27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El perito judicial averiguó que en el momento de su desaparición en 2009 no se analizaron todos los datos que proporcionaron las compañías telefónicas

Manuel Huerta, investigador: "Esperamos que el análisis de los teléfonos nos lleve hasta el cuerpo de Marta del Castillo"

Marta del Castillo.
Marta del Castillo.
Profesionales como el perito judicial Manuel Huerta, confían en que los datos que faltan por analizar resolverán el caso de la desaparición de Marta del Castillo. El experto asegura en una entrevista con 'elcierredigital.com' que los teléfonos requisados en 2009 a los sospechosos están siendo analizados para establecer el recorrido que siguió el asesino de la menor la noche del 24 de enero de ese año en Sevilla.

En enero de 2022 se cumplen trece años desde la desaparición en Sevilla de Marta del Castillo, de la que todavía se continúa buscando el cuerpo. La investigación del caso sigue latente, y más en estos momentos en los que se ha descubierto un cabo suelto en los datos analizados: "La información que falta por analizar en los teléfonos requisados ya se tenía en 2009, así que ahora estamos trabajando con ella". Así explica a elcierredigital.com Manuel Huerta, perito judicial que colabora con la justicia para resolver el caso, las razones por las que la investigación está viviendo una segunda parte.

Según relata Huerta los móviles de los acusados están siendo analizados con la "última tecnología" para descubrir el recorrido que realizó el supuesto asesino de Marta la noche de su desaparición. "Se va a buscar precisamente en los procesos handover, cuando el teléfono cambia de antena. El análisis original estaba basado únicamente en los registros de los datos de tráfico, es decir, en qué antena estaba el teléfono cuando recibió o envió un sms o llamada. Los datos registrados de cuando los móviles estaban operativos sin ser utilizados, en su momento, no se analizaron. Hay una parte de la información que nos tienen que entregar las operadoras y que ya hemos solicitado" expone.

Manuel Huerta.

Manuel Huerta. 

Tal y como comenta Manuel Huerta a este diario, si los teléfonos analizados estaban encendidos, "sin tener necesariamente el pin activado", existe una conexión que se registra en las antenas "cuando un teléfono está encendido y puede hacer llamadas de emergencia, con lo que está conectado a la red". "Ahora tratamos de buscar todos los movimientos y posiciones posibles de todas las franjas de tiempo en las que no consta que los teléfonos tengan llamadas ni sms", expresa.

A pesar de los casi trece años de desaparición de la menor, la justicia tiene la "esperanza" de que con esta nueva investigación se localice su cuerpo. "El esfuerzo que estamos haciendo por resolver el caso es más que nada por la familia y por terminar con su sufrimiento", asegura Manuel. "Creemos que los datos nos van a poder dar, por lo menos, bastante más información de lo que sucedió en realidad esa noche", cuenta confiado.

La posibilidad de estos nuevos datos se descubrió a partir de la iniciativa de Netflix para que el equipo de Manuel Huerta colaborase en un documental sobre el caso. "A nosotros nos llamaron para participar en el documental y nos dieron toda la información del caso. Al analizarla nos dimos cuenta de que había datos que estaban sin estudiar. No constaba ni que se hubiera pedido ni que se hubiera analizado", asegura Huerta.

El perito judicial defiende y valora la labor de los Cuerpos de Seguridad que trabajaron la información en 2009, sin embargo, considera que les faltó "familiaridad con este tipo de entornos tecnológicos". Según explica, "la evolución tecnológica en la que el análisis puede aportar mucha información para resolver cualquier tipo de delito se ha ido formalizando y estamos mucho más acostumbrados a que esta forme parte de las investigaciones. En aquel momento existía un cambio de las nuevas tecnologías y era todo muy frenético. Es normal que la gente no estuviera muy formada en todo esto".

COMPARTIR: