07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Emérito y la infanta se habrían encontrado en el 'Four Seasons de Bergues' para "arreglar las disputas familiares por el divorcio de Cristina"

Gran repercusión de El Cierre Digital por la exclusiva sobre la reunión de Juan Carlos I y Elena en Ginebra

Exclusiva Juan Carlos I en el hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra.
Juan Carlos I en el hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra. / Foto: Elcierredigital.com
Elcierredigital.com ha conseguido una gran repercusión por la publicación en exclusiva de las imágenes de Juan Carlos I en Suiza. Varios medios de comunicación se han hecho eco de la primicia de elcierredigital.com y han solicitado reproducir la noticia del encuentro entre la infanta Elena y el rey Emérito en el hotel 'Four Seasons de Bergues' en Ginebra. Esta reunión, según testigos, estaría motivada por "las disputas familiares causadas por el divorcio de la infanta Cristina y Urdangarin".

Tras la publicación en exclusiva de elcierredigital.com de las imágenes del rey Emérito Juan Carlos I en Suiza, han sido muchos los medios de comunicación que se han hecho eco de la noticia por su gran repercusión. Después de su desaparición pública durante este verano, el monarca ha sido sorprendido a las puertas del hotel 'Four Seasons des Bergues' en Ginebra, donde se reunió con la infanta Elena el pasado martes 30 de agosto –como informamos en primicia en elcierredigital.com–.

En este reencuentro, por el que Juan Carlos permanecería en la capital suiza al menos unas horas del pasado martes, podría haber participado también la infanta Cristina –que reside en esta misma ciudad desde hace 9 años–.

A pesar de que las fotografías a las que hemos accedido en este diario no revelan la presencia de Cristina, lo que sí confirman testigos de este encuentro es el motivo de este rápido e inesperado encuentro entre Elena y Juan Carlos. Según ha podido saber elcierredigital.com, padre e hija "se habrían reunido para arreglar los asuntos relacionados con la herencia de Cristina, además de buscar una solución a los problemas y disputas familiares surgidos a raíz de su divorcio con Iñaki Urdangarin".

Estas fotografías, exclusivas de elcierredigital.com, ya han sido solicitadas por varios medios de comunicación dada la sorpresa por este inesperado viaje del Emérito a la conocida cadena hotelera en la capital suiza. El elegante restaurante del hotel, galardonado con su primera estrella Michelin, es posible que haya sido el lugar donde Juan Carlos haya cenado después de ser despedido por su hija Elena tras una conversación íntima y con gestos de grandes afectos a la puerta del mismo. Elena de Borbón vestía un traje pantalón muy veraniego, de chaqueta color salmón y pantalón claro, con el pelo suelto. 

Imágenes tomadas a las puertas del Hotel, donde se señala a la infanta Elena de Borbón/ Autoría: elcierredigital.com

En estos momentos, según ha podido confirmar elcierredigital.com, Cristina de Borbón, exduquesa de Palma, continúa residiendo en Ginebra donde trabaja para la Fundación Aga Khan, propiedad del millonario islamita amigo íntimo de su padre. 

Las imágenes publicadas por exclusiva por elcierredigital.com muestran a un Rey Emérito cansado, con sus problemas de movilidad y auditivos, pero erguido, acompañado de su bastón y de un miembro de su seguridad, todos integrantes de la Guardia Civil, que cubren sus desplazamientos. Las informaciones señalan que ha sido la infanta Elena quien ha hecho de cicerone en este viaje sorpresa a Suiza. Un viaje que, evidentemente, ha intentado encubrir su servicio de seguridad, ya que han requisado fotografías en el hotel y en sus entradas, una tarea difícil dado el numeroso grupo de curiosos tras una llegada muy espectacular con varios coches de seguridad. 

Juan Carlos I, en Suiza

La llegada de Don Juan Carlos a esta localidad suiza tiene una trascendencia especial, ya que la infanta Cristina se encuentra en estos momentos en pleno proceso de divorcio de su maridoInaki Urdangarin, padre de sus cuatro hijos, y condenado a cinco años y diez meses por corrupción en el caso Nóos. El exjugador de balonmano del F.C. Barcelona ha sido recientemente actualidad por sus lloros y lágrimas dentro de su coche, posiblemente a causa de las determinantes y exclusivas cláusulas de este divorcio que ya se tramita.

Iñaki Urdangarin mantiene en la actualidad un noviazgo con Ainhoa Armentia. Mientras tanto, si se perfecciona el divorcio entre Cristina de Borbón e Iñaki y la hija común menor de edad –Irene– se queda bajo el cuidado de la madre, el padre deberá abonar una pensión de alimentos proporcional a sus circunstancias, según explicaba el abogado Alberto García Cebrián en elcierredigital.com. Dicha pensión debería de establecerse tanto respecto de la hija menor como de los hijos mayores dependientes, en este caso exceptuando a Pablo, que ya cuenta con ingresos propios como jugador de balonmano en el Barça.

Es evidente que aunque exista una situación económica dispar entre Cristina e Iñaki, no es procedente el establecimiento de una pensión compensatoria pues, a pesar de existir una diferencia económica entre los cónyuges al tiempo del divorcio, esta no se debe a la dedicación a la familia. En todo caso, el matrimonio permitió a Iñaki posicionarse en un lugar privilegiado del plano social y económico, viéndose perjudicado en su imputación y condena por el caso Nóos. Es por ello por lo que, contando con separación de bienes, residiendo en domicilios diferentes y no procediendo pensión compensatoria, las cuestiones en las que se centrará el convenio regulador será en lo aplicable a los hijos.

Con el matrimonio Urdangarin-Borbón roto son muchos los que se plantean qué papel jugará ahora la Infanta Cristina con respecto a la Casa Real y la vida pública española. La visita sorpresa del rey Juan Carlos I este 30 de agosto a la localidad suiza de Ginebra, donde vive la infanta Cristina, y tras un verano desaparecido, abre todas las posibilidades. Todos los rumores son posibles. Sobre todo cuando subyace una herencia millonaria detrás del Rey Emérito de más de mil millones de euros, el patrimonio que don Juan Carlos poseería, según varias revistas americanas como Forbes.

Precisamente, don Juan Carlos visita ahora Suiza tras quedar libre de la investigación abierta desde haces varios años por el fiscal Yves Bertossa, por canalizar presuntamente dinero opaco a sus cuentas. Una investigación que ha quedado archivada por falta de pruebas. Quizá ahora su presencia se deba a que, ya libre de toda investigación y del bloqueo de cuentas, puede acceder con facilidad a ellas y mover y dejar poderes a quienes sean sus futuras herederas, sus hijas, las infantas Elena y Cristina de Borbón. 

El Rey Emérito entrando al hotel suizo este martes 30 de agosto/ Autoria: elcierredigital.com.

No hay que olvidar que en marzo de 2020 el rey Felipe VI comunicó que rompía definitivamente con la herencia de su padre Juan Carlos I. Y no solo personal, como hizo con su hermana Cristina, sino también política y económicamente. Sin embargo, sus hermanas Cristina y Elena nunca han manifestado que no quieran asumir la herencia millonaria de su padre, cuyas principales cuentas se encuentran en Suiza. Como también en Londres, donde todavía mantiene un pleito abierto con su examiga íntima Corinna Larsen.

Desaparecido en Abu Dabi

El Rey Emérito, tras el decisivo encuentro que mantuvo con su hijo el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela a finales del pasado mes de mayo, supuestamente no se había movido de Abu Dabi. Don Juan Carlos reside, en teoría, en la paradisíaca isla de Nurai, a unos veinte kilómetros de la capital de Emiratos Árabes Unidos.

La isla de Nuray, de apenas un kilómetro cuadrado de extensión y hasta hace poco tiempo sin habitantes, tiene en la actualidad un lujoso complejo hotelero y once mansiones exclusivas, de entre 11 millones y 13 millones de valor cada una. Allí se supone que pasa el día y almuerza con relevantes amigos o familiares llegados de España, como durante este último mes de agosto lo han hecho sus hijas, las infantas Elena y Cristina de Borbón.

Ultima foto del Rey Emérito con su familia en Abu Dabi.

Por eso cobra más actualidad que, después de verlas hace escasos días, se haya desplazado ahora hasta Ginebra, ya libre de investigación alguna. Los problemas judiciales para Juan Carlos I parecen haberse parado en Suiza, donde le investigó el fiscal anticorrupción Ives Bertossa, aunque sigue abierta la causa en el Reino Unido, donde Corinna Larsen le ha denunciado por un supuesto acoso hacia ella de los servicios secretos españoles, tras su ruptura a raíz de la famosa cacería de Botsuana de 2012.   

El Rey Emérito fue uno de los protagonistas de los pasados meses de mayo y junio debido a su polémica visita a España. Después de eso, las últimas noticias que se han tenido sobre el exmonarca español tenían que ver con la causa judicial que tenía abierta en Reino Unido por una demanda de Corinna Larsen.  

COMPARTIR: