19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El socialista ha anunciado acciones legales contra las informaciones que relacionan su salida del Gobierno con "fiestas y mujeres en plena pandemia"

Los cabos sueltos del exministro y ex número dos del PSOE José Luis Ábalos

/ Ábalos
Un renovado digital ha conseguido cierta relevancia gracias a un polémico reportaje sobre José Luis Ábalos, quien ha anunciado medidas legales contra las "asquerosas" informaciones que relacionan su caída política con una presunta "sórdida doble vida". Fuentes gubernamentales aseguran a Elcierredigital.com que la caída de Ábalos tiene que ver con negocios relacionados con un familiar directo suyo, no con "supuestos asuntos personales".

Un renovado periódico digital ha conseguido una relevante campaña de relanzamiento gracias a una polémica sobre José Luis Ábalos, cuya caída política relacionan con una presunta "sórdida doble vida" que habría compartido con su asesor Koldo García Izaguirre en la que no faltaban "fiestas y mujeres en locales y pisos privados en plena pandemia".

Y aseguran que Pedro Sánchez decidió 'decapitar' a su mano derecha tras una supuesta fiesta de Ábalos y Koldo en un Parador Nacional: "El presidente fue informado de la celebración de una fiesta en un Parador. La habitación quedó destrozada y con restos de todo…", señala este medio informativo. El expresidente del organismo, Óscar López, ha negado tener conocimiento de este hecho.

El digital The Objective por boca de Ketty Garat, recién salida de Libertad Digital, afirma que Sánchez fue amenazado con un supuesto vídeo: "Nos decían que había un vídeo que nadie ha visto y que no sabemos si existe. Un vídeo en el que salían Ábalos y Koldo con mujeres", que es el eufemismo utilizado por el citado medio para hablar de prostitutas.

El citado digital asegura que en el Gobierno preocupaban "las ausencias de Ábalos. La pregunta empezó a ser dónde estaba el ministro. Se le requería en el partido y se excusaban con que estaba en el ministerio; y en el ministerio decían que estaba en el partido".

Y afirman que Ábalos "siempre estaba cansado, dormido, bostezaba, llegaba tarde a las reuniones de la Ejecutiva y a los Consejos de Ministros". No es la primera vez que el exministro sufre este tipo de acusaciones ya que tuiteros como Alvise Pérez, tertulianas como Cristina Seguí o algunos portales ya cruzaron líneas rojas similares.

Así, un digital recogió varios tuits y aseguró que Ábalos compartió mantel en el Casa Duque (Segovia) con "Victoria, la princesa portuguesa. Una joven de 20 años muy cariñosa y amorosa que ofrecería, presuntamente, sus servicios como dama de compañía".

Seguí fue más allá en el 'todo vale' contra miembros del actual Gobierno: "José Luis Ábalos vas evolucionando. Por lo menos ya no te traes a bolivianas de tus viajes de negocietes turbios en Hispanoamérica. Esta es mucho más joven que Andy, la que se lamentaba por la placita de Rojas Clemente de Vic de tu poca higiene. ¿Es esta mayor de edad, viejo verde?".

Ábalos se defiende

Ábalos asegura que el contenido del reportaje de The Objective "es rotundamente falso. Solo responde a un interés por desprestigiar mi persona y obtener rédito para el medio". El exministro aseguró que ayer comenzó a emprender "las acciones judiciales oportunas".

Ábalos. 

"La cosa es asquerosa. Una injuria sin dar un detalle. No aporta ninguna prueba y son solo rumores de pasillo. Ya puse un tuit y la querella se está redactando. Pero van a seguir. Y les está saliendo estupenda la operación para darse a conocer. No contribuiré a ello. Pero el tiempo de la justicia no es el de la infamia", añadió en Cuatro.

El director del digital, Álvaro Nieto, intentó defender la información sin demasiada suerte en el programa 'Todo es mentira'. Y Ketty Garat en 'Cuatro al día' afirmó que "todo esto son informaciones textuales de máxima solvencia del Gobierno del Partido Socialista y de La Moncloa. No va a haber rectificación".

El exvicepresidente Pablo Iglesias resumió el asunto vía Twitter: "Lo llaman periodismo, pero es basura". Fuentes gubernamentales aseguran a Elcierredigital.com que la caída de Ábalos tiene que ver con negocios relacionados con un familiar directo suyo, no con "supuestos asuntos personales".

"Cosas"

Ábalos ya venía protestando tras advertir "mala intención" en algunas especulaciones publicadas en la prensa. Pero el valenciano advirtió hace unos días que el 'veneno' no sale de plumillas conservadores, sino que hasta Carlos Alsina le confirmó que preguntó en La Moncloa y la respuesta no pudo ser peor para el ex número dos del PSOE: "Hay cosas".

El País también desveló que la implicación de Ábalos en las reuniones de diputados es mínima: "Llega solo y apurando, de los últimos, se sienta atrás del todo en alguno de los sitios que quedan libres y se va de los primeros".

Ábalos intentó despejar sombras en Levante EMV y aseguró que le "molesta que se haya dejado un margen de dudas sobre mi salida". Mientras que en Las Provincias envió un recado a sus enemigos: "Pueden celebrar que ya no sea ministro, lo que no tiene retorno es haberlo sido".

El que le ha enviado otro mensaje es Iván Redondo, que hace unos días en Antena 3 alababa su facilidad para desenvolverse en terrenos conservadores gracias a su 'españolidad' y lo tildaba de "interior derecha". Un mensaje más incómodo le envió el alcalde vallisoletano Óscar Puente, que admitió el tabú instalado en el partido: "La salida de Ábalos del Gobierno ha sido rara, chirría un poquito".

"Ni se jubila ni morirá matando"

Elcierredigital.com ya adelantó que Ábalos ni se jubilaba ni moriría matando. El exministro tampoco se inmuta por los casos de corrupción que le salpican, como el 'Delcygate', el rescate del Plus Ultra, la detención de su amigo Rafael Rubio (subdelegado del Gobierno en Valencia) o la compra de mascarillas de su ministerio por valor de 53 millones de euros a una empresa que facturó cero euros en 2019.

Pero el exministro de Transportes era consciente de que un diario conservador de tirada nacional estaba detrás de una operación presuntamente fraudulenta de tráfico de influencias que habría realizado un familiar 'muy directo'. Y para prevenirse del futuro golpe, le había pedido a Sánchez que le permitiera adoptar un calculado perfil bajo, que en ningún caso incluía su cambio de la cartera de Transportes por la de Defensa, tal y como se ha llegado a publicar. El protagonista de estas investigaciones era su hijo mayor, Víctor Ábalos Aguado.

COMPARTIR: