16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este año la reina Sofía acudirá, en soledad, a la tradicional misa que se celebrará este próximo domingo en la Catedral del archipiélago balear

La Semana Santa de los Borbones en Palma: La crisis de las reinas y ausencias notorias

El último posado de la familia real en Palma de Mallorca en Semana Santa, del año 2019.
El último posado de la familia real en Palma de Mallorca en Semana Santa, del año 2019.
Una de las tradiciones de la familia real española desde el año 1995 es acudir a la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Palma de Mallorca y, este año, lo hará la reina Sofía en soledad. En 2004 se incorporó la reina Letizia al tradicional posado familiar en el que se pueden apreciar, con el paso de los años, los diferentes nacimientos, crisis, divorcios y ‘rupturas’. En 2020 la pandemia paralizó esta tradición que, cuatro años después, no se ha vuelto a retomar.

Desde que en 1995 el por entonces rey Juan Carlos I acudiera a la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Palma de Mallorca, el lugar ha sido una cita asegurada para los borbones españoles en Semana Santa. Es conocido que a la monarquía le gusta pasar sus vacaciones en el palacio de Marivent de Palma, pero es aún más señalado el posado que la familia real ofrecía a los medios de comunicación a la salida (o entrada) de la misa. Una tradición que se rompió después de 25 años.

La pandemia hizo que la tradición se cancelara en 2020 y en 2021, y los dos años posteriores se canceló por motivos logísticos. Aunque se mantiene el viaje privado que la familia suele hacer los días previos a diversos destinos, los actuales reyes decidieron optar el último año por la sorpresa. Así, el pasado 2023 acudieron al municipio madrileño de Chinchón para ver la representación de la Pasión de Cristo.

Este año, la reina Sofía acudirá en soledad aunque se espera que los reyes pasen el tiempo en familia con sus hijas, Leonor y Sofía, que vuelven a casa desde la Academia Militar de Zaragoza donde la princesa lleva a cabo su formación castrense y el internado de Gales en el que la infanta cursa bachillerato. Los días previos, hemos podido ver a Felipe y Letizia en actitud acaramelada por Madrid, acudiendo a una librería y al cine, lo que parece tapar los rumores del romance entre Jaime del Burgo y la reina Letizia que sacó a la luz el libro del periodista Jaime Peñafiel, 'Letizia y yo'.

Las apariciones públicas de la familia real española siempre han sido de gran interés para la prensa y la población y una muestra de cómo se relacionaban entre ellos. Y aunque el tradicional posado de Palma parece haber pasado a la historia, deja las instantáneas recogidas en estos 25 años que muestran cada uno de los cambios de la familia real española.

Posados con Juan Carlos I como rey: una familia unida y numerosa

Aunque la tradición comenzó en 1995, no fue hasta 2004 cuando la reina Letizia apareció en su primer posado frente a la Catedral de Palma. Por aquel entonces, era la prometida del príncipe Felipe —se casarían el 22 de mayo de ese mismo año— y la pareja posaba con la familia real al completo. Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón estaban allí con sus hijos; también los por aquel entonces reyes, Juan Carlos I y Sofía; y Elena de Borbón y Jaime de Marichalar con sus dos hijos.

La familia real española a las puertas de la Catedral de Palma en 2004.

La instantánea de una familia numerosa que mostraba unidad se repitió en 2005 y 2006. En este año, se incorporaron dos nuevos miembros a la familia: Irene Urdangarin y la futura princesa de España, Leonor.

En 2007 comenzaron las bajas. Los por entonces príncipes Felipe y Letizia se ausentaban debido al avanzado estado de gestación de la princesa. En 2008, desaparecían de la fotografía Elena de Borbón y Jaime de Marichalar, que habían anunciado en noviembre de 2007 su separación. Desde entonces, las ausencias no hicieron más que aumentar. En 2009 y en 2010 tan solo posaban los reyes, los príncipes y las hijas de estos. En 2011, se sumaron las infantas Elena y Cristina (sin sus maridos ni sus hijos), pero se ausentó el rey Juan Carlos.

Y en 2012 comenzó una de las ‘etapas negras’ de la casa real española. Urdangarin acababa de ser imputado por el ‘caso Nóos’ que finalmente le llevó a prisión años más tarde, por lo que ni él ni la infanta Cristina ni sus hijos aparecían en la fotografía. Sí que volvían la infanta Elena y Juan Carlos I, que ese mismo año protagonizaría el ‘escándalo’ tras su cacería en Botsuana.

Felipe VI, posados reducidos y la ‘crisis’ de las reinas

En el año 2014, Juan Carlos I, con una imagen muy debilitada por sus ‘escándalos’, abdicó en su hijo, Felipe VI. Durante esta etapa, los posados frente a la Catedral de Palma se vieron reducidos considerablemente. Donde antes posaban todas las infantas, reyes, príncipes y su descendencia, quedaba la reina Emérita —el Emérito redujo sus apariciones públicas—, los reyes y sus hijas, con algún posado casual de la infanta Elena, ya divorciada.

No obstante, la tradición se mantuvo. Y en el año 2018 ‘explotó’. Los telediarios y la prensa de todo el país se hacían eco del suceso de la Semana Santa, lo que se denominó la ‘crisis de las reinas’.

Fotograma del momento denominado la 'crisis de las reinas'.

En un vídeo capturado tras la misa del Domingo de Pascua, se veía a la reina Emérita intentar sacarse una foto con sus nietas. La reina Letizia se ponía entre el objetivo de la cámara y sus hijas, intentando impedir la captura. Algunos no comprendieron la actitud de la reina, que compensó el incidente abriéndole la puerta del coche a la Emérita en una visita que tuvo lugar meses más tarde al hospital donde acababan de operar a Juan Carlos I.

Ambas acudieron al posado del año 2019 en la Semana Santa de Palma, pero se mantuvieron separadas en la fotografía, con el rey en medio de ambas. Un año más tarde, llegó la pandemia y la tradición se rompió. Ahora, en pleno 2024, las visitas de la realeza a Palma se limitan a las vacaciones y a las visitas de Felipe VI para practicar vela. La familia real, lejos de esos primeros posados, también dista de estar tan unida como entonces.

COMPARTIR: