16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La autopsia de Ángel, cuya cabeza fue encontrada junto al torso y los brazos, podría ser decisiva para establecer indicios de criminalidad

Caso menores Carabanchel: Las familias sospechan que llegaron en diferentes contenedores al vertedero de Toledo

El Cierre Digital en Cartel de los menores desaparecidos en Carabanchel.
Cartel de los menores desaparecidos en Carabanchel.
Las familias de los primos desaparecidos en Carabanchel sospechan que los menores llegaron al vertedero Ecoparque de Toledo en diferentes contenedores. La causa es el espacio de tiempo que se tardó en encontrar a Ángel después del hallazgo del cuerpo de Fernando. Los investigadores se encuentran actualmente a la espera de los resultados de la autopsia de Ángel, cuya cabeza fue hallada junto al torso y brazos, tal y como ha confirmado la Policía Nacional.

Los cadáveres de los primos desaparecidos en Madrid, Ángel y Fernando, no fueron hallados juntos en el vertedero de Toledo. Esta circunstancia ha levantado la sospecha de las familias de que los jóvenes hubiesen llegado muertos al vertedero en diferentes contenedores. Ante estas dudas, la Policía Nacional está explorando esta línea de investigación.

Actualmente los investigadores están a la espera de los primeros informes de la autopsia de Ángel, para poder determinar si murió de la misma forma que su primo. Fernando falleció por una asfixia mecánica sin la participación de terceras personas, tal y como se ha difundido. La autopsia de los restos de Ángel puede ser determinante ahora para establecer posibles indicios de criminalidad en el supuesto caso de que no hubiese fallecido por las mismas causas que su primo.

En la tarde del pasado del 26 de enero la Policía Nacional confirmaba el hallazgo de la cabeza de Ángel en el ecoparque de Toledo, que fue encontrada el 21 de enero junto al torso y los brazos, pero no se había confirmado. Cabe recordar que el 11 de enero se encontró un pie del menor en el vertedero.

Vertedero de Toledo donde fueron hallados los menores

Elcierreidigital.com ha contactado con Sinaí Giménez, presidente de la asociación Sociedad Gitana Española, que explica: “Esperamos que entre el jueves y el viernes se concluya el tema del vertedero, se vacíe lo que falta y se encuentren los restos que faltan del cuerpo de Ángel. Llegados a este punto, lo que quieren las familias y toda la comunidad gitana es que estén los mejores [investigando el caso] para esclarecer toda la verdad. Queremos saber de qué forma han fallecido”.

Para ello, apunta a este diario que Sociedad Gitana Española “se ha personado en la causa con el abogado Javier Vasallo [abogado de Rocío Carrasco]”. Actualmente, hay, tal y como explica, tres abogados en la causa. “Marcos García Montes, que lleva a los padres de los niños, una abogada que lleva a las hermanas mayores de los niños y Javier Vasallo por parte de la Sociedad Gitana Española”.

Además, desde la asociación apuntan que se han puesto en contacto con el antropólogo forense Francisco Etxeberria y el psiquiatra forense José Cabrera para tener “una segunda opinión de todos los hechos”. “No queremos hacer una investigación ni una causa paralela, lo que queremos es meter dentro de la causa a los mejores. Confiamos plenamente en la Policía, en la Justicia y en el forense que está de instrucción”, apunta Giménez ante elcierredigital.com.

Últimas pistas y el hallazgo de los cuerpos


Tras la denuncia de la desaparición de los primos menores de Carabanchel el pasado 10 de diciembre, los agentes de policía revisaron las cámaras de la zona en la que se perdió la pista de los jóvenes, en un supermercado de la calle General Ricardos de Madrid. “Los chicos se van libremente del supermercado. Se intuye que habían quedado con alguien porque de allí salen por la puerta de atrás”, explicaba Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, a elcierredigital.com.

Las grabaciones captaron a los menores acudiendo, posteriormente, a una estación de autobuses de Madrid, donde cogieron un autobús hacia Toledo. Allí, tal y como quedaba reflejado en las cámaras, entraron y salieron del hotel Zentral antes de vagar por la ciudad.

Cartel campaña de apoyo a las familias de Ángel y Fernando

Fue Toledo, precisamente, la ciudad donde se hallaron los cadáveres de los menores. El día 15 de diciembre se encontró el del mayor, Fernando, en el vertedero Ecoparque de Toledo. “La Policía Nacional de Madrid, que estaba llevando el caso, no confirmó nada hasta el día 21 sobre que el menor avistado en Toledo se trataba de Fernando”, denunciaba ante elcierredigital.com Sinaí Giménez.

Casi un mes después, el 11 de enero, se encontraron los primeros restos del menor, Ángel, de 11 años. Una de las razones por las que los investigadores tienen en cuenta la posibilidad de que ambos llegaran al vertedero en contenedores diferentes tiene que ver, precisamente, con esta diferencia de tiempo a la hora de encontrar los cadáveres.

Tras el hallazgo del cuerpo de Fernando, tal y como apuntan diversos medios, se detuvo la actividad en el vertedero para buscar a Ángel. Sin embargo, los primeros restos mortales del pequeño tardaron en aparecer, por lo que la teoría de que fueron arrojados en contenedores distintos.

Todavía no se ha encontrado el cuerpo de Ángel en su totalidad —a pesar de que el pasado fin de semana hallaron en el citado vertedero de Toledo nuevos restos—. Según apunta Sinaí Giménez a elcierredigital.com, la familia espera que “en los próximos días se pueda recuperar al niño Ángel para que puedan descansar, enterrarlo y llevarle un ramito de flores al cementerio. Y después que siga la investigación”.

Las posibles causas de la muerte de los menores de Carabanchel


Aunque la familia tiene la sospecha de que la muerte de los menores es un asesinato, una de las hipótesis que se barajó fue que ambos intentaron resguardarse en un contenedor para dormir y que murieron asfixiados. Fuentes de la comunidad gitana cercanas a la familia consultadas por elcierredigital.com sostuvieron ante este diario que eso “no tiene sentido”.

“Estos muchachos estaban acostumbrados a estar en la calle chatarreando, buscándose la vida, porque vienen de familia de chatarreros. Sabiendo lo que es la chatarrería y habiendo tantos cajeros, no encaja que se resguardaran en un contenedor. Sí que es probable que los hayan tirado al contenedor. Y puede ser que se hayan asfixiado, pero hay muchas formas de morir asfixiado. A lo mejor alguien los asfixió con una bolsa de plástico. Hay muchas posibilidades y no hace falta ser médico para imaginarlas”, apuntaban las fuentes consultadas por este diario.

Según cuenta a elcierredigital.com Sinaí Giménez, ahora tiene más peso la posibilidad de una muerte no accidental, ya que los camiones de basura no podrían dejar los cuerpos en el estado en el que se encontraron, a pesar de lo que se pensó en un primer momento. “Se ha hecho un estudio en el que se aprecia que no hay cuchillas dentro de los camiones. En todo caso, podrían haber aplastado a los niños, pero en ningún momento hacer los daños con los que fueron hallados sus cuerpos. Así lo dijo José Cabrera en el programa Ya es mediodía de Telecinco. Esto refuerza la hipótesis de la familia”, relata Giménez.

COMPARTIR: