25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tendrá que abonar tres millones si quiere seguir en la calle, al considerar que no hay riesgo de destrucción de pruebas tras los exhaustivos registros

José Luis Moreno sale en libertad tras negarse a declarar ante el juez y con una fianza a pagar hasta el jueves

José Luis Moreno.
José Luis Moreno.
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha decretado libertad condicional bajo fianza de tres millones para José Luis Moreno. El pasado martes el productor era detenido en el marco de la 'Operación Titella' acusado de estafar más de 50 millones de euros a través de la creación de un complejo entramado empresarial que contaba con más de 700 mercantiles a través de las cuales se blanqueaba, presuntamente, dinero negro del tráfico de drogas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, ha decretado la puesta en libertad condicional para José Luis Moreno, que se ha acogido a su derecho a no declarar. 

La Fiscalía de la Audiencia Nacional había solicitado una fianza de tres millones de euros al productor televisivo, detenido en la ‘Operación Titella’. Tras pasar a disposición judicial, el fiscal Marcelo Azcárraga reclamaba esta elevada cantidad por su implicación en la comisión de delitos de estafa continuada, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Asimismo, reclamaba su puesta en libertad condicionada al pago de esta cifra antes de las tres de la tarde del próximo martes. El magistrado, Ismael Moreno, ha fijado el plazo en el próximo jueves. 

El conocido ventrílocuo ha sido de los primeros en ser conducido ante el instructor junto a otros tres de los más de cincuenta arrestados acusados de haber estafado más de 50 millones de euros a través de la creación de un complejo entramado empresarial que contaba con más de 700 mercantiles a través de las cuales se blanqueaba, presuntamente, dinero negro proveniente de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas. Entre los acusados, también se encuentra su sobrina Natalia, también detenida, que supuestamente controlaría todos los negocios de Moreno desde los estudios de la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio. 

José Luis Moreno y su sobrina. 

Los investigadores sospechan que la organización aprovechaba esta red para realizar un lavado masivo de fondos. Para ello, supuestamente empleaban la reputación e imagen de Moreno, al que se considera uno de los dirigentes, para obtener créditos que nunca se devolvían y obtener ingresos por proyectos que no se materializaban. En este sentido, sorprende el surrealista 'modus operandi' de Moreno para conseguir los créditos. Según fuentes cercanas al caso, una vez pedían el préstamo, los acusados preparaban el terreno para recibir la visita de los supervisores de la entidad concesionaria del préstamo. Para ello alquilaban oficinas, contrataban personal para trabajar, daban de alta servicios, y hasta alquilaban camiones disfrazándolos con los logotipos de la empresa. Así hacían pasar una empresa sin vida por una empresa boyante hasta que el supervisor otorgaba el préstamo, y con la misma rapidez con la que se montaba el decorado, los acusados despedían a los trabajadores, devolvían los camiones y dejaban el resto por pagar.

Más de 60 registros 

 En total, la investigación de la Guardia Civil y la Policía Nacional ejecutó más de 60 registros. 

El registro de la mansión de José Luis Moreno,  de 5.000 metros cuadrados, se prolongó durante once horas, y fue precisamente en la inspección de esta vivienda donde los agentes hallaron 4.000 euros en metálico, pagarés y una máquina de contar dinero, además de documentación, según fuentes de la investigación. 

A éste le siguió otro practicado en una de las sedes de su productora en la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio, y también en una de sus oficinas. En el total de los registros, se requisaron 200.000 euros en metálico y 400.000 en pagarés. 

Acusaciones de impagos 

Desde el momento de su detención, no ha cesado el goteo de testimonios sobre las peculiares formas de trabajar de José Luis Moreno en el mundo del espectáculo. Es el caso de la actriz Mónica Pont que demandó al productor en 2013 cuando le dejó a deber 1.500 euros por una intervención suya en la serie de Telecinco 'Esposa2'. La actriz, hoy afincada en México, es de las pocas que en su día se atrevió a denunciar al showman y, al contrario que otros, finalmente puedo cobrar sus honorarios.

Un vídeo viral

Tras la detención de José Luis Moreno las redes sociales han tirado de hemeroteca y han recuperado este documento en el que el famoso ventrílocuo, en una actuación con su muñeco Rockefeller, habla sobre la corrupción. 

El vídeo no ha tardado en hacer viral por lo premonitorio de sus palabras. 

COMPARTIR: