05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La falta de novedad en la geolocalización de los móviles de la víctima y de Carcaño y no haber prorrogado la instrucción paralizan la investigación

Varapalo en el caso Marta del Castillo: La Justicia archiva la causa para dar con sus restos

El Cierre Digital en Marta del Castillo.
Marta del Castillo.
El cuerpo de Marta del Castillo, desaparecida hace más de 13 años, sigue sin encontrarse. Ahora, dos autos de la Audiencia de Sevilla y del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla suponen un nuevo varapalo para su búsqueda, que ha quedado archivada. Las causas expuestas han sido la falta de “hecho nuevo” en la geolocalización de los móviles de Marta y de su asesino confeso, Miguel Carcaño, y que no se haya prorrogado el plazo de instrucción.

Marta del Castillo desapareció el 24 de enero de 2009, hace ya más de trece años. Desde entonces, su familia ha luchado por encontrarla. Con vida al principio. Sus restos, una vez Miguel Carcaño confesó haber matado a la joven de 17 años. Sin embargo, en todo este tiempo, pese a las diferentes localizaciones dadas por el asesino confeso, Marta del Castillo no ha sido encontrada.

Ahora, dos autos emitidos por la justicia suponen un nuevo varapalo en la búsqueda de sus restos, que ha sido paralizada. Uno de ellos ha sido emitido por el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, y el otro, por la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla. Ambos han concluido archivar la causa por la que se buscaba el cuerpo de Marta del Castillo y no realizar nuevas pruebas, según adelantaba Cadena Ser.

El primer auto, emitido por el Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla, archiva la investigación vigente para encontrar el cuerpo de Marta del Castillo a través de la geolocalización de los teléfonos de la víctima y de su asesino confeso, Miguel Carcaño. Aunque el perito pidió acceder al del resto de presuntos implicados (Samuel Benítez, Javier Delgado y María García Mendaro), el magistrado Álvaro Martín lo rechazó. La familia de Marta del Castillo recurrió, pero ahora, año y medio después, todo esto ha sido archivado debido a que el perito encargado del informe no ha entregado ningún “hecho nuevo” al juzgado.

Por su parte, la Audiencia de Sevilla ha decidido archivar la pieza separada que buscaba el cuerpo de Marta del Castillo debido a que no se prorrogaron los plazos de instrucción, por lo que ninguna prueba es válida superado este plazo. Según informan en el auto, dan por “concluida la fase de instrucción dado el tiempo de duración de la investigación”, de “12 años, once meses y 17 días”, ya que “impiden, igualmente, tener en cuenta las actuaciones acordadas una vez terminado el plazo de instrucción”.

Las mentiras de ‘El Cuco’ y su madre en el juicio

Antes de este nuevo varapalo, otra noticia referente a la investigación sobre el crimen de Marta del Castillo volvía a dar un giro al caso. Javier García Marín, ‘El Cuco’, confesó haber mentido en el juicio que se celebró en octubre de 2011. Al igual que él, su madre, Rosalía García, admitió haber hecho una falsa declaración en la vista.

El nuevo juicio tuvo lugar el pasado mes de mayo en el Juzgado de lo Penal 7 de Sevilla, y se juzgó a ‘El Cuco’ por un delito de falso testimonio, emitido en el proceso del año 2019 tras una denuncia interpuesta por los padres de Marta. La declaración falsa de ‘El Cuco’ consistía en afirmar que cuando asesinaron a la chica, él estaba con unos amigos. Tras la quedada, volvió a casa y se quedó ahí. Su madre corroboró su coartada, afirmando que cuando llegó de madrugada al domicilio, ‘El Cuco’ se encontraba acostado en su cama.

Rosalía García y Javier García Marín, 'El Cuco', en el juicio por falso testimonio.

Con el reconocimiento de su falso testimonio, ‘El Cuco’ admitía haber estado en el piso en el que Marta fue asesinada esa misma noche, ante lo cual, la jueza anuló las declaraciones previstas de los testigos salvo la de los padres de Marta, a los que quiso escuchar para valorar el “daño moral” que les causó la mentira.

Antonio del Castillo y Eva Casanueva transmitieron la "humillación" que les supusieron las "mentiras" de 'El Cuco' y su madre y el dolor que les provocó que, pese a confirmar la falsedad de su declaración, no contestara preguntas sobre los hechos. Su defensa solicitó dos años de cárcel para cada uno de ellos y dos multas de 1.800 euros.

Además, afirmaron que las falsas declaraciones de ‘El Cuco’ y su madre podrían haber influido en la sentencia por la que todos los mayores de edad presuntamente implicados fueron absueltos. Todos menos Miguel Carcaño, el único acusado y encarcelado.

La desaparición de Marta del Castillo y la confesión del crimen

24 de enero de 2009. Ese fue el día en que la pesadilla comenzó para los padres de Marta del Castillo. La joven de 17 años salió de casa porque había quedado con unos amigos en un piso en la calle León XIII de Sevilla, donde se reunía con ellos habitualmente. Sin embargo, esa vez Marta no volvió.

Al día siguiente, sus padres denunciaron la desaparición de la joven y todo su entorno se volcó en encontrarla. Las campañas en internet y la repercusión del caso llevaron a que la familia recibiera el apoyo de la capital andaluza. Pero los esfuerzos por encontrar a la joven no sirvieron durante tres semanas en las que se barajaron todo tipo de hipótesis, entre las que se incluía que Marta hubiese huido voluntariamente.

Antonio del Castillo, padre de Marta.

Cuando se cumplió la tercera semana, concretamente el viernes 13 de febrero, la policía detuvo a Miguel Carcaño, de 19 años, que declaró el día 14 que había asesinado a Marta tras asestarle un golpe seco con un cenicero. En esta primera declaración afirmó que tanto él —que había mantenido una breve relación con la joven— como ‘El Cuco’ habían intentado abusar sexualmente de ella. Tras el asesinato, confesaba que con la ayuda de sus amigos lanzó el cuerpo al río Guadalquivir.

Entre los posibles amigos que podrían estar vinculados al asesinato de Marta se encontraban Samuel Benítez (a quien Carcaño acusó de ayudarle a ocultar el cadáver), ‘El Cuco’ (que, por aquel entonces, era el único menor de edad), Francisco Javier Delgado (hermanastro de Carcaño) y Mar García Medaro (novia de Delgado).

A pesar de que la policía buscó durante días el cuerpo de Marta en el río, no obtuvieron resultados. La búsqueda se detuvo el día 16 de marzo.

Las diferentes versiones de los hechos

El hecho de no encontrar el cuerpo complicaba la resolución del caso, pero la situación empeoró cuando Carcaño empezó a cambiar las versiones de los hechos.

El primer cambio tuvo lugar el 17 de marzo. Carcaño se echó atrás y acusó como asesino a ‘El Cuco’. Siguió manteniendo que ambos habían intentado abusar sexualmente de Marta, pero añadiendo el matiz de que como la joven se resistió, ‘El Cuco' la estranguló. También cambió la localización del cuerpo, que habrían llevado entre los dos hasta un contenedor, lo que hizo que la policía empezase a buscar a Marta en el vertedero de Alcalá de Guadaira.

Miguel Carcaño.

En 2011 el juicio dictaminó que Carcaño iría a la cárcel durante 21 años y 3 meses a causa de los testimonios ofrecidos durante la vista (entre los que se encontraban las declaraciones falsas de ‘El Cuco’ y su madre). Fue el único condenado de los cuatro acusados por diferentes delitos.

Dos años más tarde, Carcaño volvió a cambiar de opinión. Ni él ni ‘El Cuco’ habían sido los asesinos, sino su hermanastro, Francisco Javier Delgado. El cuerpo lo situaba, esta vez, en la finca La Majaloba, dentro de “una zanja abierta, de una profundidad de algo más de medio metro”. La policía investigó cada una de las nuevas localizaciones pese a creer firmemente que la válida era la primera.

Como consecuencia de esta nueva localización, Carcaño salió de la cárcel para acudir a la finca, donde se encontró con Eva Casanueva, la madre de Marta, que le pidió saber dónde estaba el cadáver “para poder enterrarla e ir a rezarla”. Aunque Carcaño pidió perdón y lloró, el cuerpo sigue sin encontrarse.

Ahora, los dos autos judiciales que archivan la pieza separada por la que se buscaban los restos de Marta del Castillo, pone una nueva traba a la familia para poder dar con el cuerpo de su hija, desaparecida hace más de trece años.

COMPARTIR: