrededor de 1.000 millones de euros en cinco años. Impuso un nuevo modelo de trabajo conocido como Red24

Este modelo ha generado sobrecargas de trabajo y riesgos ergonómicos. Los carteros se enfrentan a nuevos riesgos por el nuevo modelo productivo, "con tareas de manipulado y carga de paquetes pesados, que sin duda amenazan la salud de los trabajadores, ya que se está sometiendo a una enorme presión a la plantilla, que está provocando estrés y fatiga laboral en la plantilla", explicaba el sindicato.

Este nuevo modelo, denunciaba el sindicato SIPTCE, "no es nada productivo, y además da toda la prioridad a la paquetería, mientras se incumple con el Servicio Postal Universal, ya que las notificaciones y correo ordinario siguen acumulándose en las unidades de reparto". 

Juan Manuel Serrano.

Cabe destacar que la empresa sufrió una drástica reducción de plantilla, que en las últimas dos décadas ha supuesto una merma de 22.000 puestos. Según denunciaba CSIF, esta situación en la sociedad estatal ha llegado a un límite que "ya es insostenible en los centros de trabajo", donde faltan hasta uno de cada tres empleados para hacer frente al trabajo diario.

A ello se le suman los impagos de SCT desde hace seis meses a las 400 limpiadoras de Correos, que subcontrata a esta empresa anteriormente conocida como J. Córdoba en 15 provincias. "Los suelos están sucios, las papeleras a rebosar y los baños impracticables", señalaron el mes pasado fuentes sindicales a elcierredigital.com, que en junio destapó el inicio de los problemas que sufría SCT, incapaz siquiera de proveer de material de trabajo a sus empleadas. Y este hecho ha provocado que hace unos días las trabajadoras iniciasen una huelga general.

Desde la empresa privada admiten los impagos, pero los relacionan con una supuesta deuda por valor de 2 millones de euros de Correos, que ha comenzado a romper contratos con SCT. Una de las primeras regiones donde se ha consumado el divorcio es Cantabria, donde Correos ya prepara un pliego para impulsar un concurso en el que buscarán que otra empresa se encargue de la limpieza de sus oficinas.

Además, Correos ha pasado un agitado año marcado por las polémicas relacionadas con el voto por correo de las elecciones generales del pasado 23 de julio e inició el curso otoñal con polémica tras haber recibido varias denuncias por comprometer "la salud mental y laboral" de su plantilla. 

COMPARTIR: