06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional española se ha desplomado considerablemente durante los cuatro años y medio de mandato de José María Álvarez-Pallete

Crisis en Telefónica: Pallete no frena la sangría de la 'teleco', cuya acción cae más de un 83 por ciento en diez años

/ Pallete
La multinacional española Telefónica se ha desplomado considerablemente durante los cuatro años y medio de mandato de José María Álvarez-Pallete. El portal económico Bufonia ha realizado un exhaustivo análisis del presidente de esta compañía, José María Álvarez-Pallete, que a pesar de intentar modernizar la compañía de telecomunicaciones no está siendo capaz de frenar la depreciación de la acción de la 'teleco', que ha bajado un 80 por cien en diez años. Su labor está cuestionada en el sector.

Señala el portal económico Bufonia.com,  la gestión de José María Álvarez-Pallete no pasa por sus mejores momentos. El presidente de Telefónica, criado en la 'teleco' y promocionado por el expresidente César Alierta, que hoy vive momentos muy difíciles de salud, tenía el único objetivo de profesionalizar una multinacional que bajo los designios de su antecesor funcionó como una empresa que parecía más preocupada por salvar el futuro laboral de Iñaki Urdangarin, yerno del entonces Rey Juan Carlos I,  o del exministro del PP,  Edurado Zaplana, imputado en varias causas judiciales, que de competir en un sector tan complicado como las telecomunicaciones. 

Al final de este camino de favores personales se marchó César Alierta, que alardeaba de contar en su bolsillo con un 'ladrillófono' de los que no detectan los radares del CNI y de que la única nube que conocía era las que levantan el Huerva y el Ebro en los asfixiantes veranos de su Zaragoza natal.

Para los analistas consultados por elcierredigital.com, José María Álvarez-Pallete perdió mucho tiempo en limpiar a la 'vieja guardia' de Alierta, y ahora no está siendo capaz de levantar al mastodonte telefónico. 

La acción de Telefónica pierde más del 80% de su valor 

La multinacional española Telefónica, que no deja de ser un mastodonte venido a menos, arrastra años de retraso digital. Necesitaba un revulsivo pero, sin embargo, Pallete prefirió hacer malabares y mantener la estrategia de su antecesor: lanzar balones fuera para evitar explicar por qué la acción de este antiguo monopolio valía más de 18 euros en octubre de 2010 y ahora supera por muy poco los 3 euros. 

Cabe recordar que una acción de la multinacional valía 18,135 euros el 23 de octubre de 2010. Y diez años después el valor es otro: 3,075. El desplome es de consideración: un 83,21% menos. Y la caída también es muy severa desde que Pallete cogió las riendas en marzo de 2016 de Telefónica, cuya acción superaba por entonces los 10 euros de valor. 

Desviando el tiro

Dicen los expertos consultados que "el presidente José María Álvarez-Pallete se ha puesto el disfraz de experto en el ámbito digital para evitar hablar de ese disparate llamado Telefónica, capaz de meter millonadas en negocios deficitarios como el fútbol", un terreno donde solo fuera del campo gana el productor catalán  Jaume Roures. Así como mantener casi un 10% de las acciones en un grupo de comunicación que lleva tres lustros quebrado, como es el Grupo Prisa. 

"Es cierto - aseguran en el sector- que el CEO de Telefónica no es el único que desvía el tiro con trajes dignos de Filemón. Y es que Josep Oliu, a pesar de que las acciones del Sabadell desataban las alarmas por el parqué, todavía se atrevía a presentarse ante la prensa como un reputado epidemiólogo". 

No obtante, Pallete no ha perdido el humor. Hace unos días afirmó en un congreso de directivos y aseguró sin rubor que "estamos viviendo uno de los mayores retos a los que se ha enfrentado la humanidad en la historia reciente. Las compañías debemos guiarnos por valores y responsabilidad, supeditando los intereses particulares a los del conjunto para salir como una sociedad mejor".

El CEO de Telefónica cree que hay cinco recetas para lograrlo y todas ellas tienen que ver con mimar a la tecnología: "Impulsar la digitalización para una sociedad y una economía más sostenible; abordar las desigualdades invirtiendo en las aptitudes digitales; construir una conectividad inclusiva y sostenible; garantizar una competencia justa mediante la modernización de los marcos fiscales, regulatorios y de competencia; y mejorar la confianza mediante un uso ético y responsable de la tecnología".

Pallete.

Sin embargo, el presidente de Telefónica se guardó en su chistera otras cinco recetas tecnológicas que funcionan en el mundo y que pasamos a resumir: utilizar la tecnología para destrozar doscientos años de conquistas sociales; hacernos todos repartidores de empresas que no pagan impuestos; volver al Medievo; no reconocer que medio sector vende humo; y utilizar la jerga tecnológica para asustar a los aspirantes a inversor que han perdido la referencia de que están tirando sus ahorros en los bonos basura que dispensan algunas grandes empresas.

No todo es malo

El plan que presentó Telefónica para el periodo 2019-22 demostró que al menos el equipo de Pallete sabe por dónde tienen que ir sus pretensiones: centrarse en solo cuatro mercados, romper con algunos negocios ruinosos en Latinoamérica, poner en marcha un nuevo modelo operativo para ahorrar y lanzar tanto Telefónica Tech como Telefónica Infra, que llegan ya diez años tarde.

Según los expertos consultados por elcierredigital.com , "sea como fuere, Telefónica se ha convertido en un diplodocus que va a ser difícil de encauzar. Es necesario que Pallete aparque sus papeles de actor como 'profesor de informática' y se dedique de una vez  a dar valor al accionista. Que ya es hora", señalan.

COMPARTIR: