16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En octubre se homenajea en España a Benedicto XVI con la presencia de prelados conservadores como el cardenal Müller que llamó "hereje" a Bergoglio

El Papa Francisco impone nuevas normas al Opus Dei y los Obispos críticos hacia él se reúnen en Madrid

El Cierre Digital en El Papa Francisco y Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei.
El Papa Francisco y Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei. / El Pontífice ha cambiado las normas de 'la Obra'.
El Papa Francisco sigue con sus cambios a toda prisa en el seno de la Iglesia Católica. Ahora, ha cambiado las normas del Opus Dei. La única prelatura personal, es decir la única que actúa como si se tratara de una Diócesis, existente en la Iglesia pasará a depender directamente de la Congregación del Clero y no, como hasta ahora, de la Congregación de los Obispos. Además, a partir de ahora el prelado de 'la Obra' no tendrá que ser un Obispo.

El Papa Francisco sigue con sus cambios en el seno de la Iglesia acelerando el tono reformista de su pontificado entre rumores, que llevan meses intensificándose, sobre su verdadero estado de salud. 

En los últimos días, el Papa ha sorprendido por una decisión que no sólo es importante a nivel práctico sino que tiene un alto valor simbólico. Ha determinado que el Opus Dei pase a depender del Dicasterio del Clero. Esto significa que la prelatura creada por José María Escrivá de Balaguer estará obligada a realizar un informe anual sobre su labor apostólica y presentarlo en la Santa Sede. 

En su nuevo Documento Papal, Ad charisma tuendum (Para proteger el carisma), Bergoglio cambia sustancialmente el estatus del Opus Dei. 'La obra', considerada una de las instituciones católicas más conservadores, contó con el apoyo de Juan Pablo II que no sólo canonizó a su fundador sino que también, en 1982, convirtió el Opus en la única prelatura personal. Es decir, funcionaba como una Diócesis independiente bajo el mandato de un Obispo. De esta manera, se adapta el Opus a la nueva Constitución vaticana que dictó el Papa Ut sit, que revolucionó la Curia. 

Ahora, el Opus Dei no sólo dependerá de la Congregación del Clero, hasta ahora lo hace de la Congregación de los Obispos, sino que el prelado no podrá ser obispo para "fortalecer la convicción de que se necesita una forma de gobierno basada más sobre el carisma que sobre la autoridad jerárquica”.

El actual prelado Fernando Ocáriz, nombrado en 2017 por el Papa Francisco con la intención de introducir cambios dentro de 'la Obra' para que ésta esté en consonancia con la línea vaticana, se ha pronunciado sobre estos cambios que entrarán en vigor a partir del próximo 4 de agosto. "La ordenación episcopal del prelado no era ni es necesaria para la guía del Opus Dei. Esto incide en la voluntad del Papa de subrayar la dimensión carismática de la Obra. El prelado ha de ser guía, pero, ante todo, padre", ha asegurado Ocáriz. 

Madrid, sede de los Obispos críticos 

Mientras el Papa sigiue su marcha de cambios, Madrid se prepara para albergar una reunión el próximo mes de octubre donde se darán cita los prelados más críticos con la figura de Jorge Bergoglio. Todo ello bajo la excusa de homenajear la figura del Papa Emérito Benedicto XVI que recientemente ha cumplido 95 años. 

Los días 26 y 27 de octubre tendrán lugar estos homenajes en el salón de actos de CEU San Pablo de Madrid. La reunión contará con la presencia de los Obispos españoles más críticos con el pontificado de Francisco y, sobre todo, con la presencia del cardenal alemán Gerhard Müller, considerado el principal enemigo del Papa dentro de la Iglesia. 

Müller fue uno de los hombres más cercanos a Benedicto XVI, llegando a ser Prefecto para la Doctrina de la Fe (la antigua Inquisición) durante el pontificado de Ratzinger. Un puesto del que fue relevado por Francisco a su llegada al trono de San Pedro. Desde entonces, Müller ha sido el más crítico abiertamente no sólo con las decisiones papales sino con la propia figura del Pontífice, al que ha llegado a definir como hereje. 

Müller estará bien arropado por parte del alto clero más conservador de España. Entre ellos estará Juan Antonio Reig, Obispo de Madrid-Alcalá. Reig es especialmente conocido por sus opiniones homófobas, siendo defensor de las terapias de conversión sexual. Tampoco faltará José Ignacio Munilla, obispo de Orihuela-Alicante y vinculado por algunos medios de comunicación a la aplicación de las citadas terapias. Estos prelados han sido los más críticos con el cambio en la orientación de la Conferencia Episcopal Española con la llegada a su presidencia del Cardenal Juan José Omella, más del agrado del Papa Francisco y cuyo acceso a la presidencia de la CEE estuvo jalonado de guerras sucias y una campaña de desprestigio como contamos en Elcierredigital.com

Las jornadas están organizadas por la Asociación Católica de Propagandistas (fundadora del CEU), Fundatio Christiana Virtus (alemana) y la Asociación de Teología Eclesiástica. También se dejarán caer por ahí el polémico historiador Alberto Bárcenas y Peter Seewald, biógrafo oficial de Benedicto XVI. 

Un grupo crítico con los cambios del Papa Francisco en la Iglesia. Unas reformas rápidas en las que muchos intuyen que el Papa, de 86 años, sabe que el tiempo juega en su contra entre rumores sobre su salud y los que afirman que le ronda la idea de seguir los pasos de su predecesor, abdicando. 

COMPARTIR: