28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El consejero del banco marroquí Attijariwafa analiza las consecuencias que tendrá la nueva postura de nuestro gobierno sobre el conflicto del Sáhara

Aldo Olcese, economista experto mundo árabe: “El acercamiento de España a Marruecos es positivo a medio y largo plazo”

Aldo Olcese, doctor en Economía.
Aldo Olcese, doctor en Economía. / El español más condecorado por Marruecos.
España se ha posicionado a favor de Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental, calificando su propuesta de la autonomía de la región como la más “realista y creíble”. Aldo Olcese, ciudadano español condecorado por Marruecos y doctor en Economía, analiza para 'Elcierredigital.com' lo que implicará este cambio de postura para España.

El pasado viernes, España tomaba una decisión con respecto al conflicto del Sáhara Occidental al posicionarse a favor de Marruecos. El país africano proponía dotar de autonomía al Sáhara, un plan que el gobierno de Pedro Sánchez ha calificado como “la base más seria, realista y creíble para la resolución del contencioso”. La otra alternativa, la del Frente Polisario, consistía en un referéndum de autodeterminación, que también era la opción preferida por la ONU. La Asamblea General de las Naciones Unidas así lo pidió en la Resolución 3437 de 1979.

España, que hasta entonces había mantenido una posición neutra, se posiciona de este modo en el bando marroquí, lo que podría acabar con muchos de los conflictos que tiene abiertos con este país. 'Elcierredigital.com' se ha puesto en contacto con Aldo Olcese, doctor en Economía y experto en Responsabilidad Social Corporativa, para preguntarle sobre el inicio del conflicto y las consecuencias que puede tener esta decisión para España.

Olcese, además de doctor en Economía, es el ciudadano español más condecorado por Marruecos —nombrado Oficial de la Orden del Trono por Hassan II y Comendador de la Orden del Trono por Mohamed VI— y posee la Gran Cruz del Mérito Civil de España. Esto le hace considerarse equidistante en el conflicto.

- España se ha posicionado a favor del plan de Marruecos con respecto al conflicto del Sáhara, ¿podría explicar brevemente a los lectores de ‘El cierre digital’ de dónde surge este conflicto?

- Este conflicto surge hace 47 años cuando la Marcha Verde y Marruecos toman el Sáhara —entonces español— por la fuerza y lo ocupan. Desde entonces, hemos tenido una gran controversia que no se ha cerrado hasta ahora.

El Sáhara quedó en manos de Marruecos de una manera arbitraria, pero poco a poco y con el paso de los años la presencia marroquí ha sido muy positiva para el desarrollo económico y social del pueblo saharaui. Yo estoy convencido de que la inmensa mayoría de la población está muy a favor de ser una región autónoma de Marruecos, que la ha dotado de muchas infraestructuras y de mucho desarrollo en los últimos años. La verdad es que el cambio ha sido bastante espectacular.

La controversia viene de que Marruecos tomó aquello un poco a la fuerza. España tuvo que salir y no lo ha digerido muy bien desde aquellos años. Era una asignatura pendiente que de alguna manera había que zanjar.

Aldo Olcese.

- ¿Por qué Pedro Sánchez ha decidido tomar la decisión ahora? ¿Es el mejor momento para tomarla?

- A mí me parece que sí, que es un momento muy oportuno, aprovechando la guerra de Ucrania. Hay una convulsión en el mercado energético y lo que parece que justamente puede ser un peligro es, en mi opinión, una gran oportunidad. Porque aunque se está vendiendo muchísimo gas argelino, ahora que hay déficit de gas ruso, eso no afecta a España. España no tiene suministro de gas de Rusia y tiene una dependencia del gas argelino muy inferior a la que ha tenido en otros momentos. De hecho, de todo el gas español, solo un 23% depende del suministro de gas que viene de Argelia. El resto, que es muy importante, viene de los Estados Unidos, que es el mayor productor del mundo. Y hay que tener en cuenta que nosotros tenemos seis plantas de regasificación de gas, cosa que no tiene ningún país europeo.

También es verdad que Argelia está facturando muchísimo gas en este momento porque está suministrando a muchos países europeos que no pueden suministrarse de Rusia, y una buena parte lo hace a través de España. Por lo tanto, enfrentarse en este momento con la mitad de la comunidad internacional, cuando hay también una crisis profunda de Rusia, que es el gran apoyo que siempre ha tenido Argelia, pues me parece que tampoco se pueden permitir ese lujo los argelinos.

Pedro Sánchez y Mohamed VI.

- ¿Entonces cree que esta decisión no va a ocasionar mayor conflicto con Argelia?

- Creo que va a ocasionar un conflicto de tipo diplomático, de tipo político, pero no va a tener graves consecuencias económicas para nuestra población, en el sentido de que no preveo que haya cortes de suministro. A lo mejor algún pequeño encarecimiento, pero ya digo que la factura del gas de Argelia es solo el 23% de nuestra factura total.

- Al haberse posicionado España de parte de Marruecos, se podría establecer una alianza entre ambos países, ¿podría indicarnos qué significaría para España esta alianza con Marruecos?

- Una alianza con Marruecos tiene muchos aspectos positivos para España y para Europa, empezando por los temas de la emigración ilegal. No se puede contemplar una política migratoria europea exitosa, y por tanto española, sin la colaboración de Marruecos. Tampoco se puede tener una protección fiable contra el terrorismo islámico sin la colaboración de Marruecos. Marruecos es el único país del mundo árabe cuyos servicios secretos y de información facilitan información fiable a nuestros países para protegernos del fundamentalismo islámico. Hay que recordar que ellos mismos sufrieron atentados terroristas gravísimos precisamente por ayudar a occidente a defenderse de esta lacra. Tanto en Casablanca como en Marrakech. Por lo tanto, esos son también dosieres esenciales para Europa y para España, que mejorarán enormemente. No digamos la situación de Ceuta y Melilla, que van a entrar en un proceso de tranquilidad que también se merecen.

Por otra parte, España tiene cerca de 2.000 empresas establecidas en Marruecos. España y Europa tienen que hacer una campaña de penetración en África de la mano de Marruecos, que es el país más desarrollado en el centro y norte de África, presente muy activamente con un liderazgo grande en más de veinte países africanos, adonde ir por nuestra cuenta y riesgo sería dificilísimo. Es decir, que hay muchos elementos en los que ganar con esta decisión.

- El Gobierno ha expresado que va a haber ciertos compromisos por parte del Gobierno marroquí con España, pero no se han pronunciado por escrito. ¿Cree que lo llegarán a hacer?

- Yo pienso que esta nueva circunstancia debería de dar lugar a la firma de un nuevo tratado de cooperación entre Marruecos y España. Se firmó hace muchos años y ha quedado ampliamente superado. Nunca se actualizó, precisamente porque había esta divergencia sobre el Sáhara, pero yo creo que ahora se abre una expectativa muy positiva y creo que lo veremos a no mucho tardar.

Mapa del Sáhara Occidental.

- Estados Unidos, Francia, Alemania y ahora España se han posicionado a favor de Marruecos. ¿Qué significa para el Sáhara que tantos países reconozcan la autonomía?

- Para el Sáhara significa consolidar y clarificar una posición institucional que algunos países todavía ponen en duda, de región autónoma vinculada al Reino de Marruecos. Es la que tiene en este momento y la que quedaría confirmada de pleno derecho en el momento en el que la mayoría de los países del mundo y las Naciones Unidas finalmente acepten la posición soberanista de Marruecos.

Yo creo que ahora, con Francia, Alemania y España apoyando la posición de Marruecos, es más fácil que la Comisión Europea se pronuncie favorablemente y que eso incida sobre la posición de Naciones Unidas. Nada va a cambiar de facto con respecto al desarrollo de la región, porque de eso se está ocupando Marruecos y bien, como he dicho, sino que va a cambiar un poco desde el punto de vista de la confirmación de un estatuto jurídico que hoy ya tiene. Y por lo tanto, una clarificación institucional.

- ¿Argelia tomará alguna medida en contra de Marruecos?

- Puede intentar tomar medidas de tipo coercitivo. Ya las ha tomado: ha cortado el gaseoducto —que, por cierto, nos ha perjudicado a nosotros notablemente— que pasaba por Marruecos. Y por eso nos hemos buscado la vida en el gas norteamericano, y más que deberíamos hacerlo, porque con países que utilizan ese tipo de represalias es mejor no tener depositado nuestro confort ni nuestras garantías. Igual que la lucha terrorista. Un país como Argelia que no se ha caracterizado por ayudar, sino más bien todo lo contrario. Va a ser recordado como el país donde se entrenaba a los terroristas de la ETA en su momento.

- ¿Cree que el futuro de esta decisión es positivo para España? ¿Nos ayudará a establecer unas alianzas más fuertes de cara al futuro?

- Este acercamiento a Marruecos —que a su vez puede significar un despegue de Argelia— es positivo a medio y largo plazo. Porque tenemos muchos más intereses económicos con Marruecos, mucho más allá del gas de Argelia, y porque es mejor que no dependamos del suministro de un país como Argelia, vinculado a Rusia, que se comporta, como estamos viendo en la guerra de Ucrania, tomando represalias contra la vida y la hacienda de las personas. Y cuanto antes disminuyamos esa dependencia, mejor será para España.

COMPARTIR: