15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En una semana los investigadores creen que tendrán “jugosa información” sobre dónde se encontraba el asesino confeso en la noche del crimen

Caso Marta del Castillo: Datos del móvil de Miguel Carcaño, en prisión, verán pronto la luz

El Cierre Digital en Miguel Carcaño.
Miguel Carcaño.
Tras dos años, el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla recibirá un informe con las posiciones de Miguel Carcaño la noche del 24 al 25 de enero, en la que tuvo lugar la desaparición de Marta del Castillo. EL informe, de Lazarus Technology, aportará “datos que antes no estaban” y que “no figuraban en ningún sitio”, por lo que podría ser de utilidad. Mientras tanto, Miguel Carcaño cumple su pena de 21 años de prisión en la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

Hace dos años, el 25 de marzo de 2021, el juez encargado de investigar el paradero del cuerpo de Marta del Castillo, Álvaro Martín, preguntó a la Policía sobre las posibilidades de clonar el teléfono de Miguel Carcaño, el autor confeso de la muerte de la joven sevillana desaparecida en 2009. La intención del juez era conocer la localización de Carcaño la noche de la desaparición. Ahora, dos años después, llegará al Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla un informe realizado por la empresa Lazarus Technology con “jugosa información” sobre dónde estuvo Miguel Carcaño la noche del 24 al 25 de enero de 2009.

Manuel Huertas —director ejecutivo de la empresa y encargado de realizar el informe— ha confirmado al programa En boca de todos, de Cuatro, que ya se han extraído todos los datos y que “falta presentarlo en el juzgado”. Según ha apuntado, el juzgado encargado del caso lo podría recibir la semana que viene.

Huertas ha desvelado, además, que “aunque ha costado mucho esfuerzo, se ha conseguido sacar información”, información que ellos quieren “pensar que es útil”. Según añadía, esta utilidad viene dada porque “hay datos que antes no estaban” y que “no figuran en ningún sitio”.

Entre estos datos, se encuentran las “posiciones” de Miguel Carcaño aquella noche. “No es un recorrido, son posiciones. De hecho, todo el trabajo se ha basado en obtener las posiciones de Miguel Carcaño. La máxima precisión de estos movimientos es de entre ocho y doce metros”, explicaba Huertas.

El informe elaborado por Lazarus Technology lleva detrás el trabajo de cinco personas, a lo largo de dos años, analizando un clon del teléfono de Carcaño, que aportará nueva información a las autoridades para poder esclarecer dónde se encuentra el cuerpo de Marta del Castillo.

Este informe supone una chispa de esperanza para la familia de Marta del Castillo, que veían sus expectativas de análisis de los teléfonos móviles de todos los implicados truncadas cuando se les denegó las de aquellos que fueron absueltos en el juicio porque suponía “reinstruir una causa ya enjuiciada con sentencia firme y ejecutoria (el asesinato)”.

La familia de Marta del Castillo “no puede más”

El pasado mes de enero la familia de Marta del Castillo confesó que "ya no podía más”. Ante la inacción de las autoridades fue Antonio del Castillo, padre de Marta, quien anunciaba en su perfil personal de la red social Twitter que "excavará por su parte" en uno de los lugares donde cree que puede estar su hija. El padre de Marta sostenía que "hace más de 6 meses me prometieron que sería el CNP (Cuerpo Nacional de Policía) quien mirara esto con discreción", pero lamentaba que "a día de hoy, la palabra dada vale lo que vale".

Marta del Castillo.

Este hartazgo de la familia de Marta del Castillo venía dado después de dos varapalos judiciales. En los meses de octubre y noviembre de 2022 la familia de Marta del Castillo recibió dos autos referentes a la búsqueda del cuerpo de la joven. El primer auto, emitido por el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, archivaba la investigación vigente para encontrar el cuerpo de Marta del Castillo a través de la geolocalización de los teléfonos de la víctima y de su asesino confeso, Miguel Carcaño.

Aunque el perito pidió acceder al del resto de presuntos implicados (Samuel Benítez, Javier Delgado y María García Mendaro), el magistrado Álvaro Martín lo rechazó. La familia de Marta del Castillo recurrió, pero año y medio después todo fue archivado con la justificación de que el perito encargado del informe no había entregado ningún “hecho nuevo” al juzgado.

Por su parte, la Audiencia de Sevilla decidió archivar la pieza separada que buscaba el cuerpo de Marta del Castillo debido a que no se prorrogaron los plazos de instrucción, por lo que ninguna prueba es válida superado este plazo. Según informaban en el auto, daban por “concluida la fase de instrucción dado el tiempo de duración de la investigación”, de “12 años, once meses y 17 días”, ya que “impiden, igualmente, tener en cuenta las actuaciones acordadas una vez terminado el plazo de instrucción”.

Ante esto, la familia interpuso un recurso de nulidad que fue desestimado por la Fiscalía en un escrito. Según afirmaron, “la pieza siempre permanecerá abierta hasta que aparezca el cuerpo, sin límite temporal alguno”. El escrito, difundido por el diario ABC, también pedía al tribunal que indicase “con claridad” que la causa “seguirá abierta hasta el hallazgo del cuerpo”. Lo que les fue denegado fue el análisis de los teléfonos móviles ya mencionados.

Miguel Carcaño, condenado a 21 años de prisión

Marta del Castillo desapareció el 24 de enero de 2009. La joven de 17 años salió de casa porque había quedado con unos amigos en un piso en la calle León XIII de Sevilla, donde se reunía con ellos habitualmente. Sin embargo, esa vez Marta no volvió.

Al día siguiente sus padres denunciaron la desaparición de la joven y todo su entorno se volcó en encontrarla. Cuando se cumplió la tercera semana de búsqueda —concretamente, el viernes 13 de febrero—, la policía detuvo a Miguel Carcaño, de 19 años. Un día después, Carcaño confesó que había asesinado a Marta tras asestarle un golpe seco con un cenicero.

Miguel Carcaño.

En esta declaración afirmó que tanto él como ‘el Cuco’ habían intentado abusar sexualmente de ella y que, tras asesinarla, lanzaron el cuerpo al río Guadalquivir. Desde entonces, Carcaño ha cambiado las versiones de los hechos en diferentes ocasiones. En una de ellas acusó al 'Cuco’ de estrangular a Marta y tirarla a un contenedor. En otra ocasión apuntó a su hermanastro, Francisco Javier Delgado, del que dijo que metió el cuerpo en una zanja en la finca La Majaloba. A día de hoy, ninguna de estas versiones ha conseguido dar con el cuerpo de Marta.

Durante la investigación, se pusieron sobre la mesa los nombres de varios amigos de Carcaño que podrían estar vinculados al asesinato de Marta del Castillo: Samuel Benítez, a quien Carcaño acusó de ayudarle a ocultar el cadáver; ‘el Cuco’, por aquel entonces el único menor de edad; Francisco Javier Delgado, hermanastro de Carcaño; y Mar García Medaro, novia de Delgado. Sin embargo, el único acusado y encarcelado fue Miguel Carcaño. El juicio celebrado en 2011 le condenó a 21 años y 3 meses de prisión.

La vida de Miguel Carcaño en la cárcel

Desde que entró en prisión, Carcaño ha mostrado buen comportamiento y no ha protagonizado incidentes con el resto de los reclusos del centro. Desde 2013 se encuentra en el Centro Penitenciario Herrera de la Mancha (Ciudad Real), pero antes pasó un tiempo interno en la cárcel de Morón de la Frontera, en Sevilla.

Allí vivía con todas las comodidades y disfrutaba de ciertos lujos, como ver sus programas favoritos en una tele de plasma o hacer deporte en la piscina del penal. Además, Carcaño recibía regalos y cartas de admiradoras. Sin embargo, la vida del preso cambió en esta nueva prisión.

Cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

En el año 2020 desde elcierredigital.com ya informábamos de que Carcaño mantenía un “perfil bajo”, acudiendo a talleres ocasionalmente y moviéndose entre su celda, el patio y el comedor de la prisión. Actuaba, según apuntan algunos medios, como un "mendigo" dentro del centro.

Sin embargo, ahora, y según informaban los periódicos La Razón y Ok Diario, Carcaño trabaja como panadero en prisión, dado de alta en la Seguridad Social y con un sueldo de 430 euros mensuales, lo que ha hecho que cambie su estatus (y economía) dentro de la prisión. Tal y como informaban, “tiene un comportamiento muy bueno” y se encuentra cumpliendo su pena en “el módulo 2 de la prisión”, denominado “de respeto”. Esto significa que los presos que se encuentran allí cumplen unas “normas de conducta, limpieza y convivencia” y siguen una organización “bastante rigurosa”.

Carcaño cumplirá el próximo 14 de abril 34 años y su salida de prisión está prevista para dentro de siete, concretamente, el próximo 8 de mayo de 2030 si no obtiene beneficios penitenciarios. Por el momento, tal y como apuntan diversos medios, no está consiguiéndolos. El asesino confeso de Marta del Castillo ha pedido al menos 30 veces salir de prisión, pero todas y cada una de ellas han sido denegadas.

Al formar parte del segundo grado penitenciario, Carcaño tendría derecho a pasar 36 o 48 días al año fuera de prisión “como preparación para la vida en libertad”. Sin embargo, el hecho de que el cuerpo de Marta no haya aparecido puede haber influido en los informes necesarios para conceder estos permisos, que han determinado que no reúne los requisitos para salir de prisión.

Aunque dentro de siete años Miguel Carcaño podrá salir de la cárcel de Ciudad Real, tendrán que pasar 13 años más hasta que pueda volver a Sevilla. La condena a la que se enfrenta incluye también la prohibición de residir en la misma localidad, comunicarse o acercarse a menos de 500 metros de la familia de Marta del Castillo durante 30 años. El plazo se cumplirá el 19 de febrero del año 2043. Para entonces, Miguel Carcaño tendrá 53 años.

COMPARTIR: