27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La pequeña desapareció el 3 de mayo de 2007 en el complejo de Praia da Luz en el Algarve donde se encontraba de vacaciones junto a sus padres

Madeleine McCann, 16 años de búsqueda: Incógnitas que rodean al caso de la menor

Madeleine McCann.
Madeleine McCann.
El 3 de mayo de 2007 comenzaba un calvario para la familia McCann. La pequeña Madeleine Mccann desapareció durante unas vacaciones en el complejo turístico de Praia da Luz, en el que se encontraba junto a sus padres, hermanos y amigos de sus progenitores. A lo largo de estos años, muchas chicas han afirmado ser la pequeña y han salido a la luz nuevos datos sobre el caso. No obstante, han pasado 16 años y las incógnitas que rodean a su desaparición no han cesado.

Han pasado 16 años desde que la pequeña Madeleine McCann desapareciera durante unas vacaciones junto a sus padres, hermanos y un grupo de amigos de sus progenitores en el complejo turístico de Praia da Luz, localizado en la región portuguesa de Algarve.

El caso de Madeleine McCann ha pasado a la historia como uno de los más inquietantes, sobre todo, desde la aparición de diversas chicas que afirman ser la pequeña 'Maddie'. En última instancia, la joven polaca Julia Faustina quien afirmaba ser la menor británica que desapareció el 3 de mayo de 2007. 

A mediados de abril, Kate McCann reveló ante los medios que creía ser conocedora del destino final de su hija mayor. Kate apuntaba a que la pequeña había sido víctima de un secuestro y que el presunto agresor era conocedor de los movimientos de la familia McCann en el complejo vacacional, lo que facilitó que se llevara a Maddie del apartamento. Sin embargo, el destino de la pequeña todavía sigue generando inquietud. 

Cronología de la desaparición

 

Al igual que el caso de la joven sevillana Marta del Castillo o la desaparición de David Guerrero, el 'niño pintor de Málaga', el caso de la pequeña Madeleine McCann genera dudas y especulaciones, incluso 16 años después. La menor, de tres años, se encontraba de vacaciones junto a su familia y un grupo de amigos de sus padres en el complejo turístico de Praia da Luz en la región portuguesa de Algarve.

Alrededor de las 20.30 horas, sus padres Kate y Gerry McCann salieron a cenar junto a sus amigos y dejaron a su hija mayor y a sus hermanos mellizos durmiendo. El apartamento donde se hospedaban estaba en la planta baja del complejo y el restaurante estaba ubicado a 50 metros desde el inmueble.

Los padres acudían a vigilar a los pequeños cada 30 minutos y sobre las 22.00 horas fue, la madre de Madeleine quien se percató de que su hija mayor no se encontraba en el apartamento. Los padres buscaron a la pequeña en las inmediaciones del complejo turístico, sin éxito y denunciaron la desaparición en la localidad portuguesa.

Madeleine McCann y sus padres, Kate y Gerry.

Las primeras investigaciones que realizaron las autoridades portuguesas sentenciaron que la pequeña podría haber sufrido un accidente en la vivienda y que fueron sus progenitores quienes podrían haber encubierto el suceso. A finales de 2007, Kate como Gerry McCann se convirtieron en los primeros sospechosos al encontrar ADN de Madeleine en el vehículo que habían alquilado durante sus vacaciones,  aunque en julio de 2008 el fiscal general de Portugal archivó el caso debido a la falta de pruebas. 

Fueron sus padres los que continuaron la búsqueda de su hija mediante detectives privados y el caso de la pequeña logró un gran alcance mediático debido a la campaña publicitaria que realizaron Kate y Gerry. Viajaron por varios países e incluso se reunieron con el papa Benedicto XVI. A lo largo del transcurso del caso, los familiares recibieron llamadas de personas que afirmaban haber visto a su hija o videntes que le ofrecían información “privilegiada” sobre el paradero de la pequeña.

Christian Brueckner, investigado por posible homicidio

En 2020, se produjeron nuevos avances en la investigación pues las autoridades habían señalado a un posible sospechoso de la desaparición de Madeleine. Se trata del ciudadano alemán Christian Brueckner, de 43 años quien tenía 30 cuando desapareció la pequeña. 

Usaba un turismo Jaguar y una autocaravana de la marca Wolkswagen. Ambos vehículos se encuentran bajo tutela de la policía alemana. Este sospechoso usaba dos teléfonos portugueses y la madrugada que todo ocurrió recibió una llamada 30 minutos de otro número desde el área de Praia da Luz, donde estaba el hotel de los McCann. El sospechoso vivía entre Lagos y Praia da Luz. La llamada se produjo entre las 7.32 y las 8.02.

Giro en el caso de Madeleine McCann: delataron al principal sospechoso de  la desaparición

Christian Brueckner.

En la actualidad, Brueckner se encuentra en prisión por abusar sexualmente de una mujer de 72 años en el mismo resort donde se encontraban los McCann por lo que podría haber sustraído a la pequeña del apartamento y asesinarla poco tiempo después.  

Julia Faustina, la joven que aseguraba ser Madeleine McCann

 

 

El pasado mes de febrero los medios de comunicación se hicieron eco de una noticia que revolucionó el panorama mediático. La joven de 21 años, Julia Faustyna aseguraba ser Madeleine McCann. Julia vive en Alemania con su familia, que se negó a darle detalles sobre su pasado.

Julia Faustyna emite un comunicado de 17 páginas contando todo sobre ella y  Madeleine McCann | Canariasenred - Noticias de Canarias

Julia Faustyna.

El 14 de febrero creó la cuenta @iammadeleinemccann en la que muestra detalladamente los motivos por los que cree ser Madeleine. En estas publicaciones compara su aspecto con el de la niña a la que se le perdió la pista en el Algarve y remarca varias coincidencias que para ella demuestran que es Madeleine. No obstante, las primeras pruebas biológicas descartaron que fuera la pequeña Maddie. 16 años después de aquella trágica noche en el Algarve portugués, los McCann todavía conservan la esperanza de hallar a la pequeña con vida. 

COMPARTIR: