25 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA ÚLTIMA VIRAL HA SIDO LA TIKTOKER POLACA JULIA FAUSTYNA, A PESAR DE QUE PARA LOS EXPERTOS NO COMPARTE RASGOS NI EDAD CON LA PEQUEÑA

Estas son las chicas que han asegurado ser Madeleine McCan desde su desaparición en 2007 en el Algarve portugués

El Cierre Digital en
/ Madeleine McCann, desaparecida el 3 de mayo de 2007.
Madeleine, una niña británica de tres años, desapareció en mayo de 2007 cuando pasaba las vacaciones con su familia en un apartamento de Praia da Luz, en el Algarve portugués. Según declararon sus padres, Kate y Gerry, la noche de la desaparición dejaron a Madeleine durmiendo en el apartamento junto a sus hermanos y cuando volvieron la niña no estaba. Nunca más se volvió a tener noticias de la desaparecida y varias jóvenes han dicho ser la pequeña. Desvelamos los perfiles de algunas de ellas.

La joven polaca de 21 años Julia Faustyna ha asegurado que ella es la pequeña británica desaparecida con tres años en 2007, Madeleine McCann. Julia vive en Alemania con su familia, que se negó a darle detalles sobre su pasado. El 14 de febrero Julia creó la cuenta @iammadeleinemccann en la que muestra detalladamente los motivos por los que cree ser Madeleine. En estas publicaciones compara su aspecto con el de la niña a la que se le perdió la pista en el Algarve y remarca varias coincidencias que para ella demuestran que es Madeleine.

Julia explicaba que tiene recuerdos contados de su infancia y que estos son borrosos, también dijo que cuando ha tratado de hablar sobre estos temas con sus padres estos siempre intentan cambiar de tema y las cosas no le cuadran. Julia es adoptada y ha asegurado que pese a intentarlo nunca ha conseguido obtener una copia de su certificado de nacimiento. Cabe destacar que las edades no cuadran, ya que ella tiene 21 años y Madeleine tendría 19 años a día de hoy.

Según fuentes del ámbito de la criminología consultadas por elcierredigital.com, "alguien ha circulado la supuesta noticia interesadamente y tal vez la policía polaca pueda identificar a quien ha viralizado el asunto", explican.

Respecto a los recuerdos de su infancia, ha explicado que solo tiene un recuerdo fuerte:  "se trata de unas vacaciones en un lugar cálido donde había playa y edificios blancos o de colores muy claros con apartamentos y no veo a mi familia en ese recuerdo”. Julia ha solicitado poder realizarse unas pruebas de ADN para poder contrastarlo con Kate y Gerry, los padres de Madeleine. Ambos han accedido a realizarse esas pruebas para confirmar o descartar las hipótesis de la joven.

Las similitudes entre Julia y Maddie


En su cuenta de Instagram explicaba: “Ayúdame, necesito hablar con Kate y Gerry McCann. Pienso que puedo ser Madeleine. Necesito un test de ADN. Los investigadores de la Policía de Reino Unido y Polonia están tratando de ignorarme. Contaré mi historia en publicaciones aquí. Ayúdame". 

La joven polaca cuenta con marcas de nacimiento muy parecidas a las de Madeleine, tiene la misma mancha del ojo y las mismas pecas en el hoyuelo que la niña desaparecida. Además, ella cree que tiene la forma de los labios parecida a los de la desaparecida y determinados lunares que coinciden con los de Madeleine.

En cuanto a su parecido con los padres de Madeleine, Julia afirma que tiene los ojos y la sonrisa muy parecidas a las de Kate y que sus orejas y nariz se parecen a las de Gerry. La joven también ha mostrado tener una dentadura muy similar a la de los padres de Madeleine.

Las fuentes del ámbito criminológico consultadas por elcierredigital.com afirman que hay "diferencias en la estructura ósea de la cara y del rictus (el labio superior es muy distinto)" y que "la fisonomía es importante en algunos casos de videovigilancia, pero el sentido común es imprescindible en toda prueba de paternidad o de identificación de niños desaparecidos. Julia Faustyna debe tener algunos amigos muy sospechosos", concluyen.

Pese a que nunca se ha encontrado su cuerpo, la Policía alemana cree que Madeleine fue asesinada. En línea con esto consideran que el pedófilo Christian Brueckner secuestró y asesinó a la niña pese a no encontrar pruebas que confirmen esta teoría.

Inculpan en Alemania al principal sospechoso por la desaparición de Madeleine  McCann hace 15 años en Portugal | Internacional

Madeleine McCan y Christian Brueckner

Julia afirma en su Tik Tok que ha vivido una vida muy dura y ha sufrido muchos traumas. “Mi abusador era un pedófilo alemán que fue sospechoso en la investigación de Madeleine McCann". Brueckner se encuentra en prisión en Alemania por otros delitos, ya que se han presentado numerosas acusaciones contra él por agresiones sexuales y abusos a menores.

Otras personas que han dicho ser Madeleine


No es el primer caso en el que alguien dice ser Madeleine. En 2017 Harriet Brookes, una estudiante universitaria de Manchester, también afirmó tener la misma mancha marrón en el iris y el mismo lunar en el muslo derecho que Maddie, causando un gran revuelo en Reino Unido. Se lo dijo a una amiga por un chat y esta decidió publicarlo en Twitter. 

"Chicos, no suelo creer en las teorías conspirativas, pero honestamente creo que soy Madeleine McCann", escribió la joven. "Soy Madeleine McCann y no sé qué hacer conmigo misma", agregó. Todo dejó de tener sentido cuando se supo que esta chica estaba en universidad y en esa fecha Madeleine tendría solo 14 años. Además, tras el revuelo causado, Harriet afirmó que se trataba de una broma para llamar la atención, que había llegado demasiado lejos.

La estudiante Harriet Brookes y Madelaine McCann, la niña desaparecida en 2007

Harriet Brookes y Maddie

El año pasado una influencer que se llamaba Maddie compartió en Tik Tok varias publicaciones en las que afirmaba ser Madeleine, mostrando también aparentes similitudes físicas. Pero finalmente se corroboró que era mentira.

En 2016, en Roma, la sueca Embla Jauhojärvi tenía 21 años cuando varias personas quisieron identificarla como Madeleine. La joven vivía en la calle y decía llamarse María y ser británica. Embla tenía síndrome de Asperger. Tras estas noticias su padre aseguró que no era Maddie y que llevaba desaparecida seis meses. Además, ese año Madeleine tendría 13 años y no 21.

COMPARTIR: