27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La vicepresidenta del Cabildo de Fuerteventura, Lola García, afirma que “el futuro del archipiélago se ve amenazado por estas autorizaciones"

Aprueban una moción que inste al Gobierno canario a investigar las prospecciones de Marruecos

Prospección de hidrocarburos.
Prospección de hidrocarburos.
El pleno del Cabildo de Fuerteventura ha aprobado una moción para instar al Gobierno de Canarias y al Estado a investigar las prospecciones autorizadas por Marruecos en aguas cercanas a las Canarias. Recientemente, el país árabe confirmó la perforación de tres pozos cerca de las islas, lo que provocó la oposición del Gobierno isleño. Una situación que podría venir propiciada por el posicionamiento de España a favor de Marruecos en la cuestión del Sáhara.

Las prospecciones de Marruecos cerca de aguas canarias siguen generando polémica en las islas. El pasado jueves, el pleno del Cabildo de Fuerteventura aprobó una moción en la que se instaba al Gobierno de Canarias, así como al de Pedro Sánchez, a investigar de forma urgente las perforaciones en busca de petróleo y gas que Marruecos ha autorizado en sus aguas cerca de territorio canario.

“La ciudadanía majorera ya se ha manifestado en contra de las prospecciones en aguas próximas a Canarias con grandes manifestaciones. El futuro del Archipiélago, en general, y de la Isla en particular se ve amenazado por estas autorizaciones en contra de los intereses del pueblo majorero y que ponen en riesgo la economía y la biodiversidad”, declaraba Lola García, vicepresidenta del Cabildo y miembro de Coalición Canaria Fuerteventura.

Sensibilidad sobre el Sáhara y las prospecciones

En la moción se ha expresado la preocupación por la política de prospecciones de Marruecos, que afirman que se “ha intensificado” ya que prevén reactivarlas en los próximos dos años. La situación concierne a Fuerteventura debido a la cercanía de estas perforaciones, que se encontrarían a unos 50 kilómetros de las islas orientales.

Otro de los aspectos que se destacó es que las empresas deberían cumplir obligatoriamente los protocolos medioambientales indicados y se instó a desarrollar una agenda para impulsar energías renovables en las islas. Además, se pidió a las Naciones Unidas que denunciaran "la decisión unilateral de Marruecos de apropiarse indebidamente de aguas del Sáhara Occidental y que afecta a aguas jurisdiccionales de Canarias”.

Lola García.

También se aprobó una declaración institucional de apoyo y solidaridad con el pueblo saharaui. Gerardo Mesa Noda, primer presidente del Cabildo de Fuerteventura tras la Transición y antiguo senador por la isla, estuvo presente durante la moción y afirmó que “Fuerteventura sigue muy sensible con el tema Sáhara y las aguas Canarias”.

Tres perforaciones cerca de Canarias

El pasado mes de abril Europa Oil, empresa británica, anunció la existencia de un yacimiento de petróleo a menos de 200 kilómetros de la isla de La Graciosa que contendría petróleo equivalente a más de mil millones de barriles. El hallazgo, pese a encontrarse cerca de aguas canarias, pertenece a Marruecos, que otorgó un área de más de 11.000 kilómetros (desde la costa de Agadir) a la compañía, denominada Inezgane offshore.

Esta nueva prospección se unía a dos anunciadas recientemente que llevará a cabo Marruecos a través de las empresas ENI y Qatar Petroleum. Dichas perforaciones se producirán en la costa de Tarfaya, que se encuentra frente a Lanzarote y Fuerteventura. Esto hizo que la medida fuera fuertemente criticada por el líder de Coalición Canaria, Fernando Clavijo, que animó a las instituciones, agentes sociales y económicos y a la sociedad en general a formar un “frente canario” que proteja a las islas de los intereses del país árabe.

Las perforaciones en aguas cercanas a las costas canarias podrían tener consecuencias de gran magnitud a nivel medioambiental, por lo que el partido nacionalista canario se mostró en contra y pidió explicaciones al presidente de las islas —Ángel Víctor Torres, del PSOE— sobre si “Canarias estaba al tanto y ha participado de estas negociaciones entre España y el Reino de Marruecos”. Y aunque entonces afirmó que las aguas en las que actuarán pertenecen al país árabe, recientemente declaró en el pleno del Parlamento de Canarias que el Gobierno autonómico se oponía a estas prospecciones, aunque no se produjeran en aguas canarias, abogando por el uso de energías renovables.

Las prospecciones de Repsol de los 2000, el antecedente

La búsqueda de petróleo en aguas canarias no es algo nuevo. Ya en el año 2000, Repsol solicitó al Gobierno permiso para buscar hidrocarburos en la zona marítima de las islas. Aunque el Gobierno se lo concedió un año más tarde, los ecologistas, diferentes asociaciones de las islas e incluso el gobierno regional se opusieron en diversas ocasiones debido al peligro que suponía medioambientalmente, así como para la costa y para el sector turístico.

Repsol luchó durante quince años en los tribunales y, finalmente, recibieron la autorización para ejecutar tres sondeos exploratorios en busca de hidrocarburos en las aguas entre Canarias y Marruecos.

Ecologistas en contra de las prospecciones.

Sin embargo, los sondeos no fueron tan bien como esperaban, ya que arrojaron resultados que no hacían “comercialmente viable” la acción. Por este motivo se paralizaron las prospecciones, lo que fue celebrado por los ecologistas, ya que de haber continuado, la biodiversidad de la zona se habría visto afectada. Aun así, estas aguas y la posibilidad de encontrar hidrocarburos siguieron en el punto de mira de Marruecos, que ha aprovechado la oportunidad siete años después.

España, a favor de Marruecos

El pasado marzo, España tomó una decisión con respecto al conflicto del Sáhara Occidental al posicionarse a favor de Marruecos. El país africano proponía dotar de autonomía al Sáhara, un plan que el gobierno de Pedro Sánchez calificó como “la base más seria, realista y creíble para la resolución del contencioso”. La otra alternativa, la del Frente Polisario, consistía en un referéndum de autodeterminación, que también era la opción preferida por la ONU. La Asamblea General de las Naciones Unidas así lo pidió en la Resolución 3437 de 1979.

España, que hasta entonces había mantenido una posición neutra, se posicionó al lado del bando marroquí, decisión que podría acabar con algunos de los conflictos que ambos países mantenían abiertos como la emigración ilegal. Según confesó Aldo Olcese, experto en el mundo árabe, a elcierredigital.com, este acercamiento sería beneficioso a “medio y largo plazo”.

Otra de las disputas entre ambos países tenía que ver con la delimitación de su zona marítima. En el año 2020, el Parlamento de Marruecos aprobó dos leyes para delimitar las aguas de explotación exclusiva del país. Entre ellas se encontraban las del Sáhara Occidental.

COMPARTIR: