05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, y Javier Urra afirman que desde hace años la psicóloga "tenía vinculación con grupos esotéricos"

Desaparición de Sandra Bermejo: “Lo que se está hablando de sectas y captación no es un indicio firme”

El Cierre Digital en
/ Sandra Bermejo, psicóloga desaparecida en el Cabo de Peñas en Asturias.
Sandra Bermejo desapareció el pasado 8 de noviembre. Más de un mes después, ha salido a la luz la vinculación de la psicóloga a grupos esotéricos en los que investigaba los “efectos terapéuticos” que podían tener las plantas que utilizaban. Una información que ha hecho que se hable de sectas y la posible captación de Sandra. Según el presidente de SOSDesaparecidos, Joaquín Amills, hay que “desmitificar todo esto”, ya que esta relación “no es un indicio de la causa de la desaparición”.

Ya ha pasado más de un mes desde que Sandra Bermejo desapareció. El 8 de noviembre la psicóloga decidió ir —momentos antes de encontrarse con una amiga para acudir al teatro— a relajarse al acantilado de Cabo de Peñas, Asturias. Sandra era asidua a hacer senderismo por la zona, pero ese día no regresó a casa. A lo largo de este mes, se han barajado teorías tales como el suicidio, un accidente o la intervención de terceras personas. Ahora, ha trascendido que Sandra tenía vínculos con grupos esotéricos.

Esta información recientemente difundida ha hecho que se llegue a hablar de sectas y de una posible vinculación de estas en la desaparición de Sandra. Según Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, hay que “desmitificar todo eso que se está hablando de sectas, captación o los grupos esotéricos, como si estar en un grupo esotérico significara que te van a hacer algo”, ya que hay una gran diferencia, tal y como afirma, entre las sectas y los grupos esotéricos. “No tienen nada que ver”, anuncia.

“En una secta hay un líder que se autoproclama como mandado por Dios y los demás le deben lealtad, fidelidad. Se produce todo por adoctrinamiento y tienen unas normas por las que, poco a poco, a la persona le van desdibujando su forma de ser, le van apartando de su familia, de su entorno… de todo”, explica Amills sobre las sectas.

Por su parte, el psicólogo Javier Urra también coincide con el presidente de SosDesaparecidos en que "es probable que el término 'secta' no se ajuste a la realidad de la desaparición de Sandra Bermejo".

Sandra Bermejo y los grupos esotéricos

Por otra parte, el presidente de SOSDesaparecidos explica que en los “grupos esotéricos la persona se introduce para formarse interiormente, tener un mayor conocimiento, más ancestral o espiritual. Es decir, las personas que entran en un grupo esotérico son personas con un gran ansia de conocimiento”.

En el caso de Sandra, Amills recalca que esta búsqueda de conocimiento viene derivada de su profesión, la psicología, ya que la desaparecida buscaba “terapias alternativas a través de hierbas medicinales, pero también a través el conocimiento de la propia persona”.

Una persona perteneciente a uno de estos grupos esotéricos declaró el pasado lunes en el programa Cuatro al día que Sandra era colaboradora suya y que acudió a retiros espirituales, ya que estaba haciendo “una investigación respecto a la psicología y a los efectos terapéuticos que pueden producir las plantas” con las que trabajaban.

Ficha de la desaparición de Sandra Bermejo.

Sin embargo, este compañero de Sandra reconocía no saber qué ha pasado con ella ni dónde se encuentra. “Tenemos información de Sandra que es confidencial por el secreto profesional terapéutico, y aquí hay psicólogos que han estado trabajando con Sandra que serán los que tengan que declarar”, afirmaba.

Sandra Bermejo no llevaba esta pertenencia a este grupo esotérico —que, tal y como indican, trabajan con sustancias como la ayahuasca— en secreto. “Nunca tuvo esto oculto, ni mucho menos. Ni a su familia, ni a sus amistades ni nada”, explica Joaquín Amills a elcierredigital.com. “Que tuviera relación con grupos esotéricos no es un indicio de la causa de la desaparición”, añade.

Desaparición de Sandra Bermejo: hipótesis más barajadas

Amills explica a elcierredigital.com que, pese a las especulaciones que está habiendo al respecto, la pertenencia de Sandra Bermejo a este tipo de grupos es “una de las tantas líneas de investigación que tendrá la policía abiertas. Porque ahora mismo cualquier hipótesis es buena. Puede haber implicado alguien perteneciente a un grupo. Puede ser. Pero también puede ser alguien perteneciente a un equipo de fútbol. O alguien que casualmente se encontrara con ella. O que quedara con alguien para verse posteriormente. Todas las líneas están abiertas”, explica el presidente de SOSDesaparecidos.

Algunas de las que parecen tener menos posibilidades, según Amills, son el suicidio, el accidente y la desaparición voluntaria. “Si la desaparición fuera voluntaria no se deja el bolso en el coche. Y ha pasado ya más de un mes y Sandra no dejaría de tener contacto con su familia. Es una familia muy unida y, además, Sandra tenía sus actividades sociales. ¿Qué nos queda? La desaparición involuntaria. Ahí se abren un montón de posibilidades. Desde una retención hasta un acto forzoso, un acto delictivo o un accidente a causa de terceros, etcétera”, enumera Amills.

Sobre la teoría de un posible suicidio, el psicólogo forense Javier Urra la descartó en una conversación pasada con elcierredigital.com, tal y como hicieron sus familiares. Sandra fue alumna de Urra en el Centro Universitario Cardenal Cisneros. “A mí, la posibilidad del suicidio me resulta impensable. Tenía preparada una entrevista online con su madre, tenía preparado un grupo de teatro. Me consta que había comprado alimentos para la nevera. Son conductas impropias de quien piensa en quitarse la vida. Por tanto, yo descartaría esto”, explicaba Urra.

Cabo de Peñas.

Amills coincidía con él: “Para mí, no encaja en el perfil de una persona que se va a quitar la vida”. Además, añade que el paso del tiempo también descarta la hipótesis de un accidente.

Últimas posibles pruebas: una camisa y la etiqueta de unas mallas

Tal y como informaba elcierredigital.com recientemente, SOSDesaparecidos recibió el pasado 30 de noviembre “un correo electrónico de una persona que había ido a Cabo de Peñas”, en el que se afirmaba haber “visto una prenda aparentemente de color blanco”. “Es una camisa de marca conocida, aunque la familia no reconoce si la prenda pertenece a Sandra, pues no está al tanto de toda la ropa que tiene. Aunque no pueden negar que pertenezca a Sandra”, confirmaba Amills a este diario.

La policía se encuentra actualmente investigando si esta camisa encontrada —así como la etiqueta de unas mallas— tiene alguna relación con la desaparición de Sandra Bermejo. “Ahora mismo no está descartado. Ni podemos decir que es de Sandra ni podemos negarlo. La policía bajó a por la prenda y los días siguientes estuvo con drones revisando ese acantilado por si había algo más. No vieron nada más y se van a poner a buscar por el mar cuando las condiciones climatológicas lo permitan. Desde mar y otra vez desde tierra”, explica Amills.

Según el presidente de SOSDesaparecidos, ahora solo queda “revisar la zona de la camisa y si se hacen nuevas batidas, esperar que una cosa u otra tenga éxito”. “El tiempo va pasando, la familia está muy angustiada y cada día es una losa más que tienen. Y se acercan fechas que no son muy buenas para eso. Se complica todo. Son fechas difíciles para cualquier familiar desaparecido, pero los que son tan recientes, está el saber que durante estas fiestas poco se va a avanzar. Tenemos que ser realistas. Son fiestas. Hay menos efectivos de policía… Todo se complica”, concluye Amills.

COMPARTIR: