16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los sindicatos denuncian, además, que el nuevo modelo de trabajo está generando "sobrecargas de trabajo y riesgos ergonómicos" en la sociedad estatal

La cúpula de Correos se escuda ante las críticas por falta de personal: "No hay dinero para contratar a nadie"

El Cierre Digital en
/ Juan Manuel Serrano
La cúpula de Correos se está parapetando ante las críticas por falta de personal y su contratación. "No hay dinero para contratar", aseguran los responsables de la Sociedad Estatal presidida por Juan Manuel Serrano. Los sindicatos denuncian, además, que el nuevo modelo de trabajo está generando "sobrecargas de trabajo y riesgos ergonómicos" mientras el presidente Serrano intenta reducir pérdidas no contratando a nadie, a pesar de las carencias y peticiones sindicales.

El 'sanchista' Juan Manuel Serrano está intentando encauzar las cuentas de Correos, que suma pérdidas de alrededor de 1.000 millones de euros en cinco años. El presidente de la compañía pública postal, con un sueldo que rebasa los 200.000 euros anuales, quiere imponer ahora un control de gastos muy restrictivo. 

Desde la cúpula de la empresa dicen que "no hay dinero para contratar", por lo cual sigue faltando personal. 

Nuevo modelo de trabajo

Además, el nuevo modelo de trabajo Correos, conocido como Red24, está generando sobrecargas de trabajo y riesgos ergonómicos. Los carteros se enfrentan estos días a nuevos riesgos, por el nuevo modelo productivo, hablamos de tareas de manipulado y carga de paquetes pesados, que sin duda amenazan la salud de los trabajadores, ya que se está sometiendo a una enorme presión a la plantilla, que está provocando estrés y fatiga laboral en la plantilla. 

Este nuevo modelo, denuncia el sindicato SIPTCE, "no es nada productivo, y además da toda la prioridad a la paquetería, mientras se incumple con el Servicio Postal Universal, ya que las notificaciones y correo ordinario siguen acumulándose en las unidades de reparto". 

Francisco Sabio, del Sindicato SIPCTE, señala que "además de la implantación de este nuevo sistema de trabajo por parte de Correos, hay que tener en cuenta, la actual situación en los turnos de la mañana, pues en las tres unidades de la capital, hay numerosas secciones de reparto sin cubrir, algo inaudito, si tenemos en cuenta que estamos en plena campaña de Navidad". 

Sabio afirma que "ahora mismo damos toda la prioridad a los paquetes y esto provoca que tengamos retrasos en el correo ordinario y notificaciones. Los carteros recibimos muchas quejas de los usuarios” para el representante del sindicato SIPCTE, Correos como empresa pública y prestataria del Servicio Postal Universal, incumple sistemáticamente los plazos pactados con las Administraciones Públicas". 

Carro abarrotado de Correos. Foto: SIPTCE. 

"Además, Correos miente cuando afirma que cumple con los plazos o que la calidad del servicio está garantizada, ya que en el caso de las notificaciones resulta escandaloso, pues estas se acumulan durante la semana sin que se saquen a reparto", añade. 

Denuncias

Correos ha pasado un agitado año marcado por las polémicas relacionadas con el voto por correo de las elecciones generales del pasado 23 de julio e inició el curso otoñal con polémica tras haber recibido varias denuncias por comprometer "la salud mental y laboral" de su plantilla. 

Según denuncia el Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos de España (SIPTCE) "la presión sobre los carteros de Correos ha alcanzado niveles críticos", por lo cual han puesto en marcha una serie de denuncias para proteger la salud mental y laboral de los trabajadores. 

SIPCTE asegura haber tomado "medidas preventivas" para abordar una creciente preocupación: la falta de personal. "Esta problemática ha alcanzado niveles sin precedentes, lo que ha llevado al sindicato a presentar una serie de 6 denuncias en distintas áreas". 

Almería en el foco

Las denuncias incluyen las unidades de reparto de localidades la provincia de Almería como Almería capital, El Ejido, Roquetas de Mar, Cantoria, La Mojonera y Carboneras. Paco Sabio, de SIPTCE, asegura que "en nuestra larga trayectoria en Correos, nunca hemos presenciado una falta de contratación de esta magnitud. Esto es verdaderamente alarmante, los carteros se ven desbordados y sin tiempo suficiente para llevar a cabo el reparto de toda la correspondencia". 

Sabio lamenta "la brutal presión que están ejerciendo algunos jefes para sacar todo el correo" por lo que "anima a todos los carteros/as a denunciar este tipo prácticas". Como empresa pública, recuerda SIPTCE, Correos tiene la responsabilidad de garantizar un servicio postal de calidad para todos los usuarios.

Más denuncias

SIPTCE también a presentado denuncias ante Inspección de Trabajo y ante el Ayuntamiento de Carboneras (Almería). Estas denuncias abordan condiciones laborales en la oficina de Correos de Carboneras por un lado y subrayan "la responsabilidad municipal en caso de accidentes derivados del almacenamiento de motocicletas", reza la denuncia. 

En su protesta el sindicato destaca la falta de cobertura de reparto en dos barrios, lo que sobrecarga a los trabajadores y acumula envíos ordinarios. Además, se ha advertido que las motocicletas almacenadas en la propia oficina podrían representar riesgos no solo para los empleados, sino también para la comunidad de vecinos. 

Francisco Sabio destaca que "no es tarea de las empleadas mover las motos, la empresa debe contratar repartidores en moto para esta labor además de buscar urgentemente una cochera que cumpla con los requisitos mínimos establecidos en la ordenanza municipal". 

SIPCTE resalta que la falta de dos repartidores en moto está generando una situación insostenible. En este sentido, exige una actuación inmediata por parte de la Inspección de Trabajo y el Ayuntamiento de Carboneras. "La seguridad de los trabajadores y la comunidad de vecinos está en juego, y es crucial que se tomen medidas efectivas para resolver estas problemáticas", asegura la central sindical. 

Sabio señala que esta situación contraviene los informes de los técnicos de prevención, pero Correos hace caso omiso: "Estamos frente a un desafío serio que afecta no solo la salud de los trabajadores, sino que también ignora recomendaciones fundamentales de seguridad. Esto no puede continuar". 

SIPTCE espera que estas acciones impulsen evaluaciones y medidas correctivas mientras ellos intentan fomentar un diálogo efectivo con las autoridades competentes.

COMPARTIR: