25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Recuerdan que se halló ADN del joven investigado mezclado con el de la joven en la espalda de la sudadera que ella llevaba cuando la asesinaron

Crimen de Meco: La familia de Miriam Vallejo recurre el sobreseimiento del caso contra los sospechosos

Exclusiva Miriam Vallejo.
Miriam Vallejo. / Joven asesinada en la localidad de Meco.
La familia de Miriam Vallejo, asesinada brutalmente en 2019 en un descampado de la localidad madrileña de Meco, cree que hay pruebas suficientes para juzgar al excompañero de piso de la joven por matarla a puñaladas. Recuerdan que se halló ADN del joven investigado, mezclado con el de Miriam, en la espalda de la sudadera que la joven portaba en el momento de su asesinato. Por este motivo, ha recurrido el sobreseimiento del caso y pide que la Audiencia Provincial se ocupe de juzgarlo.

La familia de la joven Miriam Vallejo, asesinada de 89 puñaladas en un descampado de Meco en 2019, ha recurrido el auto de sobreseimiento que hace unas semanas retiró la imputación al sospechoso principal del crimen.

En la fecha del asesinato, Sergio S. era la pareja de la mejor amiga de Miriam, y los tres compartían piso en la localidad madrileña. La Guardia Civil pronto apuntó a Sergio como principal sospechoso del asesinato de Miriam cuando daba un paseo con los perros del sospechoso y de su amiga. Según la investigación, Miriam fue atacada por la espalda por una sola persona que, empujada por un móvil personal, la agarró por detrás y comenzó a apuñalarla con saña hasta en 89 ocasiones. El ataque fue tan feroz que la punta del machete se rompió quedando clavada en la víctima.

Sergio, el principal sospechoso

Los investigadores señalaron a Sergio partiendo de la idea de que el móvil del crimen fue la venganza, ya que Miriam le había contado a su amiga que el hombre le había sido infiel. Los investigadores insistían en que Sergio usaba cuchillos de pesca idénticos al arma con la que se cometió el crimen, que los repetidores de telefonía le situaban en la zona y que pudo tener tiempo para seguir a Miriam, matarla y volver a la casa que los tres compartían. Más tarde, reforzaron los indicios contra Sergio al encontrar el ADN del hombre mezclado con el de Miriam en la etiqueta de la espalda de la sudadera de Miriam.

Sergio S. llegó a estar un tiempo en prisión provisional mientras su defensa alegaba que su ADN pudo mezclarse con el de Miriam en la sudadera porque ambos compartían piso y lavadora. En aquel entonces, tanto el juzgado número cinco de Alcalá de Henares como la Audiencia Provincial y la fiscalía creían que había motivos suficientes en la causa para deducir la implicación de Sergio S. en los hechos.

Sergio, principal sospechoso.

Sin embargo, meses después el juzgado dejó a Sergio en libertad y, finalmente, le retiró la imputación hace unas semanas. Según la juez, ya no hay motivos suficientes para acusar del asesinato a ninguna persona y por tanto, no hay motivos para seguir con la imputación contra el investigado Sergio S. ni contra Alberto B. Este último hombre es el “espontáneo” que en 2021 se dio a conocer después de confesarle a los monitores que atendían un centro de toxicómanos que él había sido el verdadero asesino de Miriam.

La familia recurre el sobreseimiento

Ahora la familia de Miriam ha recurrido a la Audiencia Provincial para que vuelva a imputar a Sergio S. y termine juzgándole por la muerte de Miriam. La familia se apoya en los informes de la Guardia Civil que concluyeron en diciembre de 2021 que “los informes de ADN que corroboran la mezcla de ADN de Miriam y Sergio refuerzan la hipótesis de que Miriam sufrió un ataque por la espalda por parte de Sergio”. La acusación particular también recurre a un informe de parte elaborado por el perito José María Garzón, que refuerza las conclusiones de los investigadores.

El abogado de la familia despliega estos argumentos para solicitar la nulidad del sobreseimiento sobre Sergio por falta de motivación y argumentos e igualmente insiste en que dar carpetazo a la investigación de forma repentina y antes de que se practiquen las pruebas que demanda la familia, es una vulneración de su derecho a la tutela judicial efectiva.

Miriam Vallejo con uno de sus perros.

Además, esta acusación particular, que dirige el abogado Vicente Sánchez, cree que si no procede el sobreseimiento de la causa sobre Sergio. S. tampoco procede para Alberto B., el “espontáneo” que confesó a los monitores de REMAR que él había matado a Miriam. Aunque los recientes resultados del análisis de ADN de Alberto B. no coinciden con ninguno de los ADN recogidos en el lugar del crimen, la familia de Miriam cree que hay indicios de sobra para juzgarle también por su posible participación en el asesinato de Miriam.

“Los dos se conocieron en la prisión de Alcalá-Meco, si bien debían conocerse de antes del ingreso de Sergio en prisión preventiva ya que ambos vivían muy cerca uno del otro en la localidad de Azuqueca de Henares”, explica el recurso. Y de paso, piden que declare de nuevo la entonces novia de Sergio S., la misma que en las fechas del asesinato le contó por WhatsApp al hermano de Sergio que “alguien había matado a Miriam por la espalda y había escondido el cuchillo…” dejando caer la sospecha de que Sergio sabía algo de lo que había pasado.

La decisión está ahora en manos de la Audiencia Provincial, una vez que el juzgado le remita el recurso de la familia de Miriam, junto a los pronunciamientos de la defensa y la fiscalía.

COMPARTIR: