24 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según ha podido saber El Cierre Digital, la contable vitoriana de 43 años está también casada y tiene dos hijos con un alavés dos años mayor que ella

Iñaki Urdangarín rompe con todo: Su nueva ilusión y compañera de trabajo Ainhoa Armentia

Iñaki Urdangarín y Ainhoa Armentia.
Iñaki Urdangarín y Ainhoa Armentia.
Iñaki Urdangarín vuelve a ser el centro de atención de los medios españoles. Esta vez se trata de su recién conocido romance con una contable vitoriana y compañera de trabajo del marido de Cristina de Borbón, Ainhoa Armentia. Esta mujer de 43 años también está casada con un alavés con el que tiene dos hijos, según ha podido saber elcierredigital.com. Este diario repasa la vida del exduque de Palma y analiza las claves de su nueva relación amorosa mientras cumple el tercer grado en Vitoria.

La vida de Iñaki Urdangarín vuelve a los focos de los medios de comunicación. En esta ocasión, sin embargo, las miradas se han centrado en su nueva acompañante, con la que ha sido visto en la localidad francesa de Bidart (Francia) –donde los Urdangarín tienen una casa familiar– con actitud cariñosa y que retrató en una serie de fotografías la revista Lecturas. Esta relación ya era seguida por personas cercanas a ambos en Vitoria, donde trabajan, según ha podido conocer elcierredigital.com.

La ya confirmada nueva pareja de Iñaki Urdangarín, una vitoriana nacida en noviembre de 1978 (43 años), –según ha podido saber elcierredigital.com–rubia y de ojos marrones llamada Ainhoa Armentia Acedo, es compañera de trabajo del gabinete de abogados Imaz&Asociados donde trabaja el exduque de Palma como consultor –desde que obtuvo el tercer grado en la primavera del año 2020–. A la vista de las fotografías que salieron a la luz este miércoles, ni Iñaki ni Ainhoa asistieron a su puesto de trabajo en el centro de Vitoria esa jornada.

¿Quién es Ainhoa Armentia?

Según ha podido saber elcierredigital.com, Ainhoa Armentia, ejerce como asesora contable y está casada y tiene dos hijos en la actualidad. Ya se habría ido de viaje en otra ocasión al País Vasco francés con Iñaki Urdangarín, escapada de la que sabían sus compañeros de trabajo por faltar a este los mismos días. Tal y como ha podido conocer elcierredigital.com, el marido de Armentia es un alavés dos años mayor que ella (45 años).

Portada de 'Lecturas' de este miércoles.

La ya confirmada pareja por fuentes cercanas a ambos en el Diario Vasco, ya se había ido de viaje al País Vasco francés y a los compañeros de trabajo les chocó que se fueran juntos. La revista Lecturas descubría este miércoles las fotografías de la que podría ser la nueva pareja de Urdangarín paseando en la pequeña playa de Bidart con actitud cariñosa.

El matrimonio de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín fue visto por última vez en diciembre, en Baqueira Beret, con toda la familia, donde celebraron Nochebuena y Navidad. El matrimonio podría estar roto desde hace meses, aunque ninguna de las partes ha confirmado nada al respecto. Cristina sí que expresó, sin embargo, que ya conocía la existencia de Ainhoa en la vida de Iñaki, según explicaba este miércoles la periodista Pilar Eyre en Lecturas. Ella permanece en Ginebra en el domicilio familiar, aunque no se la ha visto en el mismo en los últimos días, según ha podido saber elcierredigital.com.

El segundo de los hijos de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, Pablo –de 22 años y jugador de balonmano en el FC Barcelona–, fue preguntado en las calles de Barcelona sobre las fotos de su padre con una mujer que no era su madre, a lo que el joven contestaba a los reporteros: "Son cosas que van pasando y lo hablaremos entre nosotros", expresaba restándole importancia y dando la sensación de conocer previamente algún detalle del tema.

Las relaciones amorosas de Iñaki Urdangarín

Nos remontamos a 1996, cuando Cristina de Borbón coincidía con el deportista de élite Iñaki Urdangarín, que celebraba con sus amigos una fiesta tras los Juegos Olímpicos de Atlanta en el restaurante que regentaba en Barcelona, El Pou. 

Su noviazgo permaneció en secreto durante un año mientras Iñaki permanecía con su pareja de siempre, la empresaria catalana Carmen Camí Solsona, que supo de su relación con la hija del rey Juan Carlos cuando la prensa lo hizo público. El 4 de octubre de 1997 se celebró la boda de la infanta con el deportista por todo lo alto en Barcelona, recibiendo el título de duques de Palma. Fruto del matrimonio nacieron Juan, Pablo, Miguel e Irene.

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín en su boda.

Todo parecía ir bien para la familia hasta que las cosas se torcieron: empezaban a salir informaciones sobre sus desmanes económicos con la empresa de la que Iñaki Urdangarín era socio fundador –Nóos Consultoría Estratégica– y llegó la mudanza a Washington DC de la familia. El entonces duque de Palma y su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres se embolsaron de esta entidad un total de 5,6 millones de euros a través de mercantiles de las que eran propietarios y administradores.

El procedimiento judicial al que fue sometido Urdangarín hizo que la revista Interviú sacara a la luz en marzo de 2012 una supuesta infidelidad a la infanta Cristina con una mujer rusa, que según se informaba era "guapa, pudiente y con un marcado interés por acercarse al duque de Palma". Se trataba de una filtración del CNI, que investigaba a la mujer rusa como posible espía del KGB, para intentar provocar la ruptura de la Infanta con él. Sin embargo, a pesar de todo, Cristina le perdonó esta infidelidad.

Ainhoa Armentia.

Ahora, según las revelaciones de este miércoles y las fotos publicadas por Lecturas sobre la que podría ser la nueva pareja de Iñaki Urdangarín, la abogada Ainhoa Armentia, Cristina de Borbón se enfrentaría a otra infidelidad de su marido sobre la que aún no se ha pronunciado.

El despacho de abogados donde se pudo 'gestar la relación' de Ainhoa e Iñaki

Como parte de su tercer grado, Iñaki Urdangarín trabaja en un despacho de abogados además de realizar un programa de tratamiento por delitos económicos, como condición necesaria en el proceso para alcanzar su total libertad. El bufete vitoriano Imaz&Asociados Abogados es el lugar donde Urdangarín habría conocido a la abogada vasca Ainhoa Armentia, motivo de su sonada reaparición en las portadas de toda la prensa española.

La firma para la que trabajan ambos se fundó en 1986 pero fue ampliándose y diversificándose. El bufete, tal y como está configurado en la actualidad, se registró en el boletín de Actividades Económicas de Álava en 2003, y está especializado en el "asesoramiento a todo tipo de personas en materia laboral, fiscal, contable y jurídica". 

Lo más significativo del caso es que Iñaki Urdangarín no tiene la licenciatura o grado de la carrera de Derecho, ya que es diplomado en Empresariales y licenciado en Administración y Dirección de Empresas, además de tener un máster en Formación e Intervención de Empresas de ESADE, donde conoció a su exsocio Diego Torres.

El Tercer Grado de Urdangarín en Vitoria

Según las declaraciones de personas cercanas al entorno de Iñaki Urdangarín a elcierredigital.com después de comenzar su nueva etapa en semilibertad, el cuñado del Rey Felipe VI ya no se siente "inseguro, aterrado", como manifestó antes de entrar al Centro de Reinserción Social Melchor Rodríguez García, de Alcalá de Henares, donde fue trasladado el pasado 13 de enero tras cumplir la mitad de los 5 años y 8 meses de cárcel por los que fue condenado por el caso Noos. Y que ahora abandona.

Eso sí, sigue teniendo "un profundo rencor hacia su familia política", afirman estas mismas fuentes. Como ya publicó elcierredigital.com, Urdangarín ha comentado a su entorno que se "considera una víctima de la Casa Real" y que se convirtió en la "cabeza de turco para cargar con las culpas de todos". Ahora, en Vitoria, ante los suyos, se muestra como una víctima del sistema ya que asegura que "ha sufrido mucho por estar aislado en la prisión abulense de Brieva y "con menos permisos que cualquier otro recluso en sus mismas circunstancias penitenciarias".

Achaca "a una decisión de la Casa Real el hecho de que tuviera que ingresar en la prisión abulense de mujeres de Brieva con ese aislamiento", según él, "tan radical".  Según ha podido saber elcierredigital.comen ninguna de sus reuniones con los especialistas penitenciarios mostró arrepentimiento por lo que hizo, por lo que está hoy en día en prisión cumpliendo condena de más de cinco años, por el caso Noos. También según sus allegados, "se compara constantemente con su suegro Don Juan Carlos, al que afea que lo hubiera dejado tirado cuando llegó el tsunami mediático".  Ahora, para reinsertarse y volver a la normalidad, tendrá que seguir realizando en Vitoria un curso de reinserción sobre delitos fiscales.

De momento, en su nueva vida lo que le preocupa es su madre, Claire Liebaert, que es la que más ha sufrido en silencio la prisión incomunicada de su hijo y cuya salud está cada día más delicada. Allí, en su residencia familiar materna pasaría, en teoría, solo los fines de semana. El resto de días los tendrá que "sufrir" en la prisión alavesa de Zaballa, en uno de sus dos módulos de 'sección abierta' (los números 12 y 13). Un centro penitenciario, situado apenas a 15 kilómetros de la capital alavesa, que fue inaugurado en el año 2011 y se considera "refugio" de los presos de ETA que están siendo acercados al País Vasco por el Gobierno de Pedro Sánchez.

COMPARTIR: