21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Relacionados con los Borbones, el primer hijo de Simeón II y Margarita Gómez-Acebo falleció el 7 de abril de 2015 a causa de un accidente de coche

Los vínculos de la familia real de Bulgaria ocho años después de la muerte del príncipe heredero Kardam

El Cierre Digital en Familia real de Bulgaria.
Familia real de Bulgaria.
El 7 de abril de 2015 la Casa real de Bulgaria vivió una de los peores tragedias de su historia. El príncipe Kardam fallecía a causa de las secuelas provocadas por un accidente automovilístico que sufrió junto a su entonces esposa Miriam Ungría. Kardam era el primer hijo de los reyes Simeón II y Margarita y hermano de los príncipes Kubrat, Kalina, Kyril y Konstantin.En la actualidad, la familia real de Bulgaria mantiene un estrecho vínculo con la casa de Borbón.

El 7 de abril de 2015 la familia real de Bulgaria hizo frente a uno de los peores episodios de toda su historia. El príncipe Kardam de Bulgaria fallecía a causa de las secuelas que le provocaron el accidente automovilístico que sufrió junto a su mujer, Miriam Ungría con quien tuvo a sus dos hijos, Beltrán y Boris, siendo este quien herede de su abuelo el rey de los búlgaros, el título de “Guardián de la Corona”. Tras la muerte Kardam de Bulgaria, Miriam Ungría volvió a casarse en septiembre de 2022 con el príncipe jordano Ghazi bin Muhammad. 

El príncipe Kardam era uno de los cinco hijos del monarca Simeón II de Bulgaria y la aristócrata Margarita Gómez Acebo. El funeral por el príncipe se celebró un día después de su fallecimiento en el monasterio madrileño de Los Jerónimos y reunió a numerosas personalidades del ámbito social, político y empresarial así como representantes de las casas reales holandesa, griega y española. 

La historia de amor de Miriam y Kardam

 

La entonces princesa de Miriam de Bulgaria fue la compañera perfecta para Kardam. La ascendencia aristocrática ya la llevaba Miriam de cuna. Es hija de la marquesa de Montefalcón, Carmen López Olegada y Bernardo de Ungría y Goibarri. Su acceso a la realeza europea llegó a raíz de su matrimonio con el heredero del rey Simeón II. La relación entre ambos comenzó en el verano del año 1994, tras un encuentro en la discoteca madrileña Joy Eslava. Fue todo un flechazo. El príncipe búlgaro quedó prendado de la belleza de Miriam y ambos comenzaron un romance que culminó en una boda celebrada en la iglesia Ortodoxa de Madrid.

Para que este enlace fuera posible, Miriam tuvo convertirse de la religión cristiana a la ortodoxa. Fuentes cercanas a la familia real explican a elcierredigital.com que "probablemente Miriam se haya tenido que convertir a la religión musulmana para llevar a cabo su enlace con  Ghazi Bin Muhammad de Jordania”.

Las familias reales, tanto búlgara como española siempre han presumido de tener una excelente relación, por lo que el enlace contó con la presencia de los reyes eméritos. De hecho, tiene muy buena relación con miembros monárquicos como Marie Chantal Miller o la infanta Elena. El matrimonio daría la bienvenida años más tarde a sus dos vástagos , los príncipes Boris y Beltrán. 

Miriam Ungría y el príncipe Kardam de Bulgaria.

El pasado año, Simeón II de Bulgaria dio una entrevista a la revista de su país Voz Diocesana donde declaró que ya se había decidido que su sucesor ostentaría el título de "Guardián de la Corona" mientras Bulgaria siga siendo una república. De este modo, Boris, el primogénito del matrimonio, será quien lo ostente. 

En 2008 su historia de amor se truncó. Ambos sufríeron un accidente automovilístico cuyas consecuencias fueron terribles, el príncipe Kardam tardaría en recuperarse y finalmente falleció a los 52 años de edad, víctima de las secuelas provocadas durante el siniestro. La muerte del príncipe fue un revés para Miriam que se refugió en el mundo de la gemología. La princesa fundó en 2014 MdeU, su propia firma de joyería.

La Familia real búlgara : el exilio, divorcios y tragedias

No hay duda de que la Familia Real de Bulgaria es una de las más queridas del panorama royal europeo, aunque marcada por una serie de acontecimientos de carácter histórico. El monarca Simeón II tuvo que hacer frente a la invasión nazi de Bulgaria y por lo tanto, junto a su familia tuvieron que marchar al exilio. Tras el final de la contienda, se celebró un referéndum sobre la monarquía en el que la población búlgara apostó por su abolición.

A finales de la década de los cuarenta, Simeón de Bulgaria se vió obligado a abandonar el país junto a su familia e instalarse en Alejandría, Egipto. Tras su estancia en la capital egipcia, se trasladaron a España donde pasaron una temporada hasta 1962, año en el que contrajo matrimonio con la aristócrata Margarita Gómez Acebo, madre de sus cinco hijos : los príncipes Kardam, Kyril, Kostantin, Kalina y Kubrat. 

La descendencia de los reyes depuestos ha ocupado, en múltiples ocasiones, páginas de la prensa del corazón por sus relaciones amorosas, divorcios y tragedias que golpearon a la Familia Real de Bulgaria. Uno de los acontecimientos que revolucionó a la Casa de Sajonia fue el divorcio entre el príncipe Kyril y la modelo Rosario Nadal, una de las parejas más consolidadas de la alta sociedad europea. Tras veinte años de feliz matrimonio y tres hijos, Mafalda Cecilia, Olimpia y Tassilo pusieron fin a su historia de amor.

Mi entrevista a Simeón de Bulgaria - Mamá española en Bulgaria

Imagen de archivo de la familia real de Bulgaria.

La maniquí se ha centrado en el mundo del arte, de hecho, impulsó la fundación Alttra con el fin de su divulgación en las Islas Baleares, aunque sigue muy vinculada a las pasarelas y está considerada una de las mujeres más estilosas de la alta sociedad. Por su parte, el príncipe Kyril reside en Londres, donde mantiene una vida discreta y alejada de los medios de comunicación junto a su pareja, la empresaria Katharine Butler, a la que conoció en 2018 por un amigo en común. Es habitual ver a ambos en la isla de Mallorca durante los períodos estivales, al igual que a su expareja. 

Los príncipes Kubrat y Kostantin son los más discretos de la casa real búlgara. El tercer hijo de Simeón de Bulgaria, cirujano de profesión, contrajo matrimonio con la empresaria Carla Royo Vilanova en 1992 con quien ha tenido a sus hijos Mirko, Tirso y Lukas. Por su parte, Kostantin de Bulgaria forma parte del círculo íntimo de amigos del rey Felipe VI, de hecho fue el monarca quien le eligió como padrino de su hija pequeña, la infanta Sofía. El cuarto hijo de Simeón de Bulgaria pasó por el altar junto a Maria García de la Rasilla con quien ha tenido a sus dos hijos, Umberto y Sofía.

La princesa Kalina de Bulgaria quien celebró veinte años de feliz matrimonio junto a su marido, el científico Kitin Muñoz el pasado mes de noviembre ha sido la única de los cinco hijos de los reyes que ha regresado a su tierra natal. Ambos contrajeron matrimonio en Tasarka Bistritsa, la residencia de invierno de la Familia Real Búlgara a las faldas del Pico Musala, el más alto de los Balcanes. Al enlace, uno de los grandes acontecimientos de la Familia Real Búlgara asistieron cerca de 500 invitados que fueron testigos del sí quiero de la pareja, que anunció su compromiso en agosto de 2002. 

En representación de la Familia Real española, asistieron los ex Duques de Palma, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, así como miembros de la Saga de los Gómez Acebo, ya que la esposa de Simeón de Bulgaria era prima hermana de Luis Gómez Acebo, marido de la Infanta Pilar. En la actualidad la pareja vive alejada del foco mediático. Es considerada una de las royals más bohemias y aventureras, así como la más independiente de sus hermanos. En 2006, el matrimonio dió la bienvenida a su único hijo, el príncipe Simeón. 

COMPARTIR: