24 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se espera que en torno a 150.000 hinchas escoceses y alemanes llenen las calles de la ciudad de Sevilla, según indican fuentes policiales

Los policías se quejan de las bolsas de comida que les dan para afrontar la final de la Europa League

Agentes de Policía.
Agentes de Policía. / De fondo, en un montaje, la comida que les proporcionan para afrontar la seguridad en la Europa League.
La final de la UEFA Europa League entre el Eintratch de Frankfurt y el Rangers FC se celebra este 18 de mayo en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Por este motivo, se espera que alrededor de 150.000 aficionados alemanes y escoceses llenen las calles de Sevilla. Por el bien de todos, se realizará uno de los mayores despliegues de seguridad de los últimos años en el que participarán más de mil policías. Los agentes se han quejado de las bolsas de comida que les dan para afrontar esta jornada.

La final de la UEFA Europa League se celebra este 18 de mayo en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán. El partido que enfrenta al Eintracht de Frankfurt y al Glasgow Rangers, provocará la llegada a Sevilla de numerosos hinchas de los dos equipos. Para evitar disturbios y mantener el orden, se desplegará un importante dispositivo policial que garantizará la seguridad, el control y el mantenimiento de las vías de emergencia.

Los agentes de Policía que se encargarán de la seguridad en la capital andaluza se han quejado de las "ridículas" bolsas de comida que han recibido para alimentarse durante esta dura jornada, en la que se enfrentan a la euforia y descontrol de miles de hinchas. Según reportan estos agentes a elcierredigital.com, la bolsa de las que se les ha provisto consta de "dos tapas de pan blando con tres lonchas de chopped, una manzana, una botella de agua y una bolsa de frutos secos".

Bocadillo de chopped que han recibido los policías.

Según han informado fuentes policiales a elcierredigital.com, en torno a mil policías acudirán a la cita futbolística para salvaguardar la seguridad de todos. Entre estos, participarán grupos operativos de Unidades de Intervención (UIP), Unidades de Prevención y Reacción (UPR), Atención al Ciudadano, subgrupo de motos de la UPR, funcionarios de la Brigada Provincial de Información, Unidad Provincial de Seguridad Privada, efectivos de los distritos, Caballería, guías caninos, TEDAX y medios aéreos.

En total, participarán en el dispositivo 5.500 agentes, entre Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Unidad Adscrita a la Junta de Andalucía y el servicio privado de seguridad del Estadio del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

Para este encuentro también se pondrán en marcha medidas para proteger determinados elementos del patrimonio histórico-artístico y asegurar la accesibilidad peatonal al estadio, como restringir algunas zonas de estacionamiento en los entornos del Sánchez-Pizjuán. Además, intervendrán los servicios de Bomberos, Protección Civil y 061.

150.000 aficionados

El evento deportivo hará desembarcar en la ciudad hispalense a alrededor de 150.000 aficionados según las primeras estimaciones de ambos clubes, a pesar de que el número de entradas para cada uno de los equipos no llega a las 10.000. El considerable número de seguidores de ambos equipos que se quedarán fuera del estadio incrementa el impacto económico, que se sitúa alrededor de los 60 millones de euros.

Por la gran afluencia de hinchas sin entradas, las fan zones estarán habilitadas para estos aficionados. Para los del Rangers FC, la zona estará situada en las inmediaciones del Estadio de La Cartuja, y contará con una pantalla gigante para un aforo estimado de 30.000 personas. Y para los seguidores del Eintracht de Frankfurt, se situará en la zona del Prado de San Sebastián, con capacidad para unos 20.000 aficionados y con una gran pantalla donde ver el partido.

Copa de la Europa League.

Además, a las medidas que se tomaron ayer de vías restringidas hay que añadir que hoy, desde las 10:00 horas, quedan cerradas al tráfico las calles del perímetro del Sánchez-Pizjuán, tanto por motivos de seguridad como para la organización del acceso al mismo.

Según explicó en el día de ayer Juan Carlos Cabrera, delegado de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana de Sevilla: “Estamos ante un evento deportivo internacional de primera magnitud y de un enorme impacto económico en la ciudad que requiere un fuerte dispositivo de seguridad para su organización y para minimizar los posibles riesgos, garantizando las vías de evacuación y los traslados de decenas de miles de personas y procurando compatibilizarlos al máximo con la vida cotidiana de las y los vecinos de Sevilla. Es uno de los eventos con mayor despliegue de seguridad de los últimos años con la coordinación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Policía Local, y la participación de otras áreas del Ayuntamiento de Sevilla, como CECOP, Bomberos, Protección Civil, Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, Servicio de Parques y Jardines y Movilidad, y empresas municipales Lipasam y Tussam”.

Por su parte, Juan Carlos Castro, comisario general de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, ha declarado que “el gran número de seguidores, el alcohol y la climatología”, más “la costumbre” de esos aficionados “a colarse” en los estadios “complican” las medidas de seguridad y en este caso, una de las "complicaciones" serán las "grandes obras dispersas por toda la ciudad" que "afectan" en la medida en la que los materiales que se usan en la construcción "podrían ser usados" contra los policías.

COMPARTIR: