28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una serie alemana de Netflix sobre el régimen de Francisco Franco trae al presente los enigmas que siempre han rodeado a la familia del 'generalísimo'

La cara B de la dictadura española: La historia y fortuna de los otros Franco

Nicolás, Pilar y Francisco Franco Bahamonde en su infancia.
Nicolás, Pilar y Francisco Franco Bahamonde en su infancia.
La serie documental alemana 'La dura verdad sobre la dictadura de Franco', distribuida ahora por la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix, devuelve al presente los enigmas que han rodeado a la estirpe del caudillo. Elcierredigital.com hace un recorrido por la historia de los hermanos del dictador. Nicolás, Pilar, Ramón y María de la Paz, 'Pacita', que falleció siendo una niña. Además, recoge la historia de Eugenio Franco Puey, hermano bastardo del caudillo.

La serie documental 'Die Wahrheit über Franco'  ('La dura verdad sobre la dictadura de Franco' por su traducción al castellano), estrenada por la cadena alemana ZDF en 2017 y distribuida ahora por la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix, se ha convertido en las últimas semanas en objeto de debate. En parte, por su arranque, un rumor sin contrastar por el que se asegura que Carmencita no era la hija del dictador y de Carmen Polo, sino de su hermano pequeño, Ramón Franco, y de una prostituta.

La aparición de una treintena de cintas de cassette pertenecientes a Francisco Martínez López, un psiquiatra psicoanalista que entre mayo de 1977 y marzo de 1978 habría entrevistado al círculo más cercano de la familia Franco, tal y como adelanta el programa de Cuatro 'Todo es verdad', devuelve al presente los enigmas que durante años han rodeado a la estirpe del dictador. 

Elcierredigital.com repasa la vida de los otros Franco, sus hermanos Nicolás, Pilar, Ramón y María de la Paz, 'Pacita', que falleció siendo una niña. Además, recoge la historia de Eugenio Franco Puey, hermano bastardo, fruto de la relación de Nicolás Franco Salgado-Araújo con una manileña de apenas 14 años. 

Nicolás Franco y su "leyenda negra"

Del mayor de los hermanos, Nicolás Franco, se dice que el dictador le tuvo cierta envidia a lo largo de toda su vida porque éste consiguió con facilidad enrolarse en la Marina. Director de la Escuela Superior de Ingenieros Navales durante la II República, con el estallido de la Guerra Civil fue nombrado secretario general del Estado y posteriormente destinado a Lisboa, donde desempeñó labores diplomáticas.  

De regreso en España, Nicolás desarrolló una intensa actividad financiera. Fue fundador de las sociedades Fabricación de Automóviles SA (FASA-Renault) y Fabricación de Automóviles Diesel SA (Fadisa), así como presidente honorario de Alcan Aluminio Ibérico y consejero de la Compañía Trasmediterránea de Navegación, así como director de Unión Naval de Levante.

De su vida, no obstante, destacan los capítulos más oscuros. Sonadas fueron, por ejemplo, las fotografías que captaron al hermano mayor de Francisco Franco en una playa de la Costa Azul junto a una niña de 15 años. El dictador, de hecho, le llamó a capítulo por ello.

Nicolás Franco durante la última etapa de su vida.

Nicolás Franco también se vio involucrado a mediados de la década de los 70 en el robo de varias toneladas de aceite en el que se conoció como el 'Caso Redondela'. Sin embargo, el juez Mariano Rajoy Sobredo, padre del expresidente Mariano Rajoy Brey, lo absolvió. Poco después, el 15 de abril de 1977, Nicolás Franco fallecía en una clínica de Madrid por una insuficiencia renal a la edad de 85 años.

Pilar Franco, la 'hermanísima' del dictador

Pilar Franco fue la menos conocida de los hermanos del dictador Francisco Franco. A pesar de su perfil bajo, al igual que el resto de la familia utilizó el paraguas del régimen de su hermano para hacer negocios y atesorar una cuantiosa fortuna. Viuda desde muy joven, tuvo diez hijos y doce nietos y alcanzó la popularidad en los años 70, en plena Transición, por la publicación de dos libros de memorias donde repasaba los aspectos más íntimos de la familia del dictador con un tono directo.
 
"Vivo sola. Una muchachita viene tres horas al día para ayudarme: Vivo modestamente, de la pensión de mi marido. Para que luego hablen del dinero de los Franco", así se manifestaba Pilar ante un reportero del periódico El País, en  octubre de 1980. Al acabar la Guerra Civil, doña Pilar, como todo el mundo la conocía, vivía oficialmente con unos ingresos de 190 pesetas, su pensión de viudedad. Sin embargo, a pesar de ello, no le fue mal económicamente.

Pilar Franco visitando las Juventudes Peronistas durante su viaje a Argentina en 1981.

Entre su patrimonio se encontraba, según relata Mariano Sánchez Soler en Los Franco S.A., “una residencia valorada en doce millones de pesetas; un piso para cada uno de sus diez hijos, una 'finquita' en Coruña y 'algunos títulos' en acciones bursátiles”. ¿Cómo consiguió una viuda con pensión reducida un patrimonio así?

La ‘hermanísima’ tenía a Manuel Bruguera Sánchez como colaborador para una curiosa forma de realizar negocios. Buscaban parcelas en el Registro Civil pertenecientes a fallecidos en la guerra que no hubieran sido reclamadas por herederos  y las inscribían a su nombre. Para algunas de estas fincas, doña Pilar recibía puntuales chivatazos desde las esferas del poder. Le interesaban sobre todo aquellas que en el futuro pudieran ser expropiadas por el Estado para construir carreteras, de modo que fuera ella la beneficiaria de la indemnización correspondiente

Un abogado, Jaime Sánchez Blanco, descubrió el engaño y el asunto acabó en los tribunales en un proceso que se alargó durante años. Pilar Franco utilizó todas sus influencias para que el asunto perdiese fuelle en los juzgados. La muerte de Bruguera hizo que se diera por cerrado en la Audiencia Provincial de Madrid. Así, Pilar Franco pudo dar el pelotazo de su vida ante el asombro del mismísimo Luis Carrero Blanco que expresó que “la voracidad de esta señora es inmensa”.

El día 6 de enero de 1989, Pilar falleció de una parada cardiorrespiratoria en la Policlínica de la Armada de Madrid a los 93 años. 

Ramón Franco, una muerte cuestionada 

Ramón Franco fue el verso suelto de su familia. Su carácter rebelde le llevó a seguir una senda muy distinta a la de su hermano, y el pequeño de los hermanos pasaría a la historia por ser el comandante del Plus Ultra, la nave con la que se realizó el primer vuelo entre España y América. 

Casado con Carmen Díaz en primeras nupcias, en la década de los años 30 la que hasta ese momento había sido su mujer descubrió que Ramón tenía otra familia en Barcelona. Él lo negó, pero aprovechó la ley del divorcio republicana para alejarse definitivamente de ella. Poco tiempo después, se casó en segundas nupcias con Engracia Moreno, con la que ya tenía una hija. El divorcio fue todo un escándalo familiar y Pilar, su hermana, llegó a acusarlo de masón por aprovechar aquella ley de las Cortes de Azaña.

Ramón Franco. 

Alejado de su familia, la Guerra Civil sin embargo lo acercó al redil de su hermano y, en octubre del 36, Ramón Franco se trasladó a Portugal y pasó a la zona de los sublevados. Poco después Francisco Franco lo nombró teniente coronel y jefe de la base aérea de Baleares, un cargo que le costó la vida.

El 28 de octubre de 1938 salió de Pollensa con un hidroavión y la misión de bombardear ciertos puntos estratégicos. Dentro del aeroplano había nada menos que 1.000 kilos de bombas. Sin embargo, el temporal y unos nubarrones se cruzaron en su camino y se acabó estrellando en el Mediterráneo. Su muerte fue objeto de todo tipo de teorías conspiratorias. Su hermana dijo que lo habían asesinado de manera estratégica y que la nave estaba saboteada. Otros, que había sido el propio Franco el que había ordenado matarlo. 

Eugenio Franco Puey, un secreto a voces 

Eugenio Franco Puey fue fruto de una relación entre Nicolás Franco Salgado-Araújo y una joven manileña de apenas catorce años, Concepción Puey, hija de militar, cuando el padre del que sería el futuro dictador de España fue enviado a Filipinas en el año 1888. 

De este modo, cuando nació el futuro Caudillo de España, el 4 de diciembre de 1892, ya tenía un hermano bastardo de tres años, Eugenio Franco Puey, nacido en Cavite, en Filipinas, el 28 de diciembre de 1889. El joven bastardo estuvo gran parte de su vida sin prestar atención a sus antecedentes familiares a pesar de que el apellido Franco podía abrirle más puertas de las podía imaginar. Tras la marcha de Nicolás del país, la joven manileña se casaría con Bernardino Aguado, que llegó a alcanzar el grado de general.

COMPARTIR: