18 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El policía local de Benidorm premiado ahora por la Orden de Caballeros de San Cristóbal ANALIZA LA "violencia EN manifestaciones contra la amnistía"

Vicente Planas, medalla policial antiterrorismo: "No se puede generalizar el uso de la fuerza en las protestas"

El Cierre Digital en
/ El policía y criminólogo Vicente Planas en un montaje con las protestas contra la Amnistía detrás.
La policía se está viendo fuertemente criticada por sus actuaciones en las manifestaciones celebradas durante los últimos días. Mucho ciudadanos denuncian un uso desmedido de la fuerza contra todo manifestante presente, sin importar si es violento o no. Ante esta situación Vicente Planas analiza que "no se debe hacer un uso generalizado de la fuerza, ya que es función de los agentes identificar a los manifestantes violentos y deteneros".

Cada día las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen que hacer frente a situaciones límite en la que la mesura y el despliegue operativo juegan un papel clave. Más aún en las últimas semanas, donde los españoles han salido a las calles para protestar por la Ley de amnistía. Esta situación ha provocado un descontrol ciudadano basado en ataques a los agentes y unas órdenes de actuación para los agentes que han levantado críticas entre los manifestantes.

Fuera del liderazgo y las órdenes de las fuerzas políticas hay muchos agentes que son condecorados por su gran labor respecto al país y a la ciudadanía. El próximo 25 de noviembre el criminólogo y policía local de Benidorm, Vicente Planas, recibirá la medalla de la Honorable y Real Orden de Caballeros de San Cristóbal al mérito por la lucha antiterrorista. 

Vicente Planas.

Esta condecoración se remonta a los años 90 y 91, en los que Planas permaneció en el Ejército. Concretamente la medalla se debe a los objetivos cubiertos durante esos dos años, concretamente Puzol, Torrente, las torres de comunicaciones y las vías férreas de Valencia. Esos años hubo varios atentados. 

El análisis de Vicente Planas sobre lo ocurrido en las manifestaciones

En una conversación con elcierredigital.com Vicente Planas, criminólogo y Policía Local de Benidorm, analiza el papel que debe jugar un policía. “Lo principal de un policía es saber actuar lo más rápidamente posible para poder reprimir cualquier hecho delictivo. Lo que ocurre es que los policías en situaciones delicadas actuan en base a las órdenes de los jefes. Es muy importante que un policía conozca la legalidad de las actuaciones para no excederse en ningún momento de los tipificado en la ley. Respecto al criterio jerárquico está claro que la norma constitucional precede a cualquier orden”.

Las actuaciones policiales en Ferraz están siendo fuertemente criticadas, sin embargo, los agentes aseguran han asegurado en todo momento que las órdenes vienen de arriba, concretamente del Delegado de gobierno en Madrid, Francisco Martín Aguirre, un militante histórico del PSOE. Ante esto las asociaciones pidieron su cese sin recibir respuesta alguna y con más órdenes durante las manifestaciones celebradas en los últimos días. 

Respecto a las actuaciones policiales en las manifestaciones Planas señala que “los agentes se deberían ceñir a actuar acorde a los principios constitucionales de igualdad y reciprocidad para evitar un mal mayor. Los miembros de las UIP se limitan a actuar tal y como ordenan los mandos, que son quienes deben evaluar la peligrosidad y disolver las manifestaciones en caso de que sea necesario. Sin embargo, no hay que olvidar que manifestarse se trata de un derecho constitucional”.

“En estas situaciones se deben usar los medios de dispersión más adecuados, dejando siempre para casos extremos el uso de la fuerza mediante la porra o gases. Debería haber observadores que puedan identificar las conductas, tanto de los manifestantes como de los policías, para tomar las medidas correspondientes. El uso de la fuerza desproporcionada como golpear o gasear a manifestantes pacíficos debe ser evaluada para saber quién dio la orden de actuar así”, añade Vicente Planas. 

Los policías que ejerzan el abuso policial deben ser identificados, al igual que los manifestantes violentos. Es función de los policías actuantes controlar a los manifestantes violentos y neutralizarlos, pero no se debe generalizar el uso de la fuerza con el resto de manifestantes. Para evitar esto deberían ser de utilidad los policías que hay infiltrados. Los abusos de poder deben ser identificados y denunciados, tanto por los manifestantes como por el resto de agentes. No se puede permitir la violencia de un lado ni de otro en unas manifestaciones que supuestamente son pacíficas”, concluye Vicente Planas.

La cadena de mando en la Policía

A pesar de las críticas recibidas, lo cierto es que, según comentan fuentes policiales, la actuación seguida en las últimas manifestaciones es la que se da “de forma general” en manifestaciones del mismo calibre —pacíficas, pero con presencia de grupos violentos una vez toca la disolución— y que en todos los casos el que “coordina los dispositivos de todos los agentes a pie del terreno es el coordinador de las Unidades de Intervención Policial (UIP)”. Esta figura —que es la que decide “qué tienen que hacer los agentes que están allí”—, a su vez, está enlazada con una cadena de mando.

El jefe de las UIP, a su vez, “responde ante el comisario general de Seguridad Ciudadana, que tiene por encima al director adjunto operativo, que es el número uno de la policía. Ahí termina la cadena de mando policial”.

Manifestantes y antidisturbios en una de las manifestaciones.

Manifestantes y antidisturbios en una de las manifestaciones.

Estas mismas fuentes alertan que el director adjunto operativo de la Policía “es el comisario principal y su puesto es de libre designación. El encargado de designarlo, a pesar de ser un mando policial, es el Ministerio del Interior”. Por este motivo los policías defienden “que este tipo de puestos no sean de libre designación, porque es una manera de ser más independientes”. Actualmente el director adjunto operativo de la Policía Nacional es José Ángel González Jiménez.

Otra figura clave para los agentes que acuden a las manifestaciones es la del delegado del Gobierno. En el caso de Madrid es Martín Aguirre, contra el que se querelló el partido político VOX debido a las actuaciones de la policía durante las manifestaciones. Según las fuentes policiales consultadas, “el delegado del Gobierno es el que ejerce el mando directo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la comunidad autónoma y el subdelegado en la provincia”. 

“Entre las funciones del delegado del Gobierno en las manifestaciones se encuentran la capacidad de modificar itinerarios y decidir la disolución de la manifestación”, comentan las citadas fuentes.

Por otro lado, se encuentra la estructura de dirección general, que ostenta puestos de responsabilidad. Está compuesta por el director general de la Policía (actualmente Francisco Pardo), el secretario de Estado de Seguridad (Rafael Pérez Ruiz) y el ministro del Interior (Fernando Grande-Marlaska). Estos puestos no dan instrucciones operativas a los agentes.

COMPARTIR: