15 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El campeonato comienza el viernes 28 y durante toda su estancia, el monarca se alojará en la casa de su amigo Pedro Campos en el municipio gallego

Juan Carlos I ya está en Sanxenxo: Las imágenes inéditas de los preparativos para su regata

El Cierre Digital en El Bribón, preparado antes de participar en las regatas.
El Bribón, preparado antes de participar en las regatas. / Fotografía: elcierredigital.com
Juan Carlos I ha vuelto a España en su tercer viaje no oficial desde que en el año 2020 se instaló en Abu Dabi, donde mantiene su residencia fiscal. El que fuera rey de España llegó el pasado miércoles a Sanxenxo, donde se instalará en casa de su amigo Pedro Campos en la localidad gallega, para participar en las regatas de vela con su barco ‘El Bribón’.

El rey Emérito Juan Carlos I ya está de vuelta en España. Es el tercer viaje no oficial del que fue monarca de este país y, como acostumbra últimamente, su vuelta tiene que ver con una de sus pasiones: la vela. Precisamente por su afición, el Emérito volvía a España el pasado miércoles, concretamente a Galicia, para participar con su barco ‘El Bribón’ en las regatas de Sanxenxo (Pontevedra).

El Emérito aterrizaba sobre las 14:00 de la tarde, según indicaron diversos medios, en el aeropuerto de Vigo, donde su amigo Pedro Campos lo recogió en coche para trasladarse a su casa en Sanxenxo, donde previsiblemente se quedará Juan Carlos I. Como ya informamos desde elcierredigital.com, el hecho de que se muestre abiertamente su estancia en la casa de Pedro Campos —en lugar de hacer como en otras ocasiones y despistar a la prensa sin indicar en qué vivienda se alojaba— implica que el monarca viene “muy relajado”. “Ya han pasado las elecciones y como el tema electoral no se va a mover hasta septiembre, viene tranquilo”, comentan fuentes de su entorno a elcierredigital.com.

Coches de los escoltas del Emérito.

Juan Carlos I volvía a España dos días antes de que comiencen las regatas de la categoría 6mR, en las que está inscrita ‘El Bribón’. Desde elcierredigital.com ya informamos sobre la intención del Emérito de acudir a estas regatas, que se celebrarán finalmente del 28 al 30 de julio después de haber sido aplazadas. Originalmente, tenían previsto celebrarse los días 6, 7 y 8 de julio.

Según fuentes de su entorno, el Emérito “participará con total seguridad” en la regata con su barco, ‘El Bribón’. Los barcos que participarán en esta competición, según fuentes de la zona, “están ya apoyados en la marina para echarlos al mar con grúa el jueves, un día antes de que comiencen las regatas. Llegan los miércoles porque hay que ajustarlos antes de que empiece la competición”. Así se puede apreciar en las fotografías que añadimos en este artículo.

Otro de los barcos que competirá en las regatas, ya preparado antes de ser echado al mar.

Uno de los barcos que se encontraban en el agua horas antes de la llegada del Emérito era el ‘Cristina’. Según fuentes de la zona, este barco “solo flota cuando el Bribón va a navegar”. Además de estos barcos y del Cristina, fuentes de la zona asegura que también se están "poniendo todas las medidas de seguridad".

La duración de la estancia del Emérito, la gran incógnita

A pesar de que el Emérito se está mostrando abiertamente, esta vuelta a España, al ser ya la tercera en los últimos dos años, parece ser más discreta que las anteriores. Poco se sabe de los planes de Juan Carlos I ni cuánto tiempo se quedará. Como informaba el director de elcierredigital.com, Juan Luis Galiacho, en el programa televisivo de Cuatro al día, la idea del Emérito es “venir y quedarse un tiempo. Si puede, hasta que vaya en agosto a Reino Unido, en concreto a la localidad de Wirth, a participar en otra regata del Campeonato del Mundo de vela. La idea inicial es que se quede en Sanxenxo, pero también puede hacer algún tipo de viaje”.

El barco 'Cristina', que solo flota cuando 'El Bribón' va a navegar.

Sin embargo, el regreso del Emérito tiene todavía una incógnita por resolver: la duración de su estancia en el país. Como ya informó elcierredigital.com, nuestra legislación permite a Juan Carlos I —con residencia fiscal en Abu Dabi— permanecer en suelo español un máximo de 183 días. Un tiempo que entraría dentro de los planes del monarca, ya que "su intención es pasar una temporada en España en el caso de que el Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo gobierne tras las elecciones", según las fuentes consultadas por este diario.

No obstante, no es del agrado de Felipe VI y 'en especial' de Letizia el regreso anunciado de Juan Carlos I. De hecho, hace unos días la Zarzuela pedía al Emérito que reprogramase su viaje a Sanxenxo para no eclipsar la estancia de los actuales reyes de España en Palma de Mallorca. Además, según ha podido saber este diario a través de fuentes cercanas a la Casa Real, "hay un gran revuelo y tensión en la Zarzuela por los movimientos del monarca". Afirman que "hacía mucho que no se respiraba este mal ambiente desde que Juan Carlos se instaló en Abu Dabi y la reina Letizia se encontró tan a gusto siendo el centro de las miradas en la coronación de Carlos III en Londres que rechaza absolutamente la idea de su regreso a España".

Otro de los barcos de la competición ya preparados.

Por otro lado, Cristina de Borbón también estaría barajando la posibilidad de trasladarse por una temporada a España, dentro de estos 183 días permitidos, ya que su residencia fiscal se encuentra en estos momentos en Suiza. Esta 'norma' viene marcada por el artículo 9 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, que establece que una persona que pase más de 183 días al año en España se considera que tiene residencia fiscal en este territorio. Por lo tanto, la infanta Cristina tendría que pasar menos de 183 días para seguir manteniendo la residencia fiscal en Suiza. Estos días no son continuos, sino que se suman todos los periodos en los que haya visitado el país en cuestión.

Respecto al divorcio de Cristina de Borbón con Iñaki Urdangarin –a pesar de lo que han llegado a afirmar ciertos medios de comunicación–, elcierredigital.com ha sabido por fuentes cercanas a la Familia Real española que "se están puliendo y ultimando los flecos del acuerdo, que en estos momentos sigue adelante". Además, estas mismas fuentes explican que el exduque de Palma "podría tener ya una gran parte del dinero estipulado en su pacto".

El divorcio de Cristina de Borbón y Urdangarin sigue adelante

Tal y como ha podido confirmar elcierredigital.com a través de fuentes cercanas a los acuerdos entre Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin, los exduques de Palma "siguen adelante con su acuerdo de divorcio, que podría cerrarse con una firma finalmente en septiembre" y por el que Urdangarin recibirá 25.000 euros al mes y una indemnización de más de dos millones.

Lancha neumática de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Según fuentes conocedoras de este acuerdo, Urdangarin "podría tener ya una gran parte del dinero estipulado en su 'pacto' y estaría pidiendo más, cosa que no le van a permitir". Además, el exdeportista olímpico "quiere que lo que perciba sea en dinero, no en propiedades, exceptuando la casa en la localidad francesa de Bidart por los recuerdos que guarda de ella".

En cuanto al traspaso de dinero acordado por Cristina e Iñaki, una vez firmado el divorcio, "Urdangarin requiere que la transacción se lleve a cabo en Madrid para que su dinero quede registrado en España". Según lo consultado por elcierredigital.com con expertos en estos movimientos bancarios, "la manera más factible de llevar a cabo esta transacción sería mediante un préstamo privado". De acuerdo con la normativa española, "una donación no sería posible puesto que el domicilio fiscal de Cristina se encuentra en Suiza, por lo que con el préstamo privado Urdangarin solo tendría que informar del mismo a sus haciendas a través de un acto jurídico".

COMPARTIR: