24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Emérito apenas asiste a actos sociales y no acudió a la cena de gala del Club Náutico, mientras se mantiene en casa de su amigo Pedro Campos

Regatas Sanxenxo: El Rey recibe la visita de la infanta Elena en su tercer retorno a España donde domina la tranquilidad

El Cierre Digital en Imagen del Rey Emérito y las aguas de Sanxenxo.
Imagen del Rey Emérito y las aguas de Sanxenxo.
El Rey Emérito ha recibido la visita de su hija la infanta Elena en la localidad gallega de Sanxenxo donde ha vuelto de su exilio en Abu Dabi al que se fue en agosto de 2020. Juan Carlos I ha vuelto a España un total de tres veces. La última, esta misma semana para participar en las regatas de Sanxenxo con su barco ‘el Bribón’. El Emérito, un apasionado de la vela, ya visitó España las dos últimas veces con ese propósito, aunque los vientos de este fin de semana podrían aplazar el campeonato.

El 3 de agosto de 2020 el Rey Emérito Juan Carlos I reemitía una carta a su hijo, Felipe VI, en la que anunciaba su intención de marcharse de España. La carta, dada a conocer por Zarzuela, informaba al pueblo español de que el monarca que reinó durante casi cuatro décadas abandonaba el país. Desde entonces han pasado tres años en los que Juan Carlos I ha vivido en Abu Dabi, pero ha hecho sus respectivas visitas a España. Han sido tres ocasiones: dos este año y una el pasado 2022.

Sin ir más lejos, el miércoles de esta misma semana veíamos al Emérito llegar a Sanxenxo (Pontevedra) para participar en la regata de la categoría 6mR de vela para los días 28, 29 y 30 de julio en las que está inscrito su barco ‘El Bribón’. Desde elcierredigital.com ya informamos que se alojaría en casa de Pedro Campos, mostrando abiertamente su visita porque venía “tranquilo”; así como desvelamos en exclusiva las fotografías de los preparativos previos a la regata.

Lo cierto es que está siendo una visita no tan mediática como las anteriores y en la que la infanta Elena no ha dudado en viajar hasta el municipio gallego para visitar a su padre. El pasado jueves tuvo lugar la cena de presentación de la regata, a la que el Emérito no acudió —según comentan fuentes solventes a elcierredigital.com—, y aunque se le vio entrenar ese mismo día, no pudo hacerlo el viernes debido a las inclemencias meteorológicas. “En el caso de que el clima lluvioso y sin viento persista, la regata podría celebrarse durante el domingo y el lunes”, según informan nuestras fuentes.

El Bribón, preparado antes de participar en las regatas. / Fotografía: elcierredigital.com

Antes de esta última visita a España, el Rey Emérito ya acudió a participar en las regatas de Sanxenxo en el mes de abril, después de haber pasado por Londres. Tras haber salido a navegar un solo día a causa de las inclemencias meteorológicas, el Emérito pasó unos días más en España atando sus asuntos en Vitoria, como informábamos desde elcierredigital.com.

No obstante, la primera vez que el Emérito regresaba a España se daba en mayo de 2022. Y lo hacía, como suele ser costumbre, para acudir a las regatas de Sanxenxo. Este primer viaje desde su ‘exilio’ fue mucho más mediático ya que suponía la primera vez que el monarca pisaba suelo español en dos años desde que se anunció que se marchaba a vivir a Abu Dabi.

El comunicado que anunciaba la marcha del Emérito

Tres de agosto de 2020. El Rey Emérito Juan Carlos I volvía a irrumpir como un vendaval en la actualidad española. Cuando todo el país se preparaba para disfrutar de las vacaciones de verano tras unos meses terribles por la pandemia, la noticia de que el padre de Felipe VI se encontraba fuera de España sorprendía a todos.

Un escueto comunicado anunciaba la intención del monarca de marcharse del país en el que reinó durante casi cuatro décadas. Y se hizo a través de una carta a su hijo que decía así:

“Majestad, querido Felipe:

Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen.

Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España.

Una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad. He sido Rey de España durante casi cuarenta años y, durante todos ellos, siempre he querido lo mejor para España y para la Corona.

 Con mi lealtad de siempre.

 Con el cariño y afecto de siempre, tu padre”.

Lo cierto es que llovía sobre mojado en la Casa Real, y en concreto, sobre la figura del Rey Emérito. Unos meses antes, al inicio del confinamiento con motivo de la pandemia del coronavirus, su hijo llevó a cabo uno de los gestos más llamativos y rotundos con respecto a los escándalos de su padre.

El rey Felipe VI renunciaba un domingo 15 de marzo de 2020 a la herencia que personalmente le pudiera corresponder de su padre don Juan Carlos de Borbón, posiblemente millonaria. Fuentes económicas solventes aseguran a elcierredigital.com que el patrimonio del Rey Emérito español asciende a unos 800 millones de euros.

Felipe VI y Juan Carlos I.

"Así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen pueda no estar en consonancia con la legalidad o con criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben formar la actividad de la Corona", rezaba el comunicado oficial emitido aquel domingo por la Casa del Rey.

Así las cosas, no sorprendía mucho la salida del Rey fuera de España pero sí lo hicieron las formas. Durante días se especuló con el lugar elegido por el monarca para lo que algunos denominaban huida y otros exilio. Se barajaron Portugal y República Dominicana como destinos del Emérito. En este último país contaba con el apoyo de la todopoderosa familia Fanjul. Sin embargo, Juan Carlos I había elegido Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, como nuevo lugar de su 'exilio'.

Menos de 183 días en España

Desde entonces el Emérito ya ha visitado tres veces el país en el que reinó, habría mostrado a su entorno su deseo de pasar “más tiempo en España en el caso de que el PP gobierne tras las elecciones”, como comunicamos en elcierredigital.com. Todavía se desconoce cuál será el futuro del Gobierno de España después de las urnas, los pactos a los que podrían llegar los partidos políticos o si se repetirán elecciones.

Aunque la intención de Juan Carlos I —así como la de sus hijos— es volver a España, tal y como ha podido conocer elcierredigital.com, no lo hará “hasta que no solucione todo el asunto de su herencia”. No obstante, sí que planea pasar más tiempo del que ha pasado en los últimos años si gobiernan los populares después del 23 de julio. Concretamente: menos de 183 días.

Elcierredigital.com ya informó recientemente que esta cantidad de días es la misma que la que la infanta Cristina —que también tiene intención de pasar más tiempo en España— puede pasar en otro país manteniendo la residencia fiscal en Suiza. Y es que el Emérito, con residencia fiscal en Abu Dabi, no tiene intención de trasladarla a España. Por lo tanto, podrá pasar un máximo de 183 días en el país en el que reinó, tal y como estipula la legislación española.

Estos 183 días vienen marcados por el artículo 9 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que establece que una persona que pase más de 183 días al año en España se considera que tiene residencia fiscal en este territorio. Por lo tanto, la infanta Cristina tendría que pasar menos de 183 días para seguir manteniendo la residencia fiscal en Suiza. Estos días no son continuos, sino que se suman todos los periodos en los que haya visitado el país en cuestión.

Acercamientos entre Felipe VI y las infantas con Feijóo

Como informábamos desde elcierredigital.com, el hecho de que el Emérito planee pasar más temporadas en España estaría relacionado con las conversaciones que sus hijos mantuvieron con el líder popular para ver las posibilidades de esta vuelta. “Ha habido acercamientos por parte de la Familia Real con Alberto Núñez Feijóo por si, en el supuesto caso de que el PP ganase las elecciones del 23 de julio, pudiesen llegar a un entendimiento para que el Emérito vuelva a España. Parece ser que Felipe VI está transmitiendo a sus más allegados que, dada la avanzada edad de su padre (85 años), quiere tenerle cerca. Para él sería un gran disgusto si su padre fallece en el extranjero”, contaban fuentes del entorno a elcierredigital.com.

Como comentamos, a pesar de que el PP se ha alzado con la victoria en las pasadas elecciones, el país está a la espera de los pactos de gobierno entre diferentes partidos políticos que pudieran darse.

No obstante, esta vuelta solo podrá ser, como ya hemos informado, dentro de los 183 días al año que permite la legislación española mantenerse en España sin cambiar la residencia fiscal. Juan Carlos I necesita todavía mantenerla en Abu Dabi mientras termina de gestionar el reparto de su herencia millonaria, así como las cantidades que percibirá Iñaki Urdangarin tras su divorcio con Cristina de Borbón.

COMPARTIR: