15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante meses previos a su muerte, el expresidente de la teleco afirmó esto a sus íntimos sobre el actual CEO de la compañía, con el que no se hablaba

César Alierta: "El mayor error de mi vida fue poner como mi sucesor en Telefónica a Álvarez-Pallete"

El Cierre Digital en César Alierta y José María Álvarez-Pallete.
César Alierta y José María Álvarez-Pallete. / El expresidente y actual CEO de Telefónica en un montaje con su sede.
La escala depreciativa del valor de Telefónica enfadó hasta sus últimos días a César Alierta. Personas de máxima confianza del empresario zaragozano explican a elcierredigital.com que, en varios foros privados, Alierta aseguró que el mayor error de su vida "fue elegir a José María Álvarez-Pallete como mi sucesor en Telefónica". El actual presidente de la teleco se ha deshecho en elogios hacia Alierta tras su reciente muerte, pese a que desde hace años no hablaban de forma regular ni se veían.

En febrero de 2022, el recientemente fallecido César Alierta se dejó ver por última vez junto a José María Álvarez-Pallete. El histórico directivo maño oficializaba su dimisión como presidente de la Fundación Telefónica, que sorprendentemente pasaba a manos de su sucesor en la presidencia de la propia teleco. 

Álvarez-Pallete, no contento con compatibilizar presidencia y labores ejecutivas a pesar de los requerimientos de varios organismos internacionales para que las empresas separen tareas de gestión y representativas, se quedaba con el último rincón de Alierta. 

Escalada depreciativa

Sus más allegados afirman que "Alierta no estaba contento con la gestión de Álvarez-Pallete", incapaz de frenar la escalada depreciativa de una compañía cuya acción, desde su nombramiento como presidente de Telefónica, ha perdido un 40 por ciento de su valor.  

A la distancia entre ambos directivos también contribuyó la decisión de Álvarez-Pallete de prescindir de la vieja guardia de Alierta, que vio cariacontecido cómo sus más cercanos eran despedidos por su sucesor. 

Error

Personas de la máxima confianza de Alierta reconocen a Elcierredigital.com que el directivo maño repetía en los últimos años, para todo aquel que quisiera oírle, una frase lapidaria dedicada al actual presidente de la teleco: "El mayor error de mi vida fue elegir y poner a José María Álvarez-Pallete como mi sucesor en Telefónica"

Alierta tuvo sobre la mesa, en su momento, otros dos nombres para sustituirle en marzo de 2016: Santiago Fernández Valbuena, director de Estrategia, que fue despedido por Álvarez-Pallete unos días después de ser nombrado presidente (a cambio de una indemnización de 10,5 millones de euros) y Eva Castillo, símbolo en Telefónica porque en 2008 se convirtió en la primera mujer de su Consejo de Administración. 

Castillo, hoy en La Caixa, fue invitada a dejar el Consejo en 2018 a instancias de Álvarez-Pallete, a su vez conocedor de que Alierta deseaba impulsar a Pablo Isla, pero el reglamento interno de Telefónica complica el nombramiento como presidente de directivos externos y sin experiencia en la Junta de Accionistas de la teleco. 

Esta normativa,precisamente, convierte, de cara al futuro, al socialista Javier de Paz en el favorito para relevar a Álvarez-Pallete si el PSOE y La Caixa bajan el pulgar definitivamente con el directivo, como también deseó estos años Alierta, y cuya gestión ha facilitado que los árabes de STC hayan penetrado en el accionariado de la teleco española a un precio low cost

Obituarios

Pese a la frialdad reinante entre Alierta y Álvarez-Pallete, este último se ha esforzado para fijar en el imaginario colectivo que tenía una óptima relación con su antecesor. "Es un día triste para la familia Telefónica. Todos somos depositarios del inmenso legado que nos deja César Alierta, un corazón abierto de par en par, apasionado, inteligente y valiente. Su visión de futuro y su intuición le llevaron siempre a intentar cambiar el mundo a mejor. El profundo amor por su Zaragoza natal le permitió pasear su tierra por todos los rincones del mundo. Muchas gracias, querido amigo", señalaba. 

Según el presidente de Telefónica, Alierta "colaboró decisivamente a la internacionalización de empresas como Tabacalera y desde luego de su querida Telefónica. Fue una persona de un recuerdo imborrable, tremendamente humana, profundamente inteligente y con un nivel de pasión por todo lo que hacía increíble. Nos hizo a todos admirarle y seguirle por allá donde iba. Nos deja un dolor muy grande en un día como hoy, pero también un recuerdo decisivo. Telefónica, en sus 100 años de historia que celebra este año, no sería lo que es hoy sin una persona como César Alierta. Deja una huella que es imposible que se olvide en una compañía como Telefónica y en todos los que formamos de la familia Telefónica". 

Álvarez-Pallete junto a Alierta. 

La compañía, por su parte, aseguraba que "la historia de Telefónica no podría entenderse sin su ejemplo, su legado personal y profesional, su visión estratégica y su incansable vocación de hacer de Telefónica el lugar en el que fuera posible hacer un mundo más humano, conectando la vida de las personas". 

Reinterpretando la actualidad

Por otra parte, Álvarez-Pallete se encuentra en Davos y ha hecho declaraciones asegurando que se está comprando Telefónica por su poderío, a pesar de que la motivación de STC es su bajo precio y el del Gobierno es puramente político. Pese a ello, el directivo dice que "Telefónica suscita enorme interés porque es un actor principal en el nuevo escenario digital".

"Estamos construyendo una compañía no para los próximos diez ni veinte años, sino para los siguientes cien años. Pero para ese nuevo tiempo requiere una evolución radical, reinventarse de nuevo, y una plataforma que ofrezca simplicidad por encima de la complejidad de los negocios actuales", asegura. 

Regulación

Álvarez-Pallete se ha abonado a criticar la regulación del sector, quizá utilizando la normativa regulatoria como chivo expiatorio a la situación de Telefónica: "Estamos regulando para coches de caballos un mundo de autopistas. Es regulación del siglo pasado, no de éste. A nosotros se nos reguló porque éramos un monopolio incumbente de cobre. Ya no somos monopolio, ya no somos incumbentes, y, a partir del próximo 19 de abril ya no seremos de cobre", asegura en Expansión

El directivo asegura que existe la necesidad de que la Unión Europea rediseñe sus políticas en materia de competencia y regulación con el fin de asegurar el bienestar y la prosperidad en Europa para las próximas décadas, desde la construcción de sociedades más igualitarias en las que el radicalismo y el populismo no tengan cabida. "Europa debe contar con su propia agenda, es el momento", aseguró. 

"Lo único que pedimos es que nos desregulen y nos dejen competir. Nos están regulando con reglas analógicas", añade. Es por ello que asegura que existe "la necesidad urgente de fijar un marco regulatorio que favorezca la innovación, que permita iniciativas disruptivas a las empresas, que fomente la innovación y elimine los obstáculos regulatorios", afirma. 

Muy especialmente en áreas como el Cloud y el Edge Computing, la fibra y la tecnología 5G y el desarrollo de redes programables a través de APIs globales y estandarizadas", explican desde Telefónica. 

COMPARTIR: