31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

KALINA ES UNA DE LOS CINCO HIJOS DEL REY BÚLGARO Y LA ARISTÓCRATA MARGARITA GÓMEZ ACEBO, QUIENES NO TUVIERON OCASIÓN DE REINAR EN ESTE PAÍS DEL ESTE

La princesa Kalina de Bulgaria y Kitin Muñoz celebran su 20 aniversario de boda en presencia del rey Simeón II

El Cierre Digital en
/ La Princesa Kalina de Bulgaria junto a su esposo Kitin Muñoz, su hijo Simeón y el rey Simeón II de Bulgaria.
La princesa Kalina de Bulgaria y su marido, el explorador Kitin Muñoz han celebrado su 20º aniversario de boda en presencia del rey Simeón II de Bulgaria y el hijo de la pareja, el príncipe Simeón en el Palacio de Vrana. El evento conmemoró la boda que celebraron hace veinte años a las faldas del pico Musala y en el que se congregó la Casa Real búlgara al completo, así como miembros de la saga de os Gómez Acebo o los ex Duques de Palma en representación de la Familia Real Española.

La Familia real de Bulgaria está de celebración. La princesa Kalina de Bulgaria y el explorador científico Kitín Muñoz celebraron el pasado 26 de octubre el 20º aniversario de su boda mediante una misa en la capilla del San Boris- Mihail y San Pedro y Pavel del Palacio de Vrana en localizado en Sofia.Tras la misa, oficiada por el padre ortodoxo Nikolay Georgiev, se ofreció un vino en la residencia del rey del rey Simeon II en el Palacio de Vrana.

La princesa Kalina de Bulgaria junto a Kitin Muñoz y su hijo, el príncipe Simeón.

Celebración del 20º aniversario de la Princesa Kalina de Bulgaria y Kitin Muñoz.
Entre los invitados al evento se encontraba Su Majestad Simeón II, monarca de los búlgaros, el príncipe Simeón,  hijo de la pareja, Simeonova Boriana, la directora de Protocolo de Ministerio de Asuntos Exteriores, el embajador de España Alejandro Polanco, la embajadora del Reino de Marruecos Zakia El Midaoui, el embajador en la Santa Sede Bogdan Patashev, el director del Museo Parque de Vrana, Ivailo Schalafoff y  el secretario del rey Yavor Kirylof

Veinte años de matrimonio

El aniversario ha distado mucho de aquella boda que se celebró hace veinte años en Tasarka Bistritsa, la residencia de invierno de la Familia Real Búlgara a las faldas del Pico Musala, el más alto de los Balcanes. Al enlace, uno de los grandes acontecimientos de la Familia Real Búlgara asistieron cerca de 500 invitados que fueron testigos del sí quiero de la pareja, que anunció su compromiso en agosto de 2002.

Screenshot_20221025-160851_WhatsApp.jpg

El príncipe Simeón en compañía de algunos de los asistentes.

La princesa acudía del brazo de su padre, el monarca búlgaro, ataviada con un look nupcial de color marfil y detalle folklóricos propios de la región, además de cubrir su rostro con un velo. La casa real búlgara acudió al completo. Los monarcas, Simeón y Margarita Gómez Acebo junto a sus hijos. Los príncipes Kardam y Miriam Ungría ; Kyril y Rosario Nadal; Kostantin y María García de la Rasilla y Kubrat junto a Carla Royo Vilanova.

En representación de la Familia Real española, asistieron los ex Duques de Palma, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, así como miembros de la Saga de los Gómez Acebo, ya que la esposa de Simeón de Bulgaria era prima hermana de Luis Gómez Acebo, marido de la Infanta Pilar.

La Familia real búlgara : el exilio, divorcios y tragedias

No hay duda de que la Familia Real de Bulgaria es una de las más queridas del panorama royal europeo, aunque marcada por una serie de acontecimientos de carácter histórico. El monarca Simeón II tuvo que hacer frente a la invasión nazi de Bulgaria y por lo tanto, junto a su familia tuvieron que marchar al exilio. Tras el final de la contienda, se celebró un referéndum sobre la monarquía en el que la población búlgara apostó por su abolición.

A finales de la década de los cuarenta, Simeón de Bulgaria se vió obligado a abandonar el país junto a su familia e instalarse en Alejandría, Egipto. Tras su estancia en la capital egipcia, se trasladaron a España donde pasaron una temporada hasta 1962, año en el que contrajo matrimonio con la aristócrata Margarita Gómez Acebo, madre de sus cinco hijos : los príncipes Kardam, Kyril, Kostantin, Kalina y Kubrat.

Mi entrevista a Simeón de Bulgaria - Mamá española en Bulgaria

Imagen de archivo de la Familia real búlgara. 

La descendencia de los reyes depuestos ha ocupado, en múltiples ocasiones, páginas de la prensa del corazón por sus relaciones amorosas, divorcios y tragedias que golpearon a la Familia Real de Bulgaria. Uno de los acontecimientos que revolucionó a la Casa de Sajonia fue el divorcio entre el príncipe Kyril y la modelo Rosario Nadal, una de las parejas más consolidadas de la alta sociedad europea. Tras veinte años de feliz matrimonio y tres hijos, pusieron fin a su historia de amor. 

Aunque el golpe más duro para la Familia real de Bulgaria fue el fallecimiento del príncipe Kardam de Bulgaria a causa de las secuelas que le provocaron el accidente automovilístico que sufrió junto a su mujer, Miriam Ungría con quien tuvo a sus dos hijos, Beltrán y Boris, siendo este quien herede de su abuelo el rey de los búlgaros, el título de “Guardián de la Corona”. Tras la muerte Kardam de Bulgaria, Miriam Ungría volvió a casarse el pasado mes de septiembre con el príncipe jordano Ghazi bin Muhammad.

Los príncipes Kubrat y Kostantin son los más discretos de la casa real búlgara. El tercer hijo de Simeón de Bulgaria, cirujano de profesión, contrajo matrimonio con la empresaria Carla Royo Vilanova en 1992 con quien ha tenido a sus hijos Mirko, Tirso y Lukas. Por su parte, Kostantin de Bulgaria forma parte del círculo íntimo de amigos del rey Felipe VI, de hecho fue el monarca quien le eligió como padrino de su hija pequeña, la infanta Sofía. El cuarto hijo de Simeón de Bulgaria pasó por el altar junto a Maria García de la Rasilla con quien ha tenido a sus dos hijos, Umberto y Sofía. 

La princesa Kalina de Bulgaria quien acaba de celebrar veinte años de feliz matrimonio junto a su marido, el científico Kitin Muñoz ha sido la única de los cinco hijos de los reyes que ha regresado a su tierra natal. La pareja vive alejada del foco mediático. Es considerada una de las royals más bohemias y aventureras, así como la más independiente de sus hermanos. En 2006, el matrimonio dió la bienvenida a su único hijo, el príncipe Simeón. 

COMPARTIR: