09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL JUICIO DIO COMIENZO EL 5 DE OCTUBRE, YA SE HA TOMADO DECLARACIÓN AL MAQUINISTA QUE ASUME SU CULPA ENTRE LÁGRIMAS, "NO ESTABA PREPARADO"

Accidente ferroviario de Angrois: "En 2013 no pedían requisitos para conducir un AVE, hicieron la vista gorda"

El Cierre Digital en Garzón el día de su declaración y el tren descarrilado
Garzón el día de su declaración y el tren descarrilado
El juicio por el terrible accidente del tren Alvia ocurrido el 23 de julio de 2013 en Angrois, Santiago de Compostela, donde 80 personas perdieron la vida y 145 resultaron heridas comenzó el 5 de octubre. El 6 de octubre se le tomó declaración al maquinista, que explicaba, "no había ninguna señal hasta la curva donde ocurrió el accidente, no pude evitarlo, ya que también una llamada telefónica del interventor me hizo perder la conciencia. Fue un accidente, no pude evitarlo".

El 5 de octubre comenzó el juicio por el terrible accidente del tren Alvia ocurrido el 23 de julio de 2013 en Angrois, Santiago de Compostela, donde 80 personas perdieron la vida y 145 resultaron heridas. El jueves 6 de octubre declaró uno de los dos acusados, José Garzón Amo, maquinista del tren que descarriló. La tensión llevó al padre de una de las víctimas a agredir al otro acusado, Andrés Cortabitarte, exdirector de la seguridad del ADIF. Familiares de las víctimas acudieron a la vista oral con la intención de mostrar su rechazo e indignación a Cortabitarte, “80 vidas te has llevado por delante por firmar un papel”.

Durante su declaración Garzón rompió a llorar varias veces y pidió perdona a las víctimas, además explico que “no había ninguna señal hasta la curva donde ocurrió el accidente, no pude evitarlo, ya que también una llamada telefónica del interventor me hizo perder la conciencia. Fue un accidente, no pude evitarlo”. Garzón indico que tan solo se topo con la señalización de los 80 kilómetros por hora cuando se encontraba a 191 kilómetros por hora en la curva donde se produjo el descarrilamiento.

Captura_de_pantalla_2022-10-07_a_las_15.06.08

Accidente de Angrois

Elcierredigital.com ha vuelto a contactar con un exmaquinista, que prefiere mantenerse en el anonimato. Según el, “el conductor no estaba preparado, se hicieron unos cambios de seguridad importantes como el hecho de subir a los ayudantes como maquinistas por prisa ante la falta de maquinistas de AVE. Los ayudantes no estaban preparados y parece que no le daban importancia los conductores de AVE, cuando si la tiene. Desde la dirección de ADIF ahí han metido la pata, la empresa juega con que es muy difícil que haya un accidente pese a la falta de profesionalidad pero en este caso ocurrió lo que nadie esperaba. Esto es como si faltan médicos y pones a enfermeros como médicos”.

El exmaquinista aclara que “respecto a la sistemática de subir a esos ayudantes a maquinistas todo cambió mucho. Al principio hacían falta cinco años de experiencia como maquinista y pasar un examen, posteriormente se cambio esto con la promoción instantánea de los ayudantes a maquinistas de AVE y actualmente es peor todavía porque se trata de un curso de cinco meses para ser maquinista normal y automáticamente se convierten en conductores de AVE. Ante esto los sindicatos no pusieron ninguna pega e hicieron la vista gorda. Nadie tomo esta decisión, simplemente lo que ocurrió fue que ante la falta de personal decidieron subir de puesto a los ayudantes”.

El duro camino hasta el macrojuicio


En este macrojuicio la Fiscalía pide para ambos acusados cuatro años de prisión, al igual que la plataforma que representa a la mayor parte de las víctimas del accidente. Además, el ministerio público exige que Jose Garzón, el maquinista, sea inhabilitado para ejercer su profesión y que el otro acusado, Andrés Cortabitare, sea inhabilitado para ejercer cualquier profesión que implique gestión, seguridad o responsabilidad en infraestructuras ferroviarias.

Este mismo maquinista explicaba anteriormente a Elcierredigital.com que “la baliza y el sistema de seguridad se desactivaron por temas políticos, debido a que el tren llegaba tarde y querían mantener una buena imagen. Momentos antes del accidente el maquinista se distrajo a causa de una llamada de la empresa, esta distracción hizo que no disminuyera la velocidad lo suficiente y por ende se descarrilara el tren”.

Una vez ocurrido el accidente, la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios  inició una investigación para tratar de esclarecer las causas del mismo. El informe final concluyó que la causa fue un error humano del maquinista por despiste y exceso de velocidad. 

Captura_de_pantalla_2022-10-07_a_las_15.07.58

Accidente de Angrois

Posteriormente, la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea emitió un informe encargado por la Comisión Europea en el que concluyó que la investigación realizada en España por la CIAF no fue independiente, que en ella no se abordaron elementos importantes y que, además, Renfe Operadora y Adif formaron parte del equipo de investigación de un caso del que eran protagonistas. Se reclamó entonces llevar a cabo una investigación exhaustiva independiente del accidente de tren.

Tras nueve años en los que el caso se ha abierto y cerrado en varias ocasiones con muchas cuestiones sin resolver, el juicio comenzó el 5 de octubre y previsiblemente se dilatará hasta junio de 2023 en la Ciudad de Cultura. Se prevé que comparezcan más de 700 testigos y peritos, incluidos el maquinista y el que era director de Adif por aquel entonces. También acudirán 110 abogados y 165 víctimas.

La reclamación total por daños y perjuicios en materia de responsabilidad civil asciende a unos 57,69 millones de euros. Las personas y entidades contra las que se dirige la acción civil dentro del proceso penal son QBE (aseguradora de Renfe), Allianz Global Corporate & Speciality (aseguradora de Adif), Renfe y Adif, el maquinista del tren y el director de Seguridad en la Circulación de Adif en el momento de los hechos.

COMPARTIR: