02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA RFEF DENUNCIA PREVARIcACIÓN Y OMISIÓN DEL DEBER DEl EXCARGO DEL PSOE QUE DE 2014 A 2021 FUE DIRECTOR DE RELACIONES INSTITUCIONALES DEL CLUB CULÉ

Albert Soler, exdirector del CSD, en el foco del Caso Negreira: Podría conocer los pagos del Barça de 2011 a 2018

El Cierre Digital en José María Enríquez Negreira, Albert Soler y Javier Enríquez Romero.
José María Enríquez Negreira, Albert Soler y Javier Enríquez Romero.
La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) dirigida por la Comisión Gestora presidida por Pedro Rocha, ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Barcelona la decisión de Joaquín Aguirre de no imputar a Albert Soler por los delitos de omisión del deber de perseguir delitos y prevaricación. A través de un escrito, la RFEF sostiene que queda más que probada la relación de Albert Soler con el caso Negreira, concretamente desde 2011 hasta 2019.

El 28 de septiembre el titular del Juzgado de Instrucción nº1 de Barcelona que instruye el caso Negreira, Joaquín Aguirre, imputó al FC Barcelona por cohecho. También fueron imputados por el mismo delito los expresidentes del FC Barcelona Joan Laporta, Josep María Bartomeu y Sandro Rosell, y José María Enríquez Negreira y su hijo Javier Enríquez Romero. Sin embargo, Aguirre decidió no imputar a Albert Soler, exdirectivo del FC Barcelona desde 2014 hasta 2021 y expresidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), por delitos de prevaricación y omisión del deber de perseguir delitos.

Sin embargo, el 2 de marzo Luis Medina Cantalejo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, y Andreu Camps, secretario general de la RFEF, comparecieron en rueda de prensa para hablar sobre el caso Negreira. En esa rueda de prensa Camps afirmó que "una persona con responsabilidad gubernamental conocía los hechos y no lo denunció”. Posteriormente Cadena Ser señaló que Albert Soler era esa persona.  

Ahora la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), dirigida por la Comisión Gestora de la RFEF presidida por Pedro Rocha, ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Barcelona la decisión de Joaquín Aguirre de no imputar a Albert Soler por los delitos de omisión del deber de perseguir delitos y prevaricación. Cabe destacar que Soler está siendo investigado en la causa por los delitos de administración desleal y corrupción deportiva. 

La vinculación del exdirectivo con la trama


Tal y como recoge Libertad Digital, en el escrito se hace referencia a las relaciones que Soler mantenía con las sociedades controladas por José María Enríquez Negreira y su hijo Javier Enríquez Romero, que percibían los pagos del FC Barcelona. Además, durante el mandato de Josep María Bartomeu el expresidente del CSD era uno de los hombres de su confianza y “conocía perfectamente los importes que se facturaron desde enero de 2011 hasta junio de 2018”.

Las sociedades referidas son Dasnil 95 SL, Nilsad SCP y Soccercam SL. Esta última era una sociedad exclusiva de Enríquez Romero. Tal y como pudo saber elcierredigital.com, en las cuentas de esta última sociedad, desde 2016 hasta mediados de 2018, se observa el gasto de considerables cantidades de dinero en ‘invitaciones varias’, que coinciden en fechas con varios partidos arbitrados al FC Barcelona. En total fueron 10.828,50 euros los que Soccercam gastó en invitaciones varias. 

Enriquez Negreia y Albert Soler

Enríquez Negreira y Albert Soler. 

Además, a través de esta sociedad el hijo de Negreira facturó prominentes cantidades a Tresep 2014 SL, empresa propiedad del fallecido Josep María Contreras, que fue amigo de Ángel María Villar y directivo del Barça con los presidentes Josep Lluís Núñez, Joan Gaspart y Josep Maria Bartomeu.

En el recurso destapado por el medio citado anteriormente se indica que “durante el tiempo en el que Soler ostentó algún cargo directivo en el club, se realizaron los siguientes pagos: A Nilsad SCP un 1.078.047 euros, a Dasnil 95 SL 1.685.142 euros, a Tresep 2014 SL 450.120 euros, de los que 287.334 euros habrían ido a parar a Soccercam SL. Ello supone que un total de 3.050.524 euros habrían salido del F.C. Barcelona en dirección a las cuentas de la familia Negreira durante el tiempo en el que Albert Soler ejerció como directivo del F.C. Barcelona".

Por último, en el escrito se destaca que en su declaración ante la policía en septiembre de 2022 Soler reconoció haber tenido relación con Enríquez Romero y conocimiento de la existencia de los pagos realizados. Sin embargo, optó por “no denunciar los hechos y mantenerse en silencio  tratando así de ocultar la supuesta trama orquestada para sacar fondos del F.C. Barcelona procurando la impunidad de los pagos efectuados a Negreira y a su hijo” señala el escrito.

La trayectoria política y deportiva de Albert Soler


Albert Soler fue director de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona desde 1999 hasta 2005, y desde su juventud militó en el Partido Socialista de Cataluña (PSC). Desde 2005 hasta 2008 ocupó varios puestos como funcionario en Barcelona hasta que en abril de 2008 fue nombrado director general de Deportes del CSD. Tres años después fue nombrado presidente del CSD con rango de secretario de Estado para el Deporte. Sólo permaneció seis meses en el cargo hasta que decidió volver a la política para formar parte de la lista del PSC en las elecciones generales de 2011 y fue diputado del Congreso hasta que en 2014 fue nombrado director de Relaciones Institucionales.

Un año después fue nombrado director de Deportes Profesionales, cargo que ocupó desde 2014 hasta 2021. Periodo durante el que el FC Barcelona ya realizaba los pagos a Negreira. Tras abandonar el club le volvieron a nombrar presidente del CSD, cargo que dejó en enero de 2023.

Albert Soler vuelve al CSD como director general tras ser destituido en el  Barça por Laporta

Albert Soler.

Este año Albert Soler se incorporó al lobby Acento Public Affairs como director del Área de Industria del Deporte, Ocio y Entretenimiento en España. Acento fue una consultora creada en 2019 por el exministro socialista de Fomento José Blanco ‘Pepiño’ y el exministro de Sanidad del PP Alfonso Alonso, actual presidente de la firma. 

En marzo de este año la RFEF ya consideraba que Soler conocía los pagos realizados por el club al estar relacionado con toda la trama durante su periodo en el FC Barcelona. Además, según las fuentes consultadas, Soler conspiró junto a Javier Tebas, presidente de LaLiga, para echar a Rubiales de la RFEF y quedarse él como presidente. Aseguran estas fuentes que Soler tenía la intención de que el Tribunal Arbitraje del Deporte (TAD) apartara al exdirigente de la Federación después de los audios que se hicieron públicos de Rubiales, archivos que se publicaron tras hackear y robar los datos de su teléfono.

COMPARTIR: