25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se prohíbe la monetización de contenido "que constituya explotación de la guerra para obtener beneficios y que la niegue o que la justifique"

Google se posiciona a favor de Ucrania en la guerra de propaganda entre Moscú y Kiev

Google ha tomado partido por Ucrania tras la invasión de Rusia.
Google ha tomado partido por Ucrania tras la invasión de Rusia.
Google, el mayor motor de búsqueda del mundo ha tomado partido por Ucrania tras su invasión por parte de Rusia. Así, la compañía prohíbe la monetización de contenido de Ucrania "que constituya explotación de la guerra para obtener beneficios, que la niegue o que la justifique" y se lo ha hecho saber a los creadores de contenido mediante un mensaje.

La propaganda es un elemento más en las guerras. Tanto los Gobiernos de Putin como el de Zelenski han puesto una fuerte maquinarias informativa para decantar la opinión pública de otros países. Google, el gran gigante de la información ha tomado partido en el conflicto bélico que más interesa actualmente. El derivado de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. 

El motor de búsqueda más famoso del mundo quiere evitar la monetización de contenido "que constituya explotación de la guerra para obtener beneficios, que la niegue o que la justifique".

Por eso enviado el siguiente mensaje a los 'creadores de contenido' que dependen de Google en gran medida para su financiación: 

Estimado editor:

Debido a la guerra que está teniendo lugar en Ucrania, vamos a pausar la monetización del contenido que constituya explotación de la guerra para obtener beneficios, que la niegue o que la justifique.

Ya llevamos algún tiempo aplicando medidas de cumplimiento cuando detectamos afirmaciones sobre la guerra en Ucrania que infringen nuestras políticas. Por ejemplo, la política sobre contenido peligroso o despectivo, que prohíbe que se monetice cualquier contenido que incite a la violencia o niegue que se han producido sucesos trágicos. Con este aviso, queremos aclarar (y ampliar, en algunos casos) las directrices que ofrecemos a nuestros editores respecto al conflicto que está teniendo lugar.

La pausa que hemos indicado se aplicará, entre otros casos, al contenido donde se afirme que las víctimas del conflicto son responsables de la tragedia que están sufriendo o se culpe a esas personas de cualquier forma similar.

Mensaje que Google ha enviado a editores de contenido. 

Por ejemplo, el contenido donde se divulgue que Ucrania está llevando a cabo un genocidio o atacando deliberadamente a sus propios ciudadanos.

Atentamente,

El equipo de Google AdSense. 

La influencia de Rusia en el mercado de la información cada vez es mayor y ha quedado probada su influencia en la política de otros países gracias a su capacidad para generar campañas de de descrédito, noticias falsas y corrientes de opinión interesadas.

Los ciberataques rusos

El papel de Rusia con respecto a las batallas digitales viene de antiguo. Durante el inicio del conflicto bélico esto ha ido en aumento. Precisamente, por eso, España se ha blindado ante posibles ciberataques rusos. Así, el propio Pedro Sánchez anunció una importante inversión para reforzar la seguridad informática ante el temor de posibles amenazas desde Rusia. En concreto, se trata de algo más de 1.000 millones de euros que se destinarán en un nuevo Plan Nacional de Ciberseguridad.

Según afirmó el propio Sánchez, este plan prevé "más de 100 actuaciones esenciales para garantizar la ciberseguridad nacional”, para lo que se creará un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado

Pedro Sánchez también pidió a los ciudadanos que sean “plenamente conscientes de la necesidad de garantizar la ciberseguridad, el funcionamiento de los servicios esenciales y la integridad de las infraestructuras críticas”. Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que España había elevado su nivel de alerta de ciberseguridad a tres. La escala tiene hasta cinco niveles lo que significa que la amenaza actual se encuentra en un nivel moderado.

COMPARTIR: