29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El partido liderado por Santiago Abascal proclama a los números uno de las diferentes comunidades autónomas de cara a las próximas elecciones

Delicado fin de año en VOX: Dimisiones, un polémico candidato e intentos de ganar escaños

El Cierre Digital en Santiago Abascal.
Santiago Abascal. / Líder de VOX.
Se acerca la recta final del año y VOX mueve ficha para proclamar a sus candidatos. En Valencia, el cabeza de lista, Carlos Flores Juberías, ha suscitado polémica debido a una condena por maltrato psíquico a su exmujer en el año 2002. El nuevo candidato por Castilla-La Mancha, David Moreno, parece dispuesto a conseguir los escaños que el partido todavía no tiene en la comunidad autónoma. Mientras tanto, en lugares como Asturias siguen produciéndose dimisiones.

A lo largo de este 2022, VOX ha ocupado los titulares por sus numerosas controversias, problemas y dimisiones entre sus filas. Una situación que, a pocos días de terminar el año, no parece haber mejorado. La polémica que envuelve a su nuevo candidato para la Generalitat Valenciana junto la dimisión de la vicesecretaria de organización de VOX en Asturias, conforman los últimos problemas a los que se enfrenta la formación de Santiago Abascal.

El pasado 22 de diciembre VOX elegía nuevo candidato a la presidencia de la Generalitat Valenciana que, muy probablemente, se decida en mayo de 2023: Carlos Flores Juberías. El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia que ocupaba el puesto de José María Llanos ya se había posicionado como muy conservador al admitir ser contrario a la Ley del aborto y a la de la eutanasia.

Sin embargo, menos de una semana después de su nombramiento, ha salido a la luz que Flores fue condenado en septiembre de 2002 por violencia psíquica hacia su exmujer. Ambos se divorciaron en 1999, pero, tras la separación —según el fallo difundido por el diario Levante-EMV—, persiguió a su expareja hasta en 21 ocasiones para proferirle “insultos, vejaciones y amenazas, tanto en su domicilio como en el colegio de los hijos y por la calle”. Los insultos iban desde “ladrona” hasta “puta”, pasando por “secuestradora de niños”.

Carlos Flores Juberías.

La resolución judicial que condenaba a Flores le impuso un año de prisión, le prohibió acercarse a su exesposa durante tres años y tuvo que pagar una indemnización de 6.000 euros. Según declaró el propio Flores después de que saliera a la luz la noticia, VOX era “plenamente consciente” de sus antecedentes cuando fue elegido y afirmó ser el “primero en lamentar el daño causado”. Reiteró, además, que el maltrato hacia su exesposa “fue un maltrato de palabra”.

VOX y sus refuerzos en Castilla-La Mancha

Además de este nuevo nombramiento en Valencia, VOX Castilla-La Mancha también ha elegido a su nuevo candidato para optar a la presidencia de la Junta: David Moreno. Antes de su nuevo cargo, Moreno era portavoz del Grupo Municipal de VOX en el ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo), localidad en la que nació.

Este nuevo movimiento —en el que, a diferencia de localidades como Albacete donde se nombró a Rafael Lomana, sin relación con la provincia, a cargo de la gestora— parece ser un intento por conseguir sus ansiados escaños en Castilla-La Mancha. El pasado mes de noviembre la formación verde se mostraba optimista no solo con el hecho de mantener los escaños que ya tienen, sino con obtener algunos en esta comunidad autónoma en la que, hasta ahora, no tienen representación.

Sin embargo —y tal y como ha informado regularmente elcierredigital.com— es en Castilla-La Mancha donde VOX está acumulando gran parte de sus problemas. A principios del mes de diciembre, los afiliados al partido en la provincia de Albacete hacían pública su recogida de firmas contra la “situación insostenible” del partido en la región.

El documento —al que tuvo acceso elcierredigital.com y que está firmado, como es habitual, por el afiliado Luis Miguel Cortijo Aroca— exponía que, a través de las firmas, pretenden expresar su “firme voluntad de mejora en la gestión orgánica de VOX Albacete para aumentar el rendimiento del partido”. Para ello, anunciaban dos medidas que mejorarían sustancialmente la situación. La primera de ellas, “promover una acción política integradora que mejore la comunicación y el contacto con el afiliado”. La segunda, “fomentar una gestión transparente”.

Bajas en VOX: la última, en Asturias

Precisamente son esas dos medidas las que son aludidas por algunas de las numerosas bajas que se han presentado en VOX en los últimos meses. La última de ellas tuvo lugar hace tan solo un par de días. Mónica Castro Rivas, vicesecretaria de organización de VOX en Asturias, presentaba su dimisión.

Mónica Castro Rivas, vicesecretaria de organización de VOX Asturias.

“Un partido que desde la dirección nacional desautoriza continuamente a su comité ejecutivo provincial entiendo que no nos necesita; un partido que no escucha a sus bases no es algo de lo que yo quiera seguir formando parte”, ponía de manifiesto a través de un escrito Castro.

Además, añadía quejas que ya habían sido expuestas anteriormente por afiliados de otras provincias. Una de ellas, referente a algunos miembros del partido que “con el ego bien crecido se sienten autosuficientes para manejar las provincias como si de un juego se tratara, tomando decisiones con no se sabe qué criterio y sin tener en cuenta lo más mínimo la opinión del comité ejecutivo provincial”.

Unos meses antes de la salida de Castro, la concejala de VOX en Tomelloso (Ciudad Real), Elena Villahermosa, pasó a estar “no adscrita a ningún grupo municipal” debido a una falta de entendimiento con el partido.

También hubo dimisiones en Rota (Cádiz) y Lucena (Córdoba), donde los concejales Esther Ceballos-Zúñiga y Jesús Gutiérrez abandonaban la formación verde por las “guerras internas del partido” y la “decepción” sentida.

COMPARTIR: