25 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA FAMILIA SEÑALA COMO "RESPONSABLES DEL SUCESO" A ALLEGADOS DE LA EXPAREJA DEL MAYOR DE LOS CHICOS, PUES LOS NIÑOS "FUERON VISTOS EN SU EDIFICIO"

Muerte menores Carabanchel: "Está muy claro que fue un asesinato y no un accidente"

El Cierre Digital en Menores encontrado en el ecoparque de Toledo.
Menores encontrado en el ecoparque de Toledo.
Ángel y Fernando desaparecieron el pasado 10 de diciembre de 2022 y sus restos fueron hallados en el ecoparque de Toledo el 11 de enero y 15 de diciembre. Desde entonces, pese al informe final de la Policía Nacional, no se ha logrado esclarecer cuál fue la causa de su muerte. El 26 de mayo los familiares de los menores han señalado que creen que la muerte de los pequeños "fue un asesinato y no un accidente". Como presuntos responsables señalan a "la familia de la expareja de Fernando".

Este 26 de mayo las familias de los menores de Carabanchel, cuyos cadáveres aparecieron en el ecoparque de Toledo, y el abogado Marcos García Montes han dado una rueda de prensa. Los allegados de Ángel y Fernando han señalado que mantienen la creencia de que la muerte de los pequeños "fue un asesinato y no un accidente", a diferencia de la versión de la Policía Nacional. Según han señalado los familiares, los menores "fueron vistos en una de las viviendas ocupadas por la familia de la expareja de Fernando".

Las familias de Ángel y Fernando descartan que fallecieran por asfixia dentro de un contenedor y consideran que los presuntos culpables del asesinato "son los familiares de la expareja de Fernando", a la que supuestamente habrían ido a visitar a Toledo. En esta comparecencia, Marcos García Montes ha señalado que según las primeras investigaciones en el avance de la autopsia la muerte fue accidental, pero la autopsia definitiva todavía no se ha presentado después de seis meses. "Solicitamos que esto se investigue porque aparecen muchas diligencias posteriores que no se han investigado", explica. 

Ecoparque de Toledo.

"Queremos que se hagan estas diligencias en la investigación, las cuales fueron solicitadas en diciembre, en enero y en marzo. Además es extraña la aparición de los cadáveres de forma absolutamente distinta en cuanto a la manera en que aparecieron los cuerpos. El cuerpo de uno de los menores apareció con trastornos provocados por una máquina de los contenedores, pero no descuartizado, y el otro cuerpo apareció lejos del primer cadáver y descuartizado, por lo que no estaba ni en el mismo contenedor ni en la misma fecha ni murieron de la misma forma", relata el letrado.

El pasado 19 de mayo el Juzgado de Instrucción número 3 de Toledo levantó el secreto de sumario. Esto permite a las partes personadas, las familias de Ángel y Fernando, tener acceso al procedimiento que se ha realizado desde su desaparición. 

"Es evidente que fueron muertes homicidas"

Elcierredigital.com ha contactado con Marcos García Montes, abogado de las familias, que señala que "tras el avance de autopsia de Ángel se nos indicó que la causa de la muerte era violenta, que puede ser suicida, homicida o accidental. Está muy claro que es homicida, porque el día 28 de diciembre Fátima hermana de Cristian, compañero sentimental de Trinidad, madre de Lucía, expareja de Fernando, llamó a la policía y les dijo que los niños estaban retenidos y que los tenían secuestrados. La Policía le dijo al juzgado que estaba en peligro la vida de los niños. Cristian tiene antecedentes por homicidio y por otros delitos". 

"Además de esto hay dos chicas de etnia gitana que estaban de ocupas en la misma casa que la familia de Lucia, estas dos chicas dijeron en sus redes que habían visto como estaba retenido Fernando y que vieron cómo le golpeaban. Tras ver esto decidieron huir de la casa. Todo esto sumado a que uno de los menores apareció un mes después que el otro está claro que no murieron ni a la misma hora ni en el mismo lugar. Ante esto hemos solicitado que declare toda la familia de Cristian y de Lucia como testigos sin perjuicio de que luego lo hagan como investigados. A la vista de todo esto el informe forense tiene que ser de muerte homicida. Queremos dar las gracias al patriarca Ñoño por buscar justicia, a Juan José Cortes y al juez por habernos escuchado y abrir diligencias", concluye Marcos García Montes.

Últimas pistas y el hallazgo de los cuerpos

Tras la denuncia de la desaparición de los primos menores de Carabanchel el pasado 10 de diciembre, los agentes de policía revisaron las cámaras de la zona en la que se perdió la pista de los jóvenes, en un supermercado de la calle General Ricardos de Madrid. “Los chicos se van libremente del supermercado. Se intuye que habían quedado con alguien porque de allí salen por la puerta de atrás”, explicaba Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, a elcierredigital.com.

Las grabaciones captaron a los menores acudiendo, posteriormente, a una estación de autobuses de Madrid, donde cogieron un autobús hacia Toledo. Allí, tal y como quedaba reflejado en las cámaras, entraron y salieron del hotel Zentral antes de vagar por la ciudad.

Toledo tendrá nuevos Juzgados de lo Social y Primera Instancia e Instrucción

Juzgados de Toledo.

Fue Toledo, precisamente, la ciudad donde se hallaron los cadáveres de los menores. El día 15 de diciembre se encontró el del mayor, Fernando, en el vertedero ecoparque de Toledo. “La Policía Nacional de Madrid, que estaba llevando el caso, no confirmó nada hasta el día 21 sobre que el menor avistado en Toledo se trataba de Fernando”, denunciaba ante elcierredigital.com Sinaí Giménez.

Casi un mes después, el 11 de enero, se encontraron los primeros restos del menor, Ángel, de 11 años. Una de las razones por las que los investigadores tenían en cuenta la posibilidad de que ambos llegaran al vertedero en contenedores diferentes tiene que ver, precisamente, con esta diferencia de tiempo a la hora de encontrar los cadáveres.

La Policía Nacional envió su informe final pero el caso sigue abierto


El informe final de la Policía Nacional sobre el caso señalaba que los investigadores habían concluido que los menores murieron de manera accidental al no encontrar un lugar donde dormir y se asfixiaron al refugiarse en un contenedor de basura. Sin embargo, Marcos García-Montes, presentó un escrito de queja ante el Juzgado de Instrucción nº 3 de Toledo por la filtración de este informe de la Policía.

Ángel, uno de los menores desaparecidos en Carabanchel en diciembre de 2022.

Ángel, uno de los menores.

Además, el Juzgado de Instrucción nº 3 de Toledo dejó constancia de que todas las líneas del caso estaban abiertas y se seguía con la investigación del hallazgo en el ecoparque de Toledo de los restos mortales de ambos menores. Entre las hipótesis no se descartaba la opción de la muerte violenta, que contradecía la filtración del supuesto informe de la Policía, en el que se cerraba el caso afirmando que, según la autopsia de los dos menores, se había determinado que ambos murieron por asfixia sin la participación de terceras personas. El informe también indicó que se había descartado realizar una segunda autopsia a los cadáveres, pese a que el juez mantiene todas las líneas de investigación abiertas

COMPARTIR: