25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Agrupación Reformista de Policías expresa su descontento con la bolsa de comida que se dio a los agentes de Sevilla y que denunció este diario

Las “deplorables” condiciones de los policías: De los bocadillos a la jornada laboral variable

El Director Adjunto Operativo de la policía, José Ángel González Jiménez.
El Director Adjunto Operativo de la policía, José Ángel González Jiménez. / De fondo, un montaje con la comida que se les dio a los policías.
El pasado 18 de mayo 'elcierredigital.com' informaba sobre la bolsa de comida que recibieron los policías que trabajaron en el dispositivo policial contra los hinchas en Sevilla. Una situación que, según han confirmado fuentes de Agrupación Reformista de Policías (ARP), “viene de lejos” y se suma al descontento de los agentes por otros aspectos como su jornada laboral.

Las Unidades de Intervención Policial (UIP) llevan meses mostrándose disconformes con el trato recibido por parte de las autoridades. Así lo ha recogido elcierredigital.com en diversas ocasiones; la última de ellas, una queja emitida por los policías sobre las bolsas de comida que recibieron para hacer frente a las jornadas laborales en las que combatían contra los hinchas deportivos en Sevilla el pasado 18 de mayo. Una situación que se suma a un descontento que “viene de lejos”.

Según ha podido saber elcierredigital.com en una conversación con uno de los miembros de la Agrupación Reformista de Policías (ARP), “esta situación no es nueva. No se tiene en cuenta que cuando se interviene en estas unidades no hay un horario establecido. Se trabaja conforme a los acontecimientos y estos acontecimientos pueden durar una barbaridad de horas”, explica. El sindicalista, además, expresa su opinión sobre la calidad de la comida: “La verdad es que alimentarlos como ha ocurrido en Sevilla con esas imágenes que hemos visto pues, bueno, es deplorable”.

Bolsa de comida ofrecida a los policías en Sevilla.

Aunque la comida solo parece la punta del iceberg de un problema mucho mayor para los policías, que se enfrentan a dispositivos especiales como si fueran “un servicio público más”, explican desde ARP. Añaden, además, que “estos servicios se tendrían que establecer con unas condiciones económicas que permitieran a estos funcionarios y a la propia administración actuar en consecuencia y atender a los funcionarios”.

El actual DAO, otro de los problemas de la policía

Otro de los descontentos que este sindicato expresó apenas una semana antes de la situación de Sevilla fue el del cargo de Director Adjunto Operativo (DAO), que ostenta José Ángel González Jiménez desde 2018. Según comunican a elcierredigital.com fuentes de ARP, “el DAO está ‘jugando’ con una situación laboral inestable y además deficiente en la policía, que es la jornada laboral”.

Este problema parte de la base de una jornada laboral, previa a la pandemia, que respondía a un sistema 6x5 (seis días de trabajo más cinco días de libranza). Como consecuencia de la Covid-19 los agentes cambiaron a un sistema 6x6 que les otorgaba un día libre más por cada seis trabajados. “Se viene jugando continuamente de forma velada con mantener el 6x6 pero también con el temor de que se retire definitivamente y los policías vuelvan a un sistema inferior en la cadencia de la libranza”, explican desde el sindicato.

González, según han indicado, no se pronunció sobre si iba a mantener este sistema, por lo que tuvo que hacerlo el director general de la Policía, que firmó “una resolución urgente para calmar ánimos”. Para mayor abundancia, afirman que no hay un sistema unificado a nivel nacional, de forma que hay “sistemas en comisarías que son ilegales pero que todavía están ahí. Y González, desde que ha llegado, no ha sido capaz de reconducir la jornada laboral aplicando un sistema diferente”. Por estos motivos, han pedido el cese del actual DAO.

“Respetando sus años de trabajo en la policía pensamos que tiene que haber una persona con más capacidad, con otra visión de lo que es una policía y, por lo menos atenderla, para que no estemos con esta incertidumbre de no saber si va a continuar el turno”, alegan desde ARP.

La final de Europa League

El pasado 18 de mayo se celebró la final de la UEFA Europa League que enfrentó al Eintracht de Frankfurt y al Glasgow Rangers. Este evento ocasionó que llegaran a Sevilla numerosos hinchas de ambos equipos. Para evitar disturbios y mantener el orden, se desplegó un importante dispositivo policial que garantizara la seguridad, el control y el mantenimiento de las vías de emergencia.

Sin embargo, el dispositivo sufrió quejas por parte de los agentes de policía encargados de la seguridad de la ciudad andaluza, debido a las "ridículas" bolsas de comida que recibieron para alimentarse durante la dura jornada, en la que se enfrentaron a la euforia y descontrol de miles de hinchas. Según reportaron estos agentes a elcierredigital.com, la bolsa que se les proveyó constaba de "dos tapas de pan blando con tres lonchas de chóped, una manzana, una botella de agua y una bolsa de frutos secos".

El bocadillo ofrecido a los agentes, con dos lonchas de chóped.

Según informaron fuentes policiales a elcierredigital.com, más de mil policías acudieron a la cita futbolística para salvaguardar la seguridad de todos.

Las UPIS piden mejoras

A lo largo de estos meses están teniendo lugar importantes eventos internacionales como la ya mencionada final de la Europa League en Sevilla o la cumbre de la OTAN que tendrá lugar en junio. Para ello, se han reforzado las medidas de seguridad que se llevarán a cabo principalmente por las Unidades de Intervención Policial (UIP). Esta situación ha hecho que los agentes se manifiesten sobre sus condiciones laborales "insuficientes", tal y como expresó a elcierredigital.com Jacinto Morales, secretario general de la federación de UIP del Sindicato Unificado de la Policía (SUP).

A pesar de que estos encuentros internacionales también requerirán de efectivos policiales que se encarguen de asuntos de ciberseguridad —y más en estos momentos de crisis por el espionaje de Pegasus y la guerra de Rusia contra Ucrania—, las Unidades de Intervención Policial serán las encargadas del orden público. "Nos encargaremos del desplazamiento de las comitivas asistentes a estos grandes eventos y de proteger las instalaciones que se utilicen para celebrarlos. Aseguraremos a las personalidades que participen desde el momento en que lleguen a territorio nacional, además de los lugares donde se reúnan y se alojen", puntualizaba a elcierredigital.com Jacinto Morales.

Una "gran responsabilidad" con condiciones laborales "insuficientes"

Aprovechando la llegada de estas importantes citas a nuestro país en las que la UIP tendrá una gran responsabilidad, su secretario general explicaba que "para cubrir eventos como estos se trasladan agentes de toda España —a Madrid en el caso de la cumbre de la OTAN y a Sevilla para la final de la Europa League—. Por estos desplazamientos les corresponde una dieta para manutención y transporte, que ahora mismo es escasa e insuficiente".

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) se pronunciaron a través de un comunicado, en el que insistían en "una mejora urgente de las condiciones laborales de nuestros compañeros de las Unidades de Intervención Policial (UIP)". Tal y como recalca su portavoz, Carlos Morales, "los policías sufren jornadas de trabajo interminables, reciben dietas insuficientes durante sus desplazamientos y perciben remuneraciones desfasadas a pesar de la responsabilidad que implica su trabajo sometido permanentemente a examen".

Entre los problemas ya expuestos, el SUP también resaltaba las dificultades de los agentes para asegurar la conciliación familiar: "Nuestros compañeros de las UIP siempre anteponen las necesidades operativas a cualquier otra circunstancia, pero es evidente el clima de malestar que reina en las unidades por sus dificultades para alcanzar la conciliación familiar".

Tal y como concluía Jacinto Morales ante elcierredigital.com, "las soluciones a estos problemas tienen que venir del Ministerio de Interior y de la Dirección General de la Policía. La única fórmula sería que nos dieran una compensación económica por estos trabajos que significan una gran responsabilidad para nuestro país".

COMPARTIR: