16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La farmacéutica catalana ha cambiado a su cúpula y ahora intenta encauzar una situación que no es crítica gracias a sus inversores VIP

Grifols estudia refundarse tras 'deficiencias relevantes' en sus cuentas que confirma la CNMV

El Cierre Digital en
/ Nacho Abia, nuevo CEO de Grifols.
La denuncia de la analista financiera Gotham City contra Grifols por falsear sus cuentas pudo haberle costado la quiebra a la farmacéutica catalana, que evitó el derrumbe gracias a sus inversores VIP. Pero tras sacar la cabeza del agua, la multinacional ha recibido un duro golpe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que ha advertido "deficiencias relevantes" en sus cuentas.

El apoyo de grandes fondos de inversión a Grifols tras la certera denuncia de Gotham City evitó la quiebra de la farmacéutica catalana, que encauzó la situación pese a sufrir unas sangrantes pérdidas que le han dejado casi sin la mitad de su valoración bursátil. 

El precio de su acción rondaba a inicios de año los 15 euros y ahora sufre por acercarse a 8, lo cual ha llevado a la familia Grífols a fichar un nuevo CEO, Nacho Abia, procedente de la japonesa Olympus Corporation, sacar de su cúpula a dos miembros de la familia, Ramón y Víctor, y dejar sin labores ejecutivas a su presidente, Thomas Glanzmann

El Gobierno, hasta la fecha, se había puesto de perfil ante el escándalo. Pero la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), obligada por las circunstancias, ha advertido en un informe las "deficiencias relevantes" que plagan las cuentas de la multinacional catalana

El organismo, al menos, no le obliga a reformular sus cuentas, pero advierte: "Estas deficiencias, si bien son complejas de valorar individualmente y por separado, en su conjunto deben considerarse significativas, en la medida que han dificultado en algunos ejercicios la capacidad de los inversores de entender adecuadamente la situación financiera, resultados y flujos de efectivo del emisor". 

Grifols ha recogido el guante, a su interés, al señalar que mejorarán su transparencia. Eso sí, son conscientes de que la CNMV les podría abrir un expediente sancionador si detectan maniobras delictivas. 

Pero no solo de hermetismo es acusada Grifols, ya que Gotham City deslizó las maniobras familiares para falsear sus cuentas y aseguró que el valor de la compañía era "cercano a cero". 

Ahora la nueva cúpula de Grifols estudia las medidas 'refundadoras' a tomar para evitar que la histórica compañía acabe quebrando, tal y como ocurrió con otra compañía española denunciada por Gotham City: Gowex. 

El escándalo del año en el Ibex35

El Ibex35 arrancó 2024 con sobresalto tras la denuncia del fondo bajista americano Gotham City contra la farmacéutica catalana Grifols, sobre la que llevaban varios años pesando algunas sombras tal y como publicamos en Elcierredigital.com

Grifols intentó defenderse asegurando que el único interés de sus adversarios era ganar dinero: "La compañía no entiende la diferente interpretación hecha por Gotham City Research a no ser que lo único que pretenda sea que, como fondo cortoplacista que es, baje la cotización de la acción tal y como ellos mismos reflejan en la página 2 de su informe, para obtener beneficios". 

Víctor Grifols. 

"Como empresa comprometida con la transparencia, integridad y conducta ética, negamos y rechazamos categóricamente cualquier acusación de prácticas contables o de información erróneas de nuestros estados financieros consolidados", añadían.  

Y explicaban que "las transacciones con partes vinculadas y las divulgaciones informadas por Gotham City Research han sido completamente divulgadas y auditadas desde 2018 e informadas al regulador español". 

"No creemos que la situación financiera sea sostenible". Con esta frase Gotham City golpeaba a Grifols, que intentó victimizarse antes de tomar algunas medidas. La primera decisión de la familia fue negarlo todo, utilizando para ello la complicidad del Gobierno de España y prensa económica (que se pusieron de perfil). 

En auxilio de Grifols salieron algunos de los principales inversores mediáticos españoles, temerosos de que su salida de la compañía convirtiera en cero su inversión. Y también salieron en defensa de la compañía algunas voces críticas con tiburones especulativos como Gotham City, que admite que actúa por su interés

Para defenderse, Grifols salió al contragolpe contra Gotham City, a la que han denunciado en Nueva York, y contrató a una agencia de comunicación conocida por las charlas políticas que celebra, Harmon. De la misma es socio el exdiputado socialista Eduardo Madina, que entre 2014 y 2021 trabajó para una agencia de comunicación, Kreab, y pasó a la compañía ahora contratada por Grifols.

Madina se encarga desde hace tres años del área de estrategia y la agenda pública de Harmon, que en los últimos años ha reclutado para sus actividades a políticos de ideologías tan variopintas como José Manuel Albares, Alberto Núñez Feijóo, Pablo Casado, Yolanda Díaz, Alberto Garzón o Gabriel Rufián.

En 2014 el político vasco Madina dejó la primera línea política tras haber liderado las Juventudes del PSE, perdiendo una pierna tras un atentado de ETA, y en 2004 pasó a Madrid como diputado en el Congreso. En esta etapa se convirtió en secretario general del grupo socialista y fue miembro de la dirección federal del PSOE entre 2009 y 2014. En este último año se presentó a las primarias para convertirse en secretario general socialista, pero fue derrotado por Pedro Sánchez.

Fue entonces cuando fichó por Kreab, en la que trabajó durante 7 años junto a Jaime Olmos, que fundó Harmon y lo reclutó.

COMPARTIR: