13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han cumplido 45 años de la muerte del dictador y un año de su exhumación, y su familia sigue manteniendo un gran poder inmobiliario

Entramos en las propiedades de los Franco: Meirás, Cornide, Hermanos Bécquer, Valdefuentes...

/ Biblioteca de Meirás.
El Cierre Digital repasa las propiedades que dejó en herencia el dictador Francisco Franco que hace 45 años murió tras un agónico final y el año pasado fue exhumado del Valle de los Caídos por una decisión gubernamental.

Se acaban de cumplir 45 años de la muerte del dictador Francisco Franco, cuyo nombre ha estado recientemente en el centro de la polémica al decidir el Gobierno de España el pasado año exhumar sus restos del Valle de los Caídos. 

También ha provocado situaciones tensas la fortuna que dejó Franco a su muerte, el 20 de noviembre de 1975. Y es que su herencia ha sido objeto de múltiples estudios por su singularidad al estar repleta de controvertidas donaciones. 

Resulta difícil cuantificar la herencia y es por ello que el periodista Mariano Sánchez Soler afirma que "en 1975, tras la muerte de Franco, se habló de una cifra que oscilaba entre los 1.000 millones y los 100.000 millones de pesetas. Resulta imposible saberlo, porque muchas fincas estaban camufladas como sociedades mercantiles a nombre de testaferros y representantes".  

Capilla de Meirás. 

"Y muchas se vendieron posteriormente. Yo pude contabilizar que, al morir el Caudillo, la familia poseía 22 propiedades inmobiliarias en Madrid, Córdoba, A Coruña, Guadalajara y Málaga. Tampoco se conocían los negocios y bienes que tenían en Filipinas, Miami o Suiza", añade. 

Juan Luis Galiacho en El Cierre Digital también estudió la fortuna de los siete nietos del dictador. Y entre las propiedades recogidas en la investigación se encuentran fincas, parkings, pisos y hasta minas en Asturias. 

Pazo de Meirás

La joya más emblemática de la herencia del dictador es el Pazo de Meirás, un palacio señorial del municipio coruñés de Sada que fue encargado construir en 1893 por la escritora Emilio Pardo Bazán y se convirtió en estancia estival del general golpista.

Hay que recordar que el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha acordado, a instancias del Estado, la ejecución provisional de la sentencia que declara que este pazo es propiedad pública tras decretarse la nulidad de la donación efectuada en 1938.

Jardines de Meirás. 

La jueza titular del citado juzgado ha requerido a la familia del dictador que devuelva la propiedad el próximo 10 de diciembre a las 11 horas. La familia ha iniciado la mudanza cargando 50 camiones con muchas obras de arte, según señalaron diferentes medios.

Salón de Meirás. 

Escalera de Meirás. 

Casa Cornide

Este edificio de estilo barroco situado en la Rúa das Donas de A Coruña acabó en el patrimonio de los Franco, deseosos de pasar unos pocos días en la tierra del dictador sin tener que abrir el Pazo de Meirás.

Pedro Barrié de la Maza, Conde de Fenosa, adquirió este inmueble de mediados del siglo XVIII en controvertida subasta pública y se lo donó en 1962 a la mujer del dictador, Carmen Polo.

Y en el último año el Ayuntamiento de A Coruña ha emprendido acciones legales para que el inmueble de más de 1.400 metros cuadrados recupere su titularidad pública tras una moción que fue apoyada por los concejales del centro-izquierda y también los del PP. 

Exterior de Casa Cornide. 

Hermanos Bécquer

Los Franco venden Casa Cornide y también lo intentan con el edificio situado en la calle Hermanos Bécquer el barrio madrileño de Salamanca. 

Imagen exterior de Hermanos Bécquer. 

Valdefuentes

El gran pelotazo urbanístico de los Franco es la finca de Valdefuentes, ubicada en el madrileño municipio de Arroyomolinos. En esta operación realizada en democracia,  que ya fue analizada por El Cierre Digital, participaron los políticos conservadores Miguel Herrero de Miñón y Gabriel Camuñas.

Valdefuentes.

COMPARTIR: