15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EN ENERO DE 2019 LA JOVEN MIRIAM VALLEJO ERA BRUTALMENTE ASESINADA EN LA LOCALIDAD MADRILEÑA TRAS RECIBIR 89 PUÑALADAS MIENTRAS PASEABA A SUS PERROS

Crimen de Meco: Cinco años del atroz caso de la crónica negra española aún sin resolverse

El Cierre Digital en / Miriam, víctima del crimen de Meco.
/ Miriam, víctima del crimen de Meco.
En la noche del 16 de diciembre de 2019 Miriam Vallejo salía a pasear a sus perros y a los de su compañero de piso. Cuando la joven se encontraba en un descampado de la localidad madrileña de Meco, la apuñalaron 89 veces con un machete por la espalda. La joven compartía piso con su mejor amiga y su novio, Sergio, a quien apuntaron todos los focos en un primer momento. Finalmente la jueza decidió el sobreseimiento del caso por no tener indicios suficientes y tras cinco años sigue sin resolverse

Hace cinco años que Miriam Vallejo era brutalmente asesinada de 89 puñaladas en un descampado de la localidad madrileña de Meco. Esta joven compartía piso con su mejor amiga y su novio, Sergio Sáez, a quien apuntaron todos los focos en un primer momento. Los investigadores se basaban en que Miriam le había contado a su amiga que Sergio le había sido infiel y eso pudo desencadenar el feroz ataque.

La otra persona relacionada con el crimen fue Alberto B., quien confesó a los monitores que atendían un centro de toxicómanos que él era el verdadero asesino de Miriam. Los datos parecían preocupantes pero la Guardia Civil investigó y su conclusión fue que “es altamente improbable que la información dada por Alberto sea veraz”. Avanzaron las investigaciones y la escasez de pruebas aumentaba las incógnitas sobre quién podía ser el culpable de la muerte de Miriam.

Miriam Vallejo.

Miriam Vallejo.

Pese a que usaba cuchillos de pesca muy similares al arma con la que se cometió el crimen, Sergio siempre se declaró inocente y nadie le vio esa noche en la zona del crimen. Además, los análisis de ADN no detectaron sangre de Miriam en la ropa que esa noche llevaba Sergio, y la defensa del único sospechoso siempre mantuvo que el ADN de Sergio en el cuello de la sudadera de Miriam pudo llegar hasta ahí por una transferencia accidental, ya que compartían casa y lavadora. Meses después, la Audiencia Provincial dejó en libertad a Sergio aunque todavía imputado por el asesinato de la joven.

Ante la falta de pruebas, en mayo de 2022 la titular del juzgado nº 5 de Alcalá de Henares decretó el sobreseimiento de las actuaciones sobre Sergio, el único sospechoso del caso. Por ende, no se inició el proceso de juicio oral y el caso de Miriam se cerró sin dar con el culpable. Los padres de la víctima siguieron luchando y en mayo de 2022 recurrieron al auto de sobreseimiento del caso ante la Audiencia Provincial de Madrid. Finalmente la Audiencia rechazó este recurso para reabrir el caso el 25 de julio de 2023. 

Los hechos ocurridos

En la noche de aquel 16 de diciembre de 2019 ‘Miri’ había salido a pasear a sus perros y a los de su compañero de piso. La joven tenía 25 años y compartía vivienda en la localidad madrileña de Meco con Celia, su mejor amiga, y Sergio, el novio de ésta. Cuando la joven se encontraba a las afueras de Meco, casi en Villanueva de la Torre, Guadalajara, fue brutalmente apuñalada en 89 ocasiones. A la joven la atacaron por la espalda y la gran mayoría de esas puñaladas fueron en su cabeza. 

Según la investigación de la Guardia Civil, a Miriam Vallejo la mató un conocido con tal brutalidad que rompió el cuchillo, quedando la punta del arma alojada en el cuerpo de la víctima. Los investigadores siempre sospecharon de un asesinato por motivos personales que tuvo lugar en el intervalo de tiempo entre las 20:33 y las 20:52 de la noche del crimen.

Miriam y su amiga Celia.

El 13 de agosto de 2019 detuvieron a Sergio Sáez en la localidad de Azuqueca de Henares, en la provincia de Guadalajara, en la casa de sus padres, donde se había mudado. Anteriormente, había convivido con Celia y Miriam durante tres meses en una casa de la localidad de Villanueva de la Torre (Guadalajara), colindante con Meco, donde ocurrió el asesinato.

Sergio, el principal sospechoso

Sergio aseguró en su coartada que había estado jugando una partida online a la Playstation cuando se produjo el asesinato, entre las 20.40 y las 20.50 horas. También aseguró que estaba hablando y chateando con su hermano cuando Miri dijo que se marchaba a sacar a sus cuatro perros a pasear. Celia, en ese momento, estaba en el gimnasio. Llegó a declarar hasta cuatro veces ante las autoridades, de las cuales el novio de la mejor amiga de Miri solo colaboró en tres, un comportamiento que hizo sospechar de él al Grupo de Homicidios de Tres Cantos de la Guardia Civil, encargado de la investigación, según contó en su momento el abogado de la familia, Vicente Sánchez.

Además, otro de los motivos por los que se sospechó de Sergio es por la apariencia con la que se presentó en el tanatorio tras el fallecimiento de Miriam, ya que presentaba heridas en las manos y en la cara, concretamente en la nariz. Sergio aseguró que las de las manos podrían estar justificadas por su trabajo.

Sergio Sáez.

Sergio Sáez llegó a estar un tiempo en prisión provisional mientras su defensa alegaba que su ADN pudo mezclarse con el de Miriam en la sudadera, porque ambos compartían piso y lavadora. En aquel entonces, tanto el juzgado número 5 de Alcalá de Henares como la Audiencia Provincial y la Fiscalía creían que había motivos suficientes en la causa para deducir la implicación de Sergio Sáez en los hechos.

Sin embargo, meses después el juzgado dejó a Sergio en libertad y, finalmente, le retiró la imputación hace unas semanas. Según la juez, ya no había motivos suficientes para acusar del asesinato a ninguna persona y, por tanto, no había motivos para seguir con la imputación contra el investigado Sergio Sáez ni contra Alberto B., la persona que aseguró haber cometido el crimen.

COMPARTIR: