26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'El Cierre Digital' publica las primeras imágenes del Emérito en el hotel 'Four Seasons Des Bergues' en Ginebra tras desaparecer durante este verano

El Rey Juan Carlos I se reúne en Suiza con su hija Elena en pleno divorcio de Cristina, bajo una herencia millonaria

Exclusiva Imágenes del rey Emérito en el hotel Four Seasons des Bergues/ Autoría: elcierredigital.com
Imágenes del rey Emérito en el hotel Four Seasons des Bergues/ Autoría: elcierredigital.com
Elcierredigital.com accede en exclusiva a las imágenes en Suiza de Juan Carlos I junto a la infanta Elena de Borbón. Son las primeras instantáneas del Rey Emérito después de su desaparición pública este verano tras el decisivo encuentro que mantuvo con su hijo el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela a finales del pasado mes de mayo. Este martes 30 de agosto fue captado en el hotel 'Four Seasons Des Bergues' en Ginebra, en un momento donde se juega el divorcio de Cristina con Urdangarin.

Elcierredigital.com ha accedido en exclusiva a las primeras imágenes del Rey Juan Carlos I después de su desaparición pública durante todo este verano. Han sido en Suiza, en concreto en Ginebra. Tal y como desvela elcierredigital.com en primicia, Juan Carlos I ha estado varias horas, al menos, de este pasado martes día 30 de agosto en Ginebra con la infanta Elena donde precisamente reside la infanta Cristina desde hace 9 años. Ahora, en pleno proceso de divorcio de Iñaki Urdangarin, y con una millonaria fortuna de por medio.

Se les ha visto juntos, como ratifican las fotografías, en el conocido hotel 'Four Seasons Des Bergues', situado en esta localidad suiza, la segunda en potencia tras Zúrich. En este lujoso hotel ha pernoctado Don Juan Carlos, como se puede apreciar en la entrada que realiza al complejo sobre las 20 horas de este martes.

Un hotel diseñado por el renombrado arquitecto de interiores Pierre-Yves Rochon, dentro de un edificio histórico del siglo XVII, y que está situado en las orillas del lago de Ginebra. Todas las habitaciones se caracterizan por sus techos altos y un lujoso estilo único, con decoración clásica o contemporánea, con vistas a la ciudad, al jardín o al lago. El elegante restaurante, galardonado con su primera estrella Michelin, es posible que haya sido el lugar donde Juan Carlos haya cenado tras ser despedido por su hija Elena tras una conversación íntima y con gestos de grandes afectos a la puerta de dicho hotel. Elena de Borbón vestía un traje pantalón muy veraniego, de chaqueta color salmón y pantalón claro, con el pelo suelto. 

Imágenes tomadas a las puertas del  Hotel, donde se señala a la infanta Elena de Borbón/ Autoría: elcierredigital.com

Elcierredigital.com no ha conseguido constancia gráfica de que en este encuentro estuviese también la infanta Cristina, según las fotografías a las que ha accedido en exclusiva. No obstante, este encuentro familiar ha tenido lugar precisamente en la localidad suiza donde reside desde el año 2013 la segunda hija de Juan Carlos I, Cristina de Borbón, exduquesa de Palma, trabajando para la Fundación Aga Khan, propiedad del millonario islamita amigo íntimo de su padre.   

Más imágenes tomadas a las puertas del  Hotel, donde se puede apreciar a la infanta Elena de Borbón/ Autoría: elcierredigital.com

Las imágenes muestran a un Rey Emérito cansado, con sus problemas de movilidad y auditivos, pero erguido, acompañado de su bastón y de un miembro de su seguridad, todos integrantes de la Guardia Civil, que cubren sus desplazamientos. Las informaciones señalan que ha sido la infanta Elena quien ha hecho de cicerone en este viaje sorpresa a Suiza. Un encuentro donde también ha podido estar la infanta Cristina. Un viaje que, evidentemente, ha intentado encubrir su servicio de seguridad, ya que han requisado fotografías en el hotel y en sus entradas, una tarea difícil dado el numeroso grupo de curiosos tras una llegada muy espectacular con varios coches de seguridad. 

Juan Carlos I, en Suiza

La llegada de Don Juan Carlos a esta localidad suiza tiene una trascendencia especial, ya que la infanta Cristina se encuentra en estos momentos en pleno proceso de divorcio de su marido, Inaki Urdangarin, padre de sus cuatro hijos, y condenado a cinco años y diez meses por corrupción en el caso Nóos. El exjugador de balonmano del F.C. Barcelona ha sido recientemente actualidad por sus lloros y lágrimas dentro de su coche, posiblemente a causa de las determinantes y exclusivas cláusulas de este divorcio que ya se tramita.

Iñaki Urdangarin mantiene en la actualidad un noviazgo con Ainhoa Armentia. Una historia de amor que se fraguó en el despacho de abogados en Vitoria en el que el exduque prestaba sus servicios tras salir de la prisión abulense de Brieva. Las fotos de la revista Lecturas destaparon hace meses este romance junto a la joven vasca en las playas de Bidart, un lugar que habitualmente había sido escenario de los veranos de Iñaki y la Infanta, como también lo ha sido este verano por imposición de Cristina de Borbón que se presentó en Bidart "por sorpresa". 

Con el matrimonio Urdangarin-Borbón roto son muchos los que se plantean qué papel jugará ahora la Infanta Cristina con respecto a la Casa Real y la vida pública española. La visita sorpresa del rey Juan Carlos I este 30 de agosto a la localidad suiza de Ginebra, donde vive la infanta Cristina, y tras un verano desaparecido, abre todas las posibilidades. Todos los rumores son posibles. Sobre todo cuando subyace una herencia millonaria detrás del Rey Emérito de más de mil millones de euros, el patrimonio que don Juan Carlos poseería según varias revistas americanas como Forbes.

Fachada del hotel Four Seasons.

Precisamente, don Juan Carlos visita ahora Suiza tras quedar libre de la investigación abierta desde haces varios años por el fiscal Yves Bertossa, por canalizar presuntamente dinero opaco a sus cuentas. Una investigación que ha quedado archivada por falta de pruebas.

Quizá ahora su presencia se deba a que, ya libre de toda investigación y del bloqueo de cuentas, puede acceder con facilidad a ellas y mover y dejar poderes a quienes sean sus futuras herederas, sus hijas, las infantas Elena y Cristina de Borbón. 

El Rey Emérito entrando al hotel suizo este martes 29 de agosto/ Autoria: elcierredigital.com

No hay que olvidar que en marzo de 2020 el rey Felipe VI comunicó que rompía definitivamente con la herencia de su padre Juan Carlos I. Y no solo personal, como hizo con su hermana Cristina, sino también política y económicamente. Sin embargo, sus hermanas Cristina y Elena nunca han manifestado que no quieran asumir la herencia millonaria de su padre, cuyas principales cuentas se encuentran  en Suiza. Como también en Londres, donde todavía mantiene un pleito abierto con su examiga íntima Corinna Larsen.

Desaparecido en Abu Dabi

El Rey Emérito, tras el decisivo encuentro que mantuvo con su hijo el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela a finales del pasado mes de mayo, supuestamente no se había movido de Abu Dabi. Don Juan Carlos reside, en teoría, en la paradisíaca isla de Nurai, a unos veinte kilómetros de la capital de Emiratos Árabes Unidos.

La isla de Nuray, de apenas un kilómetro cuadrado de extensión y hasta hace poco tiempo sin habitantes, tiene en la actualidad un lujoso complejo hotelero y once mansiones exclusivas, de entre 11 millones y 13 millones de valor cada una. Allí se supone que pasa el día y almuerza con relevantes amigos o familiares llegados de España, como durante este último mes de agosto lo han hecho sus hijas, las infantas Elena y Cristina de Borbón

Ultima foto del Rey Emérito con su familia en Abu Dabi.

Por eso cobra más actualidad que, después de verlas hace escasos días, se haya desplazado ahora hasta Ginebra, ya libre de investigación alguna. Los problemas judiciales para Juan Carlos I parecen haberse parado en Suiza, donde le investigó el fiscal anticorrupción Ives Bertossa, aunque sigue abierta la causa en el Reino Unido, donde Corinna Larsen le ha denunciado por un supuesto acoso hacia ella de los servicios secretos españoles, tras su ruptura a raíz de la famosa cacería de Botsuana de 2012.   

El Rey Emérito fue uno de los protagonistas de los pasados meses de mayo y junio debido a su polémica visita a España. Después de eso, las últimas noticias que se han tenido sobre el exmonarca español tenían que ver con la causa judicial que tenía abierta en Reino Unido por una demanda de Corinna Larsen

El Emérito en España

El Rey Emérito quiso volver a España para acudir al Campeonato del Mundo de Vela de la Clase 6 metros de Sanxenxo (Pontevedra), tal y como ya informó en su día elcierredigital.com. Sin embargo, los planes se torcieron para él y finalmente no acudió a las regatas celebradas del 10 de junio al 18 del mismo mes. Según comunicó su entorno, se debió a “razones estrictamente privadas”.

Pero en su viaje previo, en mayo, a Sanxenxo, durante cinco días Juan Carlos I volvió a ser tendencia debido a su agenda tremendamente mediática, en un país que abandonó debido a los escándalos judiciales que le acechaban.

 

El punto álgido de su viaje a España fue la visita del Emérito a Zarzuela. Una cita que se inició a las diez de la mañana con Juan Carlos llegando en coche al palacio. Saludó a la prensa y se dejó ver en el lado del copiloto del vehículo, pero el resto de lo que sucedió en la reunión familiar se quedó en Zarzuela.

El único testimonio de lo sucedido, tras once horas de estancia del Emérito junto a su familia, fue un comunicado que lanzó la Casa Real después del encuentro. En él se explicaba que al exmonarca le dio tiempo a tener una conversación con Felipe VI “sobre cuestiones familiares, así como sobre distintos acontecimientos y sus consecuencias en la sociedad española”.

A lo largo de este año Elcierredigital.com ha informado puntualmente de todo lo que iba sucediendo con el Rey Emérito como se puede comprobar en la hemeroteca de este periódico. Y ahora, accede en exclusiva a las imágenes en Suiza de Juan Carlos I junto a la infanta Elena de Borbón.

Son las primeras instantáneas del Rey Emérito después de su desaparición pública este verano. Este martes 30 de agosto fue captado en el hotel 'Four Seasons Des Bergues' en Ginebra, en un momento donde se juega el divorcio de Cristina con Urdangarin bajo una herencia millonaria.

COMPARTIR: