19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los mercados castigan la irrupción de STC en la teleco que podría fichar a Therese Jamaa, exvicepresidenta Huawei España y pareja del ministro Albares

Álvarez-Pallete 'pone la alfombra' a los saudíes en Telefónica: Venta de activos premium, despidos y cierre de oficinas

El Cierre Digital en
/ Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.
Los mercados no han respondido bien a la irrupción del fondo árabe STC en Telefónica. Los saudíes se han dejado ya más del 10% en Bolsa desde que entraron en el accionariado de la teleco española de Álvarez-Pallete, que ahora busca encauzar su situación mediante recetas, en teoría, contraproducentes: venta de activos premium (de su filial Tech), cierre de oficinas y más despidos en 2024. Además,podría fichar a Therese Jamaa, exvicepresidenta de Huawei España y actual pareja del ministro Albares.

José María Álvarez-Pallete mira con nerviosismo el calendario, que le dice que el 8 de noviembre la compañía española Telefónica celebra su 'Inversor Day' después de doce años sin hacerlo. El directivo preveía que la irrupción del fondo soberano saudí STC en la teleco española conllevaría que esta se disparase en Bolsa. 

Pero Telefónica apenas gozó de un menudo repunte, que no evita que sus acciones hayan caído un 60 por ciento desde que el 8 de abril de 2016 Álvarez-Pallete tomó los mandos de la compañía (que cotizaba a 9,45 euros por acción). 

La acción de Telefónica no alcanza siquiera los cuatro euros mientras Álvarez-Pallete comienza a preparar los fastos del centenario del próximo 19 de abril y algunos accionistas miran con suspicacia que haya restaurado la vieja receta de César Alierta: el reparto de dividendos (862 millones de euros se fueron en junio a contentar a los accionistas menos dinámicos en vez de reinvertirse en mejorar). 

Lunes ajetreado

Este lunes por la mañana el directivo de Telefónica Chema Alonso presumía de la teleco española en el foro Metafuturo de Atresmedia y por la tarde Álvarez-Pallete recibía por enésima vez un premio de El Español, en el que ejercía como número dos Eva Fernández hasta que se marchó a dirigir la Comunicación de esta antigua empresa pública española. 

Álvarez-Pallete no tiene enemigos en la prensa, cuenta con apoyos como Isidro Fainé o Pedro Sánchez (más frías están sus relaciones con Alberto Núñez Feijóo, tal y como se evidenció este lunes) y 'solo' tiene que preocuparse del fondo americano Blackrock, accionista de Telefónica, que está invirtiendo a su contra y antaño criticando los considerables emolumentos que tienen asignados los directivos de la teleco. 

Alfombra a los saudíes

STC se dejó más de un 10 por ciento en Bolsa en su primer mes como accionista de referencia de Telefónica y fuentes de la compañía española explican a Elcierredigital.com que Álvarez-Pallete trabaja a contrarreloj para mejorar los números económicos de la empresa que dirige para contentar a sus nuevos socios. 

El cierre de más de 100 oficinas por eficiencia, la puesta a la venta de parte de una de sus mejores activos (su filial Tech) y el despido de cientos de trabajadores, admitido hasta por sindicatos como Comisiones Obreras, evidencian que el directivo está poniendo la alfombra roja a los saudíes

Estas acciones previsiblemente compensarán otras noticias menos positivas. Es el caso de la adquisición de las remedies de la fusión de Orange y Más Móvil por parte de Digi, que rebajará su dependencia de la red de Telefónica. 

Posible fichaje a la vista

Fuentes de Telefónica desvelan que la teleco podría estar estudiando el fichaje de la ejecutiva franco-libanesa Therese Jamaa, pareja sentimental de uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez, el ministro José Manuel Albares

Cabe recordar que Jamaa ejerció como vicepresidenta de Huawei España para enfado del PP o de Estados Unidos, que según The Objective protestó por esta vinculación laboral con una compañía china que sufre la guerra tecnológica de Estados Unidos y la UE. 

El Ministerio de Asuntos Exteriores tiene competencias en el campo tecnológico, por lo cual este sería el principal obstáculo para que Telefónica dé luz verde a este fichaje tan mediático. 

Isidro Fainé y Pedro Sánchez sostienen a Álvarez-Pallete

La Caixa lleva muchos meses sosteniendo la acción de Telefónica, invirtiendo cuando tenía un precio más alto, y ahora ha visto que STC se quiere convertir en primer accionista cuando las acciones han caído a cuenta de la caída provocada por una alianza producida en Alemania contra los intereses de la filial de la española. 

Logo de Telefónica.

Pese a ello, Criteria Caixa invirtió 1.250.000 euros en 325.000 títulos de la teleco en las cinco sesiones posteriores a la irrupción de STC en Telefónica. Esta decisión parece suponer una prórroga de la confianza que Isidre Fainé tiene en Álvarez-Pallete, con el que también tiene una relación de amistad. 

Fuentes de Telefónica explican a Elcierredigital.com que Fainé ha alabado en público en varias ocasiones a Álvarez-Pallete, del que destaca su apuesta por los "valores", y recuerdan que el histórico banquero catalán ha querido mantener la buena relación que tenía con el antecesor en la presidencia de Telefónica, César Alierta. 

Fainé, que renovó recientemente como consejero de Telefónica durante cuatro años, ha demostrado su sintonía personal con Álvarez-Pallete, que en más de una ocasión se ha acercado a Menorca en los agostos en los que el banquero descansa con su familia.

"Se veía muerto"

Fuentes de la teleco explican a Elcierredigital.com que Álvarez-Pallete impulsó esta operación para disparar la acción de Telefónica porque "se veía muerto ya que creía que su amigo Pedro Sánchez iba a caer el 23J y que Alberto Núñez Feijóo quería a Pablo Isla en su puesto", tal y como desveló hace unas semanas Elcierredigital.com

El plan, añaden, "está urdido por el presidente de Telefónica durante varios viajes recientes a Riad y ejecutado por su intermediario y amigo Javier del Valle", que trabajó tiempo atrás para la empresa española. 

El directivo pensaba que la operación iba a ser un bálsamo para la acción de Telefónica, que ni por esas ha levantado demasiado el vuelo. Fuentes del sector bursátil aseguran que la falta de un repunte alto es "inaudito" y digno de la escasa confianza que genera la teleco en los mercados. 

Y es que la entrada en el accionariado de un grande como STC, "que busca la rentabilidad por encima de todas las cosas" porque "suele contribuir a dar fuerza a sus inversiones", se suponía que iba a disparar a Telefónica

COMPARTIR: